Arxiu de la categoria: General

MAÑANA SAN ANTÓN

FRANCISCO SALA ANIORTE, CRONISTA OFICIAL DE TORREVIEJA

Hay una frase popular que dice: “el día de San Antón, salen las viejas del rincón”, y “las cinco con sol”, y otro augurando que “hasta San Antón fiestas son” o, concretando aún más, “hasta San Antón Pascuas son”, refiriéndose a la prolongación de la fiesta de la Epifanía.  En Torrevieja, el día de San Antón era el disparo de otra festividad popular: las festividades carnavalescas.

Es el santo de los animales de compañía y también el patrón benefactor al que se han acogido aquellos que habían sufrido amputaciones, los tejedores de cestas, los alpargateros, los fabricantes de cepillos, los carniceros y charcuteros, los sepultureros, los ermitaños, los porquerizos, los que sufrían eczemas, epilepsia, ergotismo, erisipela u otras enfermedades dermatológicas.

El santo protegía a las familias del trueno, de la rabia, de los brujos, brujas y de todo tipo de accidentes. Pero la vinculación más relevante se estableció entre San Antón y el denominado ‘fuego sagrado’, ‘fuego del infierno’ o ‘fuego de San Antón’, nombre éste que se la daba a una enfermedad que se contraía por intoxicación alimentaria, producida por un hongo parásito del centeno, el cornezuelo, que envenenaba la sangre, causando estragos en otras épocas.

La celebración de San Antón, llegó a Torrevieja procedente de las poblaciones de Orihuela y Elche, lugares donde siempre ha celebrado esta fiesta que terminaba con la rifa de un cerdo.

En Orihuela la fiesta de San Antón se remonta al año 1675, según data el deán Julio López Maymón. Desde el último tercio del siglo XVIII se hacía la rifa de un cerdo, al principio por el sistema de cédulas, escribiéndose el nombre del posible agraciado. El sorteo nació con la intención de dedicar las ganancias, una vez descontados los gastos, al culto del Santo y a la conservación de la ermita y otras dependencias como la habitación del capellán y «departamento oficial para el Señor de San Antón», canónigo designado para tal cargo por el cabildo catedralicio.

En Elche la festividad de San Antón se celebra en el popular barrio ilicitano que lleva el nombre de este santo. La tradicional coca de San Antón, la bendición de los animales o la populosa romería del santo, confieren a estas fiestas un carácter muy emotivo para el conjunto de la ciudad de las palmeras, siempre con un ambiente festivo que invita a disfrutar. Desde la iglesia parroquia de San Antón sale el santo en romería hasta la cercana ermita de San Antón, en el huerto del mismo nombre, donde se celebra el tradicional almuerzo y se festeja el día del patrón del popular barrio ilicitano siendo una de las romerías más antiguas y populares de Elche. Este año, por la situación sanitaria, no habrá romería y los actos en honor a San Antón han vuelto a quedar reducidos, aunque permanecen adornados en su honor los balcones.

Dulces típicos de esta fecha son las bolas de San Antón. La receta de las ‘bolicas’ de caramelo se realizaba con ingredientes sencillos: azúcar, agua, esencia de bergamota y ‘cremor tártaro’. Los esféricos dulces podían tener color rojo, si se les añadía fuchina, o amarillas, si el caramelo se había cocinado sin tintes alimentarios, como la bandera de la Corona de Aragón. El sabor no variaba según el color. También era costumbre en estos días comer “pan de novia”, corazón de palmera y palmitos.

A principios a mediados del pasado siglo XX Torrevieja comenzó a sufrir el proceso de industrialización de las salinas, el principio del desarrollo turístico, el éxodo muchos de sus habitantes en busca de un trabajo fuera del pueblo y algunos fuera de España, lo que supuso la desaparición de esta celebración quedando truncada la fiesta. En el año 1961, todavía era jornada medio festiva, cerrando el comercio sus puertas por la tarde para sumarse a su celebración yendo todos a merendar al campo cercano o a las playas.

El poeta torrevejense, Salvador Aguirre, le dedicó, en 1908, una graciosa composición a las dulces bolas de caramelo que se tomaban en ese tan señalado día:

“LAS BOLAS DE SAN ANTÓN

El diecisiete de Enero llevo / en mi memoria frágil y añeja, / y se que al cabo llega de nuevo / lo que de antiguo costumbre vieja.

Todos los años traen esas rachas / de que el dulce ‘reondo’ ser la afición, / y los muchachos y las muchachas / chupan las bolas de San Antón.

Tiene este salto de simpatías / tal privilegio, tal poderío, / que sí á alguien faltan por estos días / las santas bolas, se tira al río.

Por ellas hay ruidos, trastornos… / y es tan ardiente la tal pasión, / que hasta los pueblos de los contornos / llegan las bolas de San Antón.

Es lo primero que hay en la tienda, / no hay quien por ellas no se preocupe, / no hay confitero que no las venda, / ni hay una boca que no las chupe.

Son tan redondas y tan sencillas, / tan digestivas y dulces son, / que los chiquillos y las chiquillas / chupan las bolas de San Antón.

Son color sangre, color de labio; / igual que bocas de niñas vivas; / y han de besarse sin un agravio, / y son por eso tan llamativas.

Les vale tanto ser encarnadas, / (del color mismo del corazón) / que las solteras y las casadas / chupan las bolas de San Antón.

Es tal la fama que van logrando / y es tanta gente la que persuaden, / que en muchas partes las van buscando, / y á media España creo que ya invaden.

No sé si llegan al extranjero; / más crece tanto esta afición, / que vendrá un día que el mundo entero / chupará bolas de San Antón.”

¡Viva San Antón! ¡Felices fiestas!

Fuente: https://www.facebook.com

DEL XAVO NEGRE AL BIZUM

ALFRED BERNABEU, CRONISTA OFICIAL D’ONTINYENT

Els   xiquets   nascuts   a   finals   dels   cinquanta   i   principis   dels   seixanta   -coneguts com els baby-boomers- van ser la primera generació que va créixer junt a la televisió amb programes infantils com los Chiripitifláuticos- i que encara jugava pels carrers que començaven a ser envaïts per un creixent parc automobilístic. En pocs anys, Ontinyent va  passar   de   comptabilitzar   210   cotxes   en   1963   a   tindre   1.380   en   1968.   En   aquell temps,   el   pis   de   la   plaça   de   José   Antonio   -que   tots   coneixíem   amb   el   nom   de   Sant Domingo- no estava pavimentat -era de terra- i aprofitava per a jugar a  l’estacauret, a trompa i a xavos negres.

Els xavos negres o joc de flendi -com el defineix el Diccionari de la Vall d’Albaida- consistia a traçar un rotgle  a terra i posar-los dins. Els participants amb altres monedes o  dolles els  havien  de   traure   fora   d’este  espai   marcat  i  s’apropiaven  d’elles.  Recorde vagament   aquells   xavos   de   coure,   envellits   pel   pas   del   temps,   que   no   tenien   valor monetari,   perquè   havien   estat   retirats   de   la   circulació   en  octubre   de   1941   i   van ser substituïts   per   altres   fabricats   amb   alumini   de   mala   qualitat   amb   la   mateixa equivalència de cinc i deu cèntims de pesseta. Aquells xavos negres, coneguts també com a “perras gordas”, van passar a la història de la numismàtica.

L’auelo Alfredo   -que,   entre   altres   ocupacions,   havia   sigut   comptable-   feia referència a estes monedes de cinc cèntims o perretes amb l’expressió següent: “això no val ni un gallet”. Cert, a finals de la dècada dels seixanta poca cosa podies comprar a ca Joaquinet amb un xavo de deu cèntims, sí de cas un minúscul palet de regalíssia.

La generació del baby-boom -i  les anteriors- estava acostumada  a utilitzar les monedes   fraccionàries   de   la   pesseta,   entre   elles,   els   dos   quinzets   (25   cèntims, dos reales). Quan en gener de 2002- ara fa just vint anys- es va introduir una nova divisa, l’euro-   ja   estava     habituada   a   l’ús   dels   cèntims   als   quals   els   més   joves   s’hagueren d’adaptar.

Com ja saben, l’adopció de l’euro va provocar una inflació de productes i servicis mentre que els salaris es van mantindre. En el bars començaren a arrodonir els preus, la  tassa   de   cafè   va   passar   de   100   pessetes  (que   equivalen  a   60   cèntims)   a   un  euro. Recorde   que   les   meues   filles,   unes   xiquetes   que   els   diumenges   anaven   a   comprar “chuches”   al   quiosc,   s’adonaren   de   l‘increment   dels   preus;   constataren   que   les   deu pessetes del iaio Pepe (sis cèntims) ja no eren suficients per adquirir-les, perquè valien deu cèntims.

És clar que també hi hagué factors positius en la seua implantació. Eixe mateix estiu de  2002 vaig viatjar  amb cotxe  per Europa  i vaig tindre  la satisfacció de  poder pagar en les gasolineres i tendes amb la mateixa moneda que utilitzava ja de manera habitual a Ontinyent. Un gran avantatge i quina comoditat!

En estos últims anys hem sigut testimonis d’una accelerada transformació  amb la desaparició -per fusió- d’entitats bancàries que havien dominat el mercat financer. Les   conseqüències   les   sabem:   tancament   d’oficines   i   milers   d’empleats,   despatxats. Cada   vegada   la   presencialitat   del   client   en   una   sucursal   es   fa   més   difícil.   En  alguns bancs fins i tot s’ha suprimit el lloc  de  caixer que  t’atenia de manera personal i que permetia pagar rebuts o factures. També has de demanar cita per acudir a l’oficina a qualsevol gestió. És cert que tenim a la nostra disposició caixers automàtics i una banca digital, però a la gent major li costa…

Els estudis de mercat mostren que cada vegada es paga més per via de targeta, en especial, els més joves. La moneda o bitllets en efectiu tenen  menys ús. La transició a  la   banca   digital   és   imparable.     No   tenim   més   remei   que   adaptar-nos   a   la   nova situació. Per la meua banda,  he hagut d’encetar este camí i he tingut la sort de poder comptar amb el tutoratge personal de l’oficina nº 7 de Caixa Ontinyent. En particular, li estic   agraït   a   Javier   Garcia   per   solucionar   els   meus   dubtes   digitals   que   permeten resoldre a distància gestions que abans havies de realitzar presencialment.

Vull finalitzar l’article recordant a l’auelo Alfredo que, quan érem uns xiquets, ens repartia una pagueta setmanal, que ell anomenava “un empelt”. Estic segur que, si visquera, ara ens faria un Bizum.

Fuente: https://loclar.es

CARDELLS DEFIENDE EN EL ATENEO LA CONTRIBUCIÓN DE MARCO POLO

El I.P. del proyecto “los mitos como generadores de identidades territoriales”, el profesor FRANCISCO CARDELLS (CRONISTA OFICIAL DE MELIANA), ha defendido la imagen de Marco Polo (1254-1324) como exponente de la burguesía del renacer medieval en el Ateneo Mercantil de Valencia mediante una conferencia del ciclo 2021-22 titulada “un viaje tan largo como el mundo” que ha sido retransmitida on line en directo.

El Ateneo Mercantil, ubicado en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, es un elemento crucial de la sociedad civil valenciana que surgió en 1879 y cuenta en su haber haber promovido la famosa Exposición Regional Valenciana de 1909 motor de la economía de buena parte del siglo XX.

Descubrimiento de oriente

Para EL INVESTIGADOR de la Universidad Católica de Valencia el personaje de Marco Polo se considera “como un referente del renacer medieval, un mercader que fue osado y abrió la posibilidad de nuevos mundos en el comercio” y que dio a conocer “ciudades populosas y avances extraordinarios como el papel moneda o grandes infraestructuras”.

Marco Polo, mercader veneciano que impulsó la ruta de las especias, viajó no sólo a Constantinopla sino que se convirtió en un fiel emisario del Kublai Khan, nieto del gran Gengis Khan, y con su salvoconducto recorrió buena parte del continente asiático y bordeó oceanía.

Un libro exitoso

El personaje de Marco Polo se conoce a través de la obra el Milioneo Libro de las Maravillas que constituyó un filón para los estudiosos posteriores y despertó la imaginación de la baja edad media. Para CARDELLS “esta obra, que se escribe por circunstancias sorprendentes, al dictado a un compañero de prisión llamado Rusticelo da Pisa, resulta fundamental para que el legado de Marco Polo se haya extendido entre sus coetáneos y a través de los siglos”.

El libro de las Maravillas, más allá de lo legendario de algunos episodios, alcanzó más de cien copias en apenas unos lustros y fue empleado hasta por navegantes como el mismo Cristóbal Colón doscientos años más tarde. El testimonio de caníbales en Sumatra, corales en Cachimira o la suntuosidad del palacio de Xanadú, dieron la vuelta al mundo y permanecieron para siempre en la mente los lectores.

Fuente: https://blogs.ucv.es

MOIXENT, MUCHO MÁS QUE EL ‘GUERRER’

CARLES SAUS

En el término municipal de Moixent se halla la necrópolis del Corral de Saus, de los siglos V a III a. C. Se trata de un yacimiento ibérico con una extensión de más de 500 metros cuadrados, de alto valor patrimonial, descubierto en 1971 durante la realización de tareas agrícolas con tractor. Se encuentra a unos 8 kilómetros del núcleo urbano, cerca de la autovía A-35, en la partida de Les Ventes y a los pies del monte Castellaret de Baix, donde se asentó el poblado ibérico de Carmoxen.

Las excavaciones realizadas por la Diputació de València des del descubrimiento del yacimiento han permitido el hallazgo de múltiples tumbas cuadrangulares de grandes dimensiones, con paredes de piedra seca y encachado tumular, una gran tumba con tres gradas de sillares escuadrados, tumbas en hoyo protegido con piedras y tumbas en caja rectangular revocada.

En 2008, la Secció d’Estudis Arqueològics (SEAV) de la Diputació de València publicó un libro que recoge los restos arquitectónicos, piezas cerámicas y esculturales descubiertos en la Necrópolis. En 400 páginas, JOSÉ APARICIO PÉREZ (CRONISTA OFICIAL DE ANNA) recoge, pieza a pieza, más de 150 elementos que integraban monumentos arquitectónicos y esculturas humanas y animales. Entre las figuras destacan las Dametes de Moixent, la cabeza y el cuerpo de la Sirena de Moixent, los restos de un león, las garras de varios animales carnívoros y el pico de un animal exótico, entre otros.

En cuanto a los restos arquitectónicos, se distinguen partes de capiteles, cornisas y otros materiales. Todas estas piezas, labradas en piedra caliza de tonalidad amarillenta y de textura fina y obtenidas en canteras locales, se destruyeron a finales del siglo V a.C. De entre los restos también sobresale un busto de ojos almendrados y sonrisa arcaica y un bloque con bajorrelieve de un jinete.

En noviembre de 2011, la Sección de Estudios Arqueológicos de la Diputació halló un horno industrial de cuatro metros de diámetro utilizado en su día para fabricar cal. La piedra para su construcción se extrajo de la ladera caliza de la montaña inmediata, donde también se ha localizado la cantera correspondiente. Finalmente, y en pro de su conservación y estudio, en octubre de 2018 el Consell declaró Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de zona arqueológica y paleontológica, el yacimiento Necrópolis del Corral de Saus.

Fuente: https://www.levante-emv.com

L’OLLERIA SE REIVINDICA COMO CUNA DEL VIDRIO SOPLADO

B. GONZÁLEZ

La Asamblea Nacional de Naciones Unidas ha declarado este 2022 como Año Internacional del Vidrio para destacar la importancia tecnológica, científica y económica de este material tan presente en la vida cotidiana. Y si hay un municipio que se ha conocido internacionalmente por su producción de vidrio soplado, ese es l’Olleria.

En las cuatro últimas décadas, esta localidad de la Vall d’Albaida fue referente en el sector contando con cuatro grandes fábricas. Aprovechando esta efeméride, el Ayuntamiento quiere organizar una serie de actos para reivindicarse como cuna de esta industria artesanal. Una comisión será la encargada de concretarlos, aunque, según el alcalde, Ramón Vidal, habrá participación internacional.

Desde el siglo XVI

Hay datos históricos que dejan constancia de que ya se fabricaba vidrio en el siglo XVI, gracias al monopolio real de fabricación que tenía el municipio, entonces perteneciente al término de Xàtiva, además de otra fábrica en la provincia de Alicante y dos en Valencia capital.

Según el CRONISTA DE LA CIUDAD, JOSEP VICENT VIDAL, la producción de vidrio era de recipientes para el almacenamiento de líquidos, como aceites y vino y con la aparición de las destilerías alcohólicas en los siglos XVIII y XIX también para licores.

Con la industrialización en las primeras décadas del siglo XX, comenzaron a aparecer las primeras grandes fábricas de vidrio, «un concepto de fábrica más mecanizada y no tan tradicional», explica Vidal, quien subraya que, sin embargo, el boom del sector en l’Olleria se produjo entre los años 60 y 80 del pasado siglo. «Esta industria permitió un crecimiento industrial con reconocimiento incluso internacional».

Y es que, empresas tan reconocidas como Mediterránea impulsó otro concepto de sector hacia el diseño y la decoración. De hecho, algunas de sus obras estuvieron expuestas en el MoMA de Nueva York.

Hoy nada queda de aquel esplendor industrial. Las importaciones de países asiáticos con piezas más baratas a menor coste; la ausencia de inversiones en el sector para adaptarse a los nuevos tiempos y la falta de relevo generacional fueron las causas de que la industria terminara apagándose.

El último soplador

Uno de los últimos sopladores artesanos que quedan en el municipio, Rafael Abdón, recuerda aquella época de pujanza porque su padre fundó otra de las fábricas del municipio, Viart. Recuerda que llegó a tener más de 200 trabajadores, pero asegura que llegó un momento en que no se pudo competir con Asia.

Resalta también que otro de los problemas del sector es que este es uno de los oficios más complicados. «Se necesitan años para aprender y mucha dedicación y eso echa para atrás a muchos jóvenes», indica.

Las piezas se forman soplando una caña mediante rotación el vidrio fundido a 1.500 grados y hay que ir con cuidado hasta conseguir la forma deseada.

Actualmente, Rafael gestiona el Museo y Horno de vidrio de Vimbodí, Tarragona, donde realiza trabajos artesanales y demostraciones. Un museo como el que desde hace tiempo quiere impulsar l’Olleria, como patrimonio histórico y reclamo turístico.

Fuente: https://www.lasprovincias.es

MANUEL BROSETA, LA ESPERANZA TRUNCADA

FRANCISCO PÉREZ PUCHE, CRONISTA OFICIAL DE VALENCIA

Se cumplen 30 años del asesinato del profesor Manuel Broseta y se impone una evocación, un recuerdo emotivo, de la figura del que fue, durante dos décadas brillantes, profesor, maestro, consejero, senador, secretario de Estado y, sobre todo, motor de toda suerte de iniciativas cívicas y democráticas que articularon la Transición a la democracia, primero, y una convivencia conciliadora después. Sin Broseta es imposible entender cómo fue el cambio político en la Comunitat Valenciana y también en España. Sin su quehacer, es inútil vislumbrar cómo se alcanzó la preautonomía valenciana en 1978 y cómo en 1982 -este año se cumplirán cuatro décadas- se fraguó el Estatuto que garantiza la autonomía política de los valencianos.

Observar el papel clave de Manuel Broseta, y su asesinato en enero de 1992, lleva a una primera y elemental conclusión. ETA, enemiga de la convivencia, elegía a sus víctimas con la maldad calculada del daño superior. Cuando mató a un profesor que cruzaba el Paseo al Mar para ir a una de sus clases, quería eliminar un símbolo reconocido y truncar a la vez una esperanza.

Y aunque la maldad terrorista fue muchas veces indiscriminada en su victimario, también se puede anotar el mismo perfil selectivo, el de causar un gran daño a la democracia, cuando asesinó al valenciano Francisco Tomás y Valiente, presidente del Tribunal Constitucional, en 1996, y al tirotear en el año 2000 al profesor y ex ministro Ernest Lluch, íntimamente vinculado a la Universidad de Valencia.

Broseta en LAS PROVINCIAS

Imposible trazar en estas líneas una completa biografía del profesor Manuel Broseta Pont, nacido en Banyeres en 1932. Licenciado en Derecho en 1955 y doctor en 1959. En 1964, con 32 años, fue catedrático de Derecho Mercantil en una Facultad, la de Económicas, que muy pronto empezó a ser motor de inquietudes ciudadanas, cívicas y políticas. En esa cátedra habría de distinguirse hasta su muerte como maestro de grandes especialistas y profesores, entre los que destaca Carmen Alborch, ministra de Cultura con el paso de los años.

La primera aparición del profesor en nuestras páginas fue en 1967, a raíz de su gestión al frente del estudio Prevasa, un encargo multidisciplinar de la Caja de Ahorros que analizó las expectativas de la economía valenciana al hilo de los planes de Desarrollo. Años después, en 1973, Manuel Broseta comenzó a publicar artículos en LAS PROVINCIAS dentro de una etapa en la que el periódico esponjó sus contenidos y se abrió a nuevos colaboradores que trajeron la voz de la Universidad y la de no pocos aspirantes a un tiempo de cambio que debía traer necesarias libertades.

En esos primeros años de la Transición, cuando LAS PROVINCIAS promovió una doble campaña en favor de que el cauce viejo del Turia fuera zona verde y que se detuviera la urbanización del Saler, Manuel Broseta se mostró siempre activo promotor de actividades culturales y políticas donde la libertad y el reconocimiento de la personalidad valenciana fueran ejes de futuro. En ese sentido, cabe destacar su papel asesor del presidente Albiñana en la instauración (1978) de la preautonomía y, más tarde, en 1982, su papel de secretario de Estado para las comunidad autónomas, como impulsor de acuerdos y asesor en la redacción final del Estatuto valenciano.

Al caer asesinado en 1992, Manuel Broseta, que llevaba diez años dedicado a la docencia y a su despacho profesional, estaba meditando un hipotético regreso a la vida política. Se especulaba en torno a sus posibilidades como aspirante a la alcaldía o a la Generalidad. En todo caso, en esos diez años dio sobrados ejemplos de su gran capacidad para propiciar conciliación.

El Club de Encuentro, que hoy lleva su nombre, fue una creación suya, en 1986: valencianos de todas las ideas se dieron cita para propiciar un foro de opiniones diversas donde la sociedad civil ejerciera el diálogo.

Fuente: https://www.lasprovincias.es

EL CRONISTA OFICIAL DE CASINOS, JOSÉ SALVADOR MURGUI, PUBLICA UN NUEVO LIBRO DEDICADO A LA HISTORIA DE SU PUEBLO

PERE VALENCIANO

El CRONISTA DE CASINOS, SALVADOR MURGUI, vuelve a publicar un nuevo libro dedicado al pasado de esta importante población de la comarca de Camp de Turia.

Su libro “Censo de todos los edificios de la Villa de Casinos en 1906”, Murgui demuestra ser un manantial de información, ya que además de detallar las personas que vivían en Casinos nos enseña dónde estaban sus casas, de dónde era la procedencia, los valores de la época y por, si fuera poco, los comercios, zonas de ocio y lugares de trabajo.

Este estudio de 176 páginas es un completo estudio documentado de calles, casas, eras, bodegas, pajares del municipio. Una radiografía del Casinos de ayer que permite entender como se creó el Casinos actual, una población viva que ha ido evolucionando desde esta importante fecha.

Estructurado en tres partes, “Censo de todos los edificios de la Villa de Casinos en 1906” recoge primero una exhaustiva descripción, calle a calle, de todos los edificios de 31 calles del municipio, la segunda está dedicada al registro fiscal y solares que se publicó en 1909, mientras que la tercera, recoge los Trabajos topográficos realizados en la Villa.

Además el libro permite estudiar las “Actas de la operación practicada para reconocer la línea de término y señalar los mojones comunes a los términos municipales de Casinos con Villar del Arzobispo y Liria”. En esta parte se detalla la ubicación de todos los Mojones del término de Casinos, una pieza esencial para entender como se registraron las diferentes tierras de cultivo y urbanística en el siglo XX.

El prólogo de la obra es de un ilustre hijo de Casinos: Juan María Hernández Muñoz que actualmente reside en Málaga, pero jamás se ha olvidado de su pueblo natal y ha querido colaborar con estas letras de introducción.

Tanto los planos del pueblo y del Término municipal han sido estudiados por el Cronista gracias a la información obtenida del Ministerio de Fomento y los Legajos que sustentan la obra corresponden a las muchas horas de investigación de Murgui en el Archivo del Reino de Valencia.

La portada de la obra recoge el plano de la época según el Ministerio de Fomento y en la contraportada encontramos fotos de Salvador Llavata. José Salvador Murgui ha agradecido a los colaboradores de su investigación, al igual que al Cronista de Cortes de Pallás, Miguel Aparici, por sus explicaciones sobre las Casas de los Peones Camineros.

Una vez más Murgui nos sorprende con su trabajo silencioso y entregado. Trabajo que lega a su pueblo, a su amado Casinos, ese pueblo al que durante una vida se ha dedicado a pregonar sus bondades. Hoy su labor como Cronista Oficial y Académico de la Real Academia de Cultura Valenciana queda plasmado en los más de diez libros que lleva publicados y los innumerables artículos con los que nos deleita con frecuencia.

José Salvador Murgui inmortaliza A Casinos con rigor y sumo desprendimiento. Su tiempo es para Casinos.

Fuente: https://valencia.elperiodicodeaqui.com

LOS NEANDERTALES VALENCIANOS “DOMESTICARON” EL FUEGO. HALLAZGO DE UN HOGAR DE CASI 100.000 AÑOS EN OLIVA

JOSE APARICIO PEREZ, CRONISTA OFICIAL DE ANNA

          La Cova Foradá de Oliva fue vivienda de Neandertales durante miles de años, a partir del 30.000 a. de Cristo lo fue de Cromañones y desde el 10.000 de Mesolíticos.

La proximidad de la Marjal-Albufera de Oliva-Pego proporcionaba abundantes alimentos.

La domesticación del fuego, es decir la posibilidad de producir fuego a voluntad, dónde y cuándo se necesite, es un hito singular en el proceso evolutivo de la Humanidad, que facilitó la vida enormemente.

El testimonio más claro es que en el lugar de habitación de una comunidad humana se encuentren hogares, es decir un lugar o varios donde durante cierto tiempo esté encendido un fuego, que puede ser durante decenas, centenas o millares de años, tiempo más reducido es difícil que deje huellas y si las dejó se pudieron perder por pisoteo, disgregación y dispersión de los restos.

El fuego es uno de los cuatro elementos esenciales de la naturaleza y su conocimiento lo fue desde los comienzos de la Humanidad como tal, su domesticación fue otra cosa, su producción a voluntad se inició y originó bien avanzado el proceso de hominización.

En los últimos tiempos se han conocido hallazgos anunciados con gran sensacionalismo por su gran antigüedad, en un caso con fecha próxima a los 850.000 años. En nuestra Comunidad también se han señalado en algún yacimiento, debiendo tener en cuenta lo dicho para considerarlos hogares, siendo lo principal su perduración en el tiempo y en el mismo lugar.

El que anunciamos, descubierto en la Cova Foradà de Oliva, reúne las características para considerarlo como tal, en atención a su extensión y potencia. Gruesa capa de cenizas muy compactadas, comprimidas por los miles de toneladas de sedimentos encima de la capa 48 donde se ha localizado.

El englobar, junto a las cenizas y carbones, numerosos huesos de animales, residuo de los alimentos cárnicos consumidos a la vera del hogar, es también testimonio de la consideración como hogar; osamentas partidas para aprovechar los restos grasos del interior de los huesos. Los restos de lepóridos, conejos esencialmente, constituyen el mayor volumen de los huesos acumulados, junto a restos de cérvidos, cápridos, équidos, probablemente bóvidos, y fauna actualmente extinta en el territorio.

Es evidente que en el hogar se asaba la carne, haciéndola más sabrosa y digestiva; también  sospechamos que se pudo practicar algún procedimiento de ahumado para la conservación de la carne; en todo caso el fuego pudo servir para calentarse en los meses invernales, para facilitar la talla de instrumentos líticos, y por supuesto, para ahuyentar a los depredadores.

Por la profundidad a que se encuentra, alejado del Paleolítico Superior y en pleno nivel Musteriense,  le  asignamos una antigüedad cercana a los 100.000 años.

De momento y hasta que podamos publicar los resultados de las campañas de excavación realizadas  y, muy especialmente, los restos humanos neandertales encontrados, su excavación está paralizada..

CONFERENCIAS: “AULAS DE LA TERCERA EDAD, ENERO”

Conferencias de las Aulas de la Tercera Edad en el mes de enero.

El martes día 11, Galas de Reyes (Plácido Domingo 1991- 1997), impartida por Elías Bernabé Pérez.

El jueves día 13, Mosén Coloma. El camino hacia la nobleza, ofrecida por GABRIEL SEGURA HERRERO, CRONISTA OFICIAL DE ELDA nuestra ciudad.

El martes día 18, Alfred Hitchcock. Genio del suspense, mago de la manipulación, a cargo de Israel Gil Pérez, coordinador del Aula de Cine y la Filmoteca de la Universidad de Alicante.

El jueves día 20, Camino de Santiago. Tres catedrales, por Octavio López Lorente.

El martes día 25, Uso cotidiano de las nuevas tecnologías I: Smartphone, tablet, pc… dirigida por Beatriz Gil Moltó.

El jueves día 27, Uso cotidiano de las nuevas tecnologías II: Smartphone, tablet, pc… de nuevo con Beatriz Gil Moltó.

Todas las actividades se realizarán en los Salones Princesa desde las 17:30 horas.

Fuente: https://www.valledeelda.com

EL PANEL CERÁMICO DE SAN BARTOLOMÉ

BERNARDO GARRIGÓS, CRONISTA OFICIAL DE XIXONA.

El panel cerámico que tiene dedicado nuestro patrono en Xixona se encuentra en el Barrio de María Verdú y en la calle San Bartolomé nº 4. En el centro geográfico de la calle y en un cruce de caminos.

El módulo es de  ½+1+1/2 X 3 cerámicas de  20 x 20  cm.

Se dispone en línea con la fachada. Posee un marco cerámico de color marrón. A cada uno de los lados se disponen sendos jarrones con flores artificiales. La iluminación procede de un farol que pende del centro.

San Bartolomé se presenta como una persona adulta y con barba, en el centro de la imagen. Con la mano derecha sujeta, contra su pecho, sus símbolos: el libro y el cuchillo, mientras que la mano izquierda está ligeramente despegada del cuerpo y de la misma debería salirle una cadena para sujetar al demonio que se encuentra a sus pies. Esta imagen es exactamente igual que la talla en madera que realizó en 1948 Carmelo Vicent Suria para la parroquia de Xixona.

A los pies del panel aparece el texto en castellano y escrito con letras mayúsculas, negras y centradas:”SAN BARTOLOME APOSTOL”.

En el lado inferior derecho presenta la firma: ”J Lopes”.

El Ayuntamiento de Xixona el 22 de agosto de 1963 aprobó la construcción de un grupo de 24 viviendas y un local comercial situado al sur de la zona ya edificada en el Barrio de María Verdú. Estas viviendas constituirían parte de la calle San Bartolomé. El panel cerámico fue sufragado por los vecinos posiblemente a principios de 1964.

BIOGRAFÍA DE SAN BARTOLOMÉ

Natanael, como se le conocía, nació en Caná de Galilea.  Fue uno de  los apóstoles de Cristo. Dicen los evangelios apócrifos que un día Bartolomé le pidió a Jeús que le mostrase a Satanás. Jesús abrió la tierra y Bartolomé vio al demonio atado con cadenas de fuego. Seguidamente Jesús le pidió que le pisase la cerviz como signo de dominio. Tras la muerte del Mesías se dedicó a propagar la palabra de Dios hacia los confines de las tierras del Este. Según la tradición predicó en la India. Su último viaje fue a Armenia donde, tras predicar en una tierra de invocadores de ídolos, murió desollado vivo y decapitado. Es por ello que se le suele representar; o bien despellejado; o bien con la piel al hombro, o con un cuchillo en sus manos, como en este panel cerámico.  Sus reliquias fueron trasladadas a la isla Tiberina en Roma en el siglo IX.

Su festividad se conmemora el 24 de agosto.

En su iconografía presenta al demonio a sus pies (tradicionalmente encadenado) que hace referencia al milagro que hizo el santo arrojando con cadenas al demonio que hablaba por boca del ídolo Astaroth, que engañaba a los habitantes de las ciudades que evangelizaba. También se representa con un cuchillo grande, con su propia piel sujetada en sus manos, un libro (por su predicación del evangelio o por la piel usada en la encuadernación).

Es patrono de los carniceros, curtidores, peleteros, encuadernadores, traperos y abogado contra los malos espíritus.

Es patrono de El Camp de Mirra,  Almudaina y Xixona. Se hallan paneles devocionales en Alcoi, Cocentaina y Muro de Alcoi.

Hay ermitas en: Alicante, Aspe, Campo de Mirra, Orihuela (San Bartolomé) y Villena.

Se conocen un buen número de refranes y canciones, entre los que destacan los siguientes. Una tradición medieval indicaba que su festividad, el 24 de agosto, marcaba el tránsito al otoño, así según un refrán: “Sempre per Sant Bartomeu tronades hi ha d’haver”.

“Per a la bona sementera, a Sant Bartomeu l’aigua primera”.

Canción:” A casa d’en Bartomeu / habitava el fill de Déu; / De dia estava, / de nit se n’anava./ -On vas, Bartomeu? / – a cal senyor meu. / -Torna arrere, Bartomeu, / que et vull donar un do / que no he donat a comte ni baró, / ni a cap deixeble meu. / Allà on seràs, / seràs anomenat, / trons i llamps no hi tocaran, / l’home no perdrà la sang, / ni la dona sos infants, / ni el sembrador la llavor. / Aixa siga, sant Bartomeu Gloriós.

BIBLIOGRAFÍA

GALIANA CARBONELL, Fernando, Santets de carrer. Festa del Mig Any-89, Asociación de San Bartolomé y San Sebastián, Xixona, 1989, 12 páginas.

GALIANA CARBONELL, Fernando, “Santets de carrer”, Programa de fiestas de moros y cristianos de Xixona, Asociación de San Bartolomé y San Sebastián, 1989, 4 páginas.

MONFERRER I MONFORT, Alvar, “Sant Bertomeu”, Calendari de festes de la Comunitat Valenciana. Estiu, València, Bancaixa, 2001, págs. 250-1.

SEGURA MARTÍ, José Mª, Catálogo de paneles cerámicos devocionales de l’Alcoia-el Comtat (Alicante), Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, Alicante, 1990, pág. 175.

VALOR CALATAYUD, Ernest, Breu refraner de dies, mesos i santets, Alcoy, Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, 1984, pág. 73.

Fuente: https://bgarrigos07.wordpress.com