Arxiu diari: 9 d'octubre de 2023

HA FALLECIDO CESAR JOSÉ SALVO GARCÍA CRONISTA OFICIAL DE VILLAR DEL ARZOBISPO

PUBLICO AQUÍ UN ARTÍCULO SUYO EN EL QUE NOS CUENTA ALGUNAS DE SUS ACTIVIDADES

UNA DÉCADA DE LA CRÓNICA VILLARENCA: LUCES Y SOMBRAS

CÉSAR SALVO, CRONISTA OFICIAL DE VILLAR DEL ARZOBISPO

Fui nombrado Cronista Oficial de Villar del Arzobispo en marzo de 2011. Ese mismo año me asocié casi de manera paralela, a la Asociación de Cronistas Oficiales del Reino de Valencia (ACORV) y a la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales (RAECO). Ese mis­mo año y en el mes de noviembre participé en el XXXVII Congreso de RAECO celebrado en Valencia, y como era el Año de Juan de Ribera, presenté en mi debut una comunicación titulada La segregación de la Iglesia de El Villar de la de Chulilla, cuyo protagonista fue el propio Juan de Ribera, a la sazón Arzobispo de Valencia y Señor de El Villar.

Antes de mi nombramiento contaba con pequeño bagaje de trabajos de “cronista”, entre los más significativos:

Llinatges valencians en El Villar del Arzobispo.Actes del IV Col.loqui d’Ono­màstica Valenciana, pp. 947-972. Ed. Denes, Ontinyent, 1997.

Edición del libro Linajes Valencianos en el Villar (1324-1994), Ayuntamiento de Villar del Arzobispo, 2000.

Creación de la Ruta Cultural La Huella del Hombre. 2003.

Edición de dos trípticos y un desplegable turísticos: La Huella del Hombre y Ruta Monumental; el desplegable con el lema Villar del Arzobispo: villa real y eclesiástica. 2004.

Sobre la Guerra civil española en El Villar. Congreso Interna­cional Land­scapes of War. Valencia, 2009.

El parlar xurro dins l’obra de teatre “La rosa del molino” i estat de la parla villarenca al segle XXI. I Jornada sobre els altres parlars valencians, València, 2009. Ed. Denes, Valencia, 2010.

Edición del libro Crónica de la guerra civil en el Villar. Ayuntamiento de villar del Arzobispo, 2010.

A partir de mi participación en ese Congreso RAECO de Valencia, la labor de Cronista se propulsó de manera un poco frenética. En primer lugar, me puse a ordenar el Archivo Vicente Llatas Burgos, que llevaba 40 años igual que lo entregó su dueño en 1978. Esto es, con numerosas signaturas que contaban con diferentes documentos de variada temática y en diver­sos soportes escritos (manuscritos a lápiz, a bolígrafo o meca­no­gra­fiados, fotocopias y Progra­mas de Fiesta íntegros), lo que provocaba a veces infructuosas búsquedas de los materiales en una catalogación que resultaba a todas luces insuficiente y enmarañada. Desafor­tuna­damente y después de un año (2017) de haber contado con un Archi­vero de carrera (el recordado Andoni León) no pudimos culminar el trabajo y se llegó únicamente a despedazar las dichas signaturas y encarpetar temáticamente los materiales en sendas cajas; en la actualidad se está a la espera de una partida presupuestaria que permita encuadernar los materiales de estas carpetas, con las tapas originales en cartoné burdeos de las signaturas despedazadas que se guardaron, y signar­las de nuevo, de manera que se pueda realizar una búsqueda más rápida y fructífera. En 2018 se inauguró el Archivo Histórico Municipal (está todavía a la espera de que se añada el nombre de su creador Vicente Llatas Burgos), en unas nuevas instalaciones fuera del Ayuntamiento, que cuenta con cuatro archivos diferentes: el de Vicente Llatas Burgos, el del Padre Belenguer (religioso local), el de Arte Moderno (IVAM y Museo San Pío V) y el Archivo personal de quien esto escribe (en una primera entrega hay ya más de 200 documentos signados y otros tantos libros, pues puntualmente hago entrega de materiales que van engrosan­do la donación); únicamente queda a la espera el traslado de los materiales del Archivo Rafael Pérez Contel (escultor local que fue uno de los primeros docentes de Arte en los Institutos de Secundaria españoles), que se halla en otro edificio municipal.

El siguiente objetivo que me planteé fue la consecución del Museo Arqueológico de Villar del Arzobispo y Comarca (MAVAC), un nombre que atiende al deseo del insigne primer cronista de la villa, Vicente Llatas Burgos. El comienzo fue destinar, en 2013, un espacio municipal (una aula del antiguo instituto) para albergar las cuatro colecciones con las que se contaba (las de Vicente Llatas Burtgos, Francisco Sayas Sebastián, José Moreno López y César Salvo). Previamente, habíamos creado un Aula Arqueológica en el Archivo Rafael Pérez Con­tel, donde fu­eron acumulándose hasta 50 cajas de materiales arqueológicos, signados con un cartel con el nombre del yacimiento y donante que, gracias al trabajo de los becarios asignados pudimos catalogar fotográfi­ca­mente y posteriormente de manera detallada por los arqueólogos Josep Burriel y Juanjo Ruiz. En 2014 realizamos – a partir de la Carta Arqueológica de Llatas Burgos- el primer MAPA ARQUEOLÓGICO de Villar del Arzobispo (que ahora se exhibe en el MAVAC), y dos años después llevamos a cabo una ExpoMAVAC, en la Sala de Expo­siciones Rafael Calduch, con piezas restauradas de diversas épocas, todas ellas perte­necientes a la Colec­ción Museográfica Munici­pal, y restauradas (producto de varias donaciones, además de los materiales que quedaban del propio cronista, en más de un 70% desaparecidos) por medio de una subvención de bienes muebles de la Diputación. Este proyecto culminó el pasado 23 de julio con la inauguración “informal” para autoridades y donantes de objetos arqueológicos, en las instalaciones de las aulas de FP del Antiguo Instituto (que, recientemente se inauguró como Cen­tro Polivalente “Instituto Viejo”), para eventos socio-culturales, deportivos y educativos. Un proyecto que estuvo extrañamente paralizado más de siete años (recordar que fue en el Congreso de Burgos de 2014 donde pre­sen­té el proyecto) y que finalmente ha visto la luz.

Paralelamente, y después del descubrimiento llevado a cabo por nosotros, en 2012, de los restos de una villa romana, que fue denunciada en la Dirección General de Patrimonio de la Generalitat Valenciana con el nombre de Villa Salvo, me dediqué a recabar ayudas y subven­ciones para acometer una excavación de urgencia que, después de muchas vicisi­tudes adversas no se pudo llegar a buen puerto. En 2016 y con el cambio de legislatura, el nuevo equipo de gobierno apostó por un pequeño proyecto de excavación de bajo presupuesto (algo menos de 10.000 €), que tuvo lugar en agosto de ese año y culmino con la salida a la luz del “balnea” familiar de la villa, datada en el siglo I d.C. Actualmente se está todavía en conversaciones con los dueños del terreno agrícola y poder adquirirlo para el municipio. Su situación, a escasos 600 metros del casco urba­no y combinado con la creación del MAVAC supondrá un importantísi­mo reclamo de turismo cultural para El Villar. Fue precisamente definiendo el proyecto de la Ruta Cultural La Huella del Hombre, en 2003, cuando cerré el cerco sobre el punto donde se situaría la villa que ya buscó Vicente Llatas Burgos en los años 60-70 del pasado siglo. La villa se sitúa en la partida de la Hoya, las tierras más fértiles y cercanas, situadas al sur del pueblo, un territorio de más de 12 km2 que va desde la carretera de Valencia hasta la de Losa del Obispo. Extenso territorio que estuve prospectando en superficie más de ocho años, con resultados más que satisfactorios, pues encontré indicios suficientes (pieza de labrum, pieza de prelium, basa de columna, clave de arco, y numerosos opus spicatum, además de fragmentos de doliae y tegulae; además de la existencia previa de un contrapeso de torculario) como para pensar en la existencia de una villa rústica en algún punto de esa zona. En marzo de 2012 visitaron el embrión del Museo la responsable del Museo de Prehistoria (Dª Helena Bonet), acompañada de Dª Rosa Albiach (experta en villas romanas), y después. Es obvio que en la visita también entraba el recono­cimiento de la zona que nos ocupa, pues era ese mi objetivo principal; después de prospectar una veintena de bancales alrededor del hito nº 1 (contrapeso de torculario). El último bancal en inspeccionar fue la parcela que nos ocupa y cuyos restos hallados en superficie habían visto previamente en el Archivo Vicente Llatas Burgos antedicho. Entre la arqueóloga y nosotros llenamos dos bolsas de nuevos restos encontrados entre las hierbas esa mañana. De manera que al terminar la inspección y ante mi determinación a que se realizase una prospección arqueo­lógica, Rosa Albiach me dijo: «Si hubiese una villa se debería probar a excavarpor aquí«; fue como la puntilla que necesitaba para reafirmarme en la idea de realizar unas catas arqueo­lógicas, pues a esas alturas estaba ya completamente convencido de que bajo la tierra ahora inculta y poblada de hierbas altas yacía en silencio una vivienda de época romana.

Después de enterarme en el Ayuntamiento de los propietarios del campo (parcela 493 del polígono 4), me puse en contacto con los dos hermanos herederos de la propiedad de un tío materno; mientras el más joven no opuso excusa alguna en que se realizaran varias catas de un metro cuadrado en diferentes puntos, el más mayor se opuso de plano desde el primer momento arguyendo que quería plantar una viña para elaborar vino propio; tras varios intentos fallidos y corriendo ya el mes de junio.

También, en 2011 creamos el blog Archivo Vicente Llatas Burgos (archiv­o­vicen­te­llatasburgos.com), con un contenido variado de fotografías y publicaciones puntuales (más de 100 artículos hasta ahora de diver­so contenido: histórico, patrimonial, musicológico, cultural, social…).

En 2015 organizamos una parte de la Asamblea de Cronistas Oficiales del Reino de Valen­cia (consta de 3 días, uno en Valencia y dos en pueblos de la CV) en nuestro municipio, donde pronuncié una conferencia sobre la vida y obra de nuestro ilustre predecesor, que acabó siendo publicada en formato libro por el Ayuntamiento de Villar del Arzobispo con el título Biobibliografía de Vicente Llatas Burgos. Ese mismo año pronuncié una Conferencia titulada El Palacio Prelacial de El Villar, en el propio edificio del Palacio, ante un nutrido público de paisanos.

Paralelamente, ese mismo año, comienzo la donación de mi archivo personal para que forme parte del Archivo Histórico Municipal (cuenta en la actualidad con más de 100 signaturas y sigue creciendo). En 2016 comienza la redacción del P.G.O.U. donde trabajamos en la catalogación de protec­ción de bienes patrimoniales, tanto del casco urbano como del suelo de todo el término municipal (37,5 km2.). En 2017 trabaja­mos en la petición para el Carnaval de Villar de la “Declaración Fiesta de Interés Turís­ti­co Comunitaria” frente a la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, final­men­te conseguida en 2019.

En noviembre de 2016 organicé las III Jornadas de Hablas Churras en El Villar, potenciando así los estudios que desde hace una década se llevan a cabo por diferentes estudio­sos de esta peculiar forma de halar que en el caso de El Villar es claramente de ascen­dencia valenciana con numerosos aragonesismos y –lógicamente- con el paso del tiempo llena de cas­te­lla­nis­mos. Un grupo comarcal en el cual me incluyo estamos ela­bo­­ran­do un Atlas Lin­güístico del Churro en La Serranía, que así se llama nuestra comarca.

Paralelamente hemos confeccionado varios informes para la recuperación de algunos elementos de nuestro Patrimonio Histórico-Cultural, como la fuente de San Vicente (tardo­gótica) y otros de protección como la Declaración en 2018 del “Casco Histórico Tradicional” como BRL, en el barrio medieval de la población, y la declaración como BIC del escudo de armas de D. Jorge de Austria del Palacio Prelacial.

Antes de ser nombrado Cronista solo tenía tres comunicaciones presentadas a tres eventos en los que participé con temas de mi pueblo:

Llinatges valencians en El Villar del Arzobispo.Actes del IV Col.loqui d’Ono­màstica Valenciana, pp. 947-972. Editorial Denes, Ontinyent, 1997.

Crónica de la Guerra civil en El Villar. Congreso Internacional Land­scapes of War. Valencia, 2009.

El parlar xurro dins l’obra de teatre “La rosa del molino” i estat de la parla villarenca al segle XXI. I Jornada sobre els altres parlars valencians, València, 2009. Ed. Denes, Valencia, 2010.

Después de mi nombramiento como Cronista he participado con la presenta­ción de comunica­ciones en todos los congresos de RAECO y en todas las Asam­bleas de ACORV (ordinarias y extraordinarias), además de en otros eventos académicos y alguna que otra conferencia. Entre todas ellas destacaría las siguientes, todas de temática histórica:

La segregación de la Iglesia de El Villar de la de Chulilla, pp. 467-478. Actas del XXXVII Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales. Valencia, 2012.

Aproximación histórica a la evolución del poblamiento en El Villar, I Con­gre­so de Arquitectura rural y Patrimonio de La Serranía, Tuéjar, Alpuente y Villar del Arzobispo, 2015. Ed. Tradiarq, 2015, pp. 402-409.

El Palacio Prelacial de El Villar, Actas del LXI Congreso de la Real Asociación de Cronistas Oficiales. Diputación de Jaén, 2015, págs. 527-538.

El Museo Arqueológico de Villar del Arzobispo y Comarca, Actas del LXII Congreso de la Real Asociación de Cronistas Oficiales. Diputación de Bur­gos, 2017, págs.

Prospección, hallazgo y excavación de una villa romana, Crònica de la XXXI Assemblea de Cronistes Oficials del Regne de València, El Puig, 2016.

Villar de la Libertad y México. I Encuentro Internacional de la Crónica, Cancún (Quintana Roo, México), 2017.

La Alcazaba medieval de Lo Vilar de Benaduf, Actas del LXIII Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales. Diputación de León, 2018, págs. 689-702.

Villar del Arzobispo a caballo entre dos siglos. Assemblea de Cronistes Oficials del Regne de València, Alfafar, 2017, págs. 173-184. Alfafar, 2019.

Villar de la Libertad: un pueblo en la retaguardia del frente de Teruel. I Jornada sobre Guerra Civil y Memoria Histórica en La Serranía, Ayunta­miento de Villar del Arzobispo, 2018.

L’advocació a Sant Vicent Ferrer a Lo Vilar de Benaduf, Llíria, octubre 2019. Assemblea de Cronistes del Regne de València.

Y, además la publicación de dos libros:

Biobibliografía de Vicente Llatas Burgos. Ayuntamiento de Villar del Arzo­bis­po, 2015.

La advocación a San Vicente Ferrer a Lo Vilar de Benaduf. Ayuntamiento de Villar del Arzo­bis­po, 2019.

Asimismo, en 2017, participé en el Primer Encuentro Internacional de la Crónica, celebrado en octubre de ese año en Cancún (Quintana Roo, México), junto a siete cronistas españoles y al año siguiente, en el Primer Foro Internacional sobre Fray Antonio Margil de Jesús, celebrado en marzo de 2018 en Guadalupe (Zacatecas, México); en la actualidad estoy preparando el II Foro Internacional sobre este desco­nocido franciscano valenciano, que se celebrará el 8 de octubre en la ciudad de Valencia, después de haber sido suspendido en dos ocasiones por la pandemia.

            Por último decir que he colaborado con Sandra Mínguez en la creación de una ruta Cultural a propuesta mía:

Villar de la Libertad: espacios de memoria.Ayto. de Villar del Arzobispo, 2016.

Y que participo, desde hace unos cuatro años como narrador temático (el año pasado versó sobre la llegada del agua al pueblo por parte de los musulmanes del antiguo Benaduf) en el Paseo Musical anual, que inicia los actos del Otoño Musical que lleva a cabo la Unión Musical Santa Cecilia, de la cual soy en la actualidad Subsecre­tario.

Por otra parte, en estos diez años que han pasado como un soplo de viento, decir que fui nombrado en 2018 Académico Correspondiente, por la Real Academia de Cultura Valenciana y Director Honorífico del MAVAC por el Ayuntamiento de Villar del Arzobispo en 2021.

En 2019 organicé una Jornada Vicentina por el Aniversario del nacimiento de Vicente Ferrer, en colaboración con el Departamento de Filología Valenciana y fruto de ese evento se publicó un librito con el título de L’advocació a sant Vicent Ferrer a Lo Vilar de Benaduf, del cual soy autor.    

Hasta aquí, lo que podríamos llamar las LUCES de esta década “prodigiosa”, en la cual también han habido sombras, que no son otras que haber sufrido por dos veces la violación del derecho a la libertad de expresión, un derecho que se contempla en el Artículo 20 de la Constitución Española (capítulo segundo sección primera). Comentaré un poco del tema.

Cada año se organizan las fiestas de Agosto con un Comisión formalizada por las personas nacidas o habitantes del Villar que cumplen 40 años. Desde los años 50 del si­glo pasado, es costumbre que el Cronista participe con un artículo en el Libro de Fiestas, que se edita con la participación de numerosos anunciantes y por el Ayunta­miento. Desde 2013 he participado en el mismo; para el primero, elegí el tema  “El Ar­chi­vo de Vicente Latas Burgos”, del cual soy Archivero desde 2015; y así sucesi­vamente hasta que en 2017 fui censurado por primera vez con la mayor de las impuni­dades. Aunque, todo empezó con el artículo de 2016 que titulé “¡Oye Villar mi aflicción!”, en el cual me afligía por la pérdida reciente de dos fuentes emblemáticas de nuestro pueblo (la de Remundo, en honor a D. Raimundo Gastón, el obispo de Valencia que en 1324 nos concedió la carta-puebla; y la de Cabiscol, deformación de “capiscol”, encargado del coro, que gobernaba el canto llano.). Ambas tienen origen medieval y ambas eran medicinales, la primera buena para las afecciones renales y la segunda para las dolencias estomacales y del hígado. Ambas también, se sitúan en la margen izquierda de la rambla del Villar y fueron muy afectadas por la industria minera a cielo abierto establecida en los años 60 del pasado siglo: la primera porque una mina situada sobre el paraje de la fuente llegó hasta el nivel freático y el agua dejó de manar en la fuente para hacerlo en la mina; la segunda, porque al estar junto al cauce fue colmatada por los escombros de inertes que las lluvias arrastran hasta la rambla. Creo, sincera­mente, que como villarenco y Cronista tenía motivos para llorar mi aflicción.

Llegó 2017 y la Comisión de ese año, queriéndose adelantar a los aconteci­mientos me encargó explícitamente el tema del artículo: debía hablar del “churro”, ha­bla autóctona de nuestra comarca La Serranía y de territorios colindantes que beben del valenciano, aragonés y castellano. Y así lo hice, titulé el artículo “El churro está de moda”. Pero, para hacerlo introduje el tema diciendo “En el artículo del año pasado me afligía mucho la pérdida de un patrimonio natural e histórico cual es la desaparición de dos de las fuen­tes emblemáticas de El Villar; sigo afligido, sobre todo por la amplia­mente demostrada poca aflicción de mis convecinos y paisanos… Hoy, no obstante, escribo sobre un hecho también patrimonial pero en sentido positivo: el resurgimiento del interés por nuestra particular forma de hablar”. Mentes cavernícolas impidieron la publicación, aduciendo que quitara este párrafo introductorio, a lo cual me negué.

En 2018 no se me invitó a participar en el Libro de Fiestas, que no obstante incluyó un artículo sobre las “aguas” en el pueblo  que no hablaba de estas dos fuentes históricas. En 2019 de nuevo se me invitó a participar, de nuevo con el tema propuesto por la propia Comisión de Fiestas. Titulé el artículo “San Roque, Patrón del Villar. Y unas notas sobre la indumentaria Villarenca”. Bueno, pues resulta que nuestro pueblo tuvo una ermita dedicada a San Roque (uno de nuestros patronos, junto a San Vicente Ferrer), un edificio construido en la segunda mitad del siglo XIX y bajo el cual a principios del siglo XX se situó una mina en galería; de manera que debido a grandes “temporales de lluvia copiosa de los días 8 y 9 de octubre de 1921 (lo que ahora se llama “gota fría”), la preciosa ermita sufrió algunas fracturas en su estructura y de hecho su muro trasero cayó por completo, al igual que la techumbre”; pues bien, este hecho pareció no gustar a algunas gentes de la Comisión y en votación democrática decidieron que el artículo no se publicase.

Y, para finalizar, añadir que he sido distinguido en cuatro ocasiones en mis dos visitas a México, como:

Visitante Distinguido Gobierno del Estado de Zacatecas (México), 2017.

Visitante Distinguido Ciudad de Guadalupe (Zac., México).Ayuntamiento de Guadalupe, 2017.

Distinción TEPUZTLAHCUILLOLI Academia de Historia Regional de Texcoco (México), 2017.

Huésped Distinguido Ciudad de Texcoco (México).Ayuntamiento de Texcoco, 2018.