Arxiu diari: 4 de Gener de 2022

ELDA Y LA CASTELLANÍA DE ALICANTE

GABRIEL SEGURA, CRONISTA OFICIAL DE ELDA

Desde que en 1561 el rey Felipe II nombrara al señor de Elda, Juan Coloma, alcaide del castillo de Alicante, la castellanía de la ciudad portuaria permaneció ligada a los señores, y posteriores condes de Elda, a lo largo de 78 años. Primero lo fue el ya mencionado Juan Coloma (1561-1586), sucediéndole en el señorío eldense y en la alcaidía alicantina su hijo Antonio Coloma (1587-1619), segundo conde de Elda.

A la muerte de este último acontecida en la ciudad de Palermo (Sicilia) en agosto de 1619, al poco de ser nombrado general de la galeras de Nápoles, le sucedió su hijo Juan Coloma, habido de su matrimonio con Juana Enríquez de Mendoza, hija de los condes de Castrojeriz. Tras varios meses de vacantía, el rey Felipe III, atendiendo a la vinculación familiar de los Coloma con la alcaidía de Alicante y a la costumbre de que los cargos militares del reino de Valencia recayesen en miembros de la nobleza regnícola, procede al nombramiento de un nuevo alcaide.

El alcaide de un castillo o fortaleza era el máximo jefe militar de dicho elemento fortificado. Su guardia y custodia le era encomendado por su señor, bien fuera el Rey o un noble, frente al que respondía con su vida y sus bienes en caso de rendir dicha fortaleza sin el consentimiento y autorización previa de quién le había nombrado. Sus facultades era de diferente orden y se extendían tanto a la jurisdicción civil como a la criminal, y tanto al gobierno militar como al político.

Así, un 23 de diciembre de 1619, Juan Coloma, tercer conde de Elda, a la edad de 28 años, recibe el nombramiento como alcaide del castillo de Alicante. Cargo que desempeño hasta su fallecimiento en 1638. Momento en el cual los condes de Elda dejarán de ostentar tan importante cargo militar de la gobernación de Orihuela.

Será bajo la alcaidía de los señores y condes de Elda, cuando el castillo de Alicante adquiera en gran medida su fisonomía actual, gracias a las obras desarrolladas entre 1562 y 1580, según los proyectos de Juan Bautista Antonelli y Jorge Palearo “el Fratín”. Gran reforma que eliminó el antiguo castillo medieval, convirtiéndole en la actual fortaleza abaluartada de traza renacentista que podemos contemplar hoy en día.

Fuente: https://www.valledeelda.com