EL MUSEO HISTÓRICO REABRE LA PUERTA A TODOS LOS VALENCIANOS

LOLA SORIANO PONS

Los turistas o valencianos que quieran conocer cómo han quedado las obras de remodelación y rediseño de las piezas del Museo Histórico de Valencia, instalado en la planta noble del Ayuntamiento de Valencia, podrán realizar desde mañana jueves las visitas a las instalaciones.

Así lo ha anunciado la alcaldesa de Valencia, María José Catalá, que ha presidido la inauguración oficial, en la que también ha estado presente el actual concejal de Cultura, José Luis Moreno, y su antecesora en el cargo, la edil de Compromís, Gloria Tello, que fue quien inició los trabajos.

«Es destacable el nuevo acceso que se ha hecho desde el Salón de Cristal, que invita a toda la gente que viene a conocer el Ayuntamiento a adentrarse también en Museo Histórico y conocer los orígenes de la ciudad», ha indicado Catalá.

La alcaldesa ha recordado que se ha puesto en valor la Real Senyera, con un nuevo acristalamiento y un soporte para que la bandera no roce el suelo y sea más fácil sacarla para la procesión del 9 d’Octubre. Además, Catalá ha explicado que la gente podrá ver en directo la restauración de un cuadro dedicado a la Inmaculada y donde aparecen los jurados, que eran los antiguos concejales de la ciudad.

Uno de los atractivos que se ha incorporado a la colección y que se suma a los planos, el escudo y las pinturas de los reyes de la Casa de Aragón es una pantalla táctil que permite comparar los planos de Mancelli y el del padre Tosca, ya que incluso marca el camino de cómo llegar desde el Ayuntamiento al punto del plano que se busque.

Ampliar museos a época islámica y romana

Daniel Nebot, diseñador que ha estado al frente del proyecto, ha explicado que con el rediseño «se han puesto en valor nuestros símbolos. El visitante puede saber de dónde venimos y los recuerdos y símbolos que guardamos».

Al mismo tiempo ha reconocido que le gustaría que Valencia incorporara nuevos museos, «como por ejemplo uno que también hable de la historia, pero si este parte de la Conquista de Jaume I, podría ser de muchos siglos antes, de la época islámica y romana porque restos arqueológicos documentados hay muchos».

En esta reapertura han estado presentes estudiosos como FRANCISCO PÉREZ PUCHE, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE VALENCIA; Josep Vicent Boria, geógrafo y comisionado del Gobierno para el corredor mediterráneo y Rafael Solaz, historiador y bibliógrafo.

Tras hacer el recorrido Pérez Puche ha destacado que ahora la instalación «está más ordenada, con la luz que debe de tener, es más atractivo y la pantalla de nuevas tecnologías es un plus».

Rafael Solaz ha detallado que no quería perderse la inauguración. «Para mí el Museo de Historia es el inicio de la ciudad y suelo visitarlo mucho para comparar los planos. Con la remodelación ha ganado mucho».

Boira, por su parte, ha destacado que la selección de piezas está muy acertada. Es una invitación a conocer la historia de Valencia e incluso a través de los cuadros ves detalles históricos, ya que con el decreto de Nova Planta no sólo se cambió la estructura foral de Valencia, también afectó a la vestimenta«.

Boira reivindica la necesidad del museo del Mar

Precisamente Boira, como vecino del Canyamelar y apasionado de la historia de los barrios más próximos al mar, como es el Grao, ha destacado que en su momento «ya preparamos un preproyecto para crear el museo del mar, que vinculara la ciudad de Valencia con el Mediterráneo, y me gustaría que se integraran todas las administraciones en hacerlo posible. Teníamos la colaboración del Puerto y espero que se coja el reto porque materia gris hay para pensar este museo y material habrá de sobra».

Opina que este museo del mar debería de crearse en las reales Atarazanas, «que es donde se hizo construcción naval, galeras para defender el litoral. Y Valencia nunca ha vivido de espaldas al mar, el rao es la Valencia marítima».

También ha estado presente en esta visita José Luis Sánchez, vicario episcopal de Cultura y Relaciones Institucionales del Arzobispado. Ha comentado que este rediseño «era muy necesario» y ha añadido que el Ayuntamiento «tiene que ser el promotor de estas iniciativas y mantener el nivel cultural alto que tiene la ciudad». E incluso ha opinado que el Consistorio podría fomentar «los encuentros entre museos».

Salas expositivas

En la primera sala del Museo Histórico la Senyera de 1928 ocupa un lugar principal, acompañada de otras piezas emblemáticas que aluden a los símbolos de la ciudad y de un audiovisual que sintetiza las esencias de la ciudad, sus habitantes, sus tradiciones y sus costumbres.

La sala 2 exhibe, en un espacio completamente remodelado, los planos de Antonio Mancelli y Vicent Tomàs Tosca, las representaciones planimétricas más antiguas de la ciudad, acompañadas de una cuidada selección de grabados históricos y de un ameno interactivo que permite comparar los dos planos, verlos en detalle y obtener completa información sobre ellos.

La sala 3 no cambia grandemente, pues está presidida por las pinturas parietales de Ramón Stolz con los retratos de los reyes, la escena de Francesc de Vinatea y el caballero del Centenar de la ploma. Asimismo, una moderna vitrina expone diversos pergaminos pertenecientes a varios de los reyes de la Casa de Aragón.

Finalmente, la sala 4, correspondiente a la antigua iglesia de Santa Rosa de Lima, ha mantenido su aspecto original, si bien se han cerrado los vanos para permitir el control lumínico y se ha reorganizado la disposición de las obras. Además, se ha cerrado la galería con balaustrada construida por Javier Goerlich cuando, en 1935, acometió la división de la iglesia en dos plantas costadas a la altura del antiguo coro. Para respetar la visión de la altura original del templo, se ha cerrado el hueco con un cristal transitable.

Mediante un trabajo de iluminación excelente se resaltan las pinturas de Vergara de la cúpula del antiguo presbiterio y de la nave, siempre con niveles de iluminación muy bajos, para garantizar su conservación.

Fuente: https://www.lasprovincias.es