EL CONSISTORIO ENTREGA SU PREMIO ANUAL AL MÚSICO FERMIN PARDO

El Ayuntamiento hizo entrega del séptimo Premio Poble d’Albal 2022, que en esta ocasión se ha otorgado al músico, maestro y folclorista FERMIN PARDO (CRONISTA OFICIAL DE REQUENA). El acontecimiento se enmarcó en la celebración del 9 d’Octubre promovida por el consistorio desde 2015, y que viene a subrayar el papel de personas e instituciones que contribuyen con su semilla al buen nombre de la localidad.

La distinción institucional fue aprobada por unanimidad del pleno a propuesta del gobierno local. La edición de 2022 ha premiado el legado y la contribución de FERMIN PARDO a la cultura valenciana y más concretamente a la local. Según ha documentado recientemente el Grupo de Danzas de Albal La Murta en un estudio, FERMIN recuperó ‘Les valencianes d’Albal’ y ‘Bolero d’Albal’, allá por los años setenta y que están documentadas en mitad del siglo XX. También fue maestro en el colegio público Juan Esteve, donde enseñaba a bailar las danzas a sus alumnos entre el 1977 y el 1984, un hecho que contribuyó a la recuperación de la fiesta del Corpus de la ciudad de Valencia. «Ha sido una revolución para el pueblo, ha significado un antes y uno después para la cultura local», dijo el alcalde, Ramón Marí, en su discurso.

PARDO tiene un currículum muy extendido, se trata de un hombre que aprecia como nadie el folklore autonómico y que ha contagiado con gracia a los que han tenido oportunidad de tenerlo cerca. Es uno de los máximos especialistas en música tradicional valenciana, nacido a la pedanía requenense de Hortunas, ha hecho una amplia tarea de recuperación de los elementos culturales valencianos, que van más allá de la música y que asegura continuar recuperando a sus 77 años.

La gala de entrega del reconocimiento contó con la presencia de antiguos alumnos del profesor Pardo, que no dudaron a acompañarlo y estuvo presidida por el alcalde y el concejal de Cultura, David Ramon y el apoyo de toda la corporación y de la concejala de Turismo y Cultura, María José Martin.

Un emocionado FERMIN PARDO recogía la más alta distinción, mostrando su apego y un recuerdo intacto de todo el que ha vivido en Albal. A su discurso de agradecimiento contó que es habitual recibir en su casa a antiguos alumnos del colegio Juan Esteve, que habitualmente lo visitan en la aldea de Requena donde vive y nació. «He vivido cosas muy entrañables, especiales y bonitas en este pueblo».

Fuente: https://www.lasprovincias.es