EL MISTERI D’ELX Y PETRER

MARI CARMEN RICO NAVARRO, CRONISTA OFICIAL DE PETRER

Hoy, día 14 de agosto, que se representa la Vespra, nos referiremos a la conexión de Petrer con el Misteri d’Elx y lo haremos a través de la figura de San Pedro, ya que este personaje tan importante dentro del Misteri está vinculado con Petrer a través de los sacerdotes Fernando Brotons Muñoz y Miguel Cano Crespo, aunque este último lo alterna también con el papel de Padre Eterno.

Pero no solo ellos, los actuales, sino también el que fuera sacerdote de la parroquia de la Inmaculada de Elda a finales de los años 60 y principios de los 70 del pasado siglo, el recordado Antonio Poveda Macía también fue una figura importante como miembro de la Capella del Misteri en la que interpretó el papel de San Pedro . Nació en Elche, estudió en el Seminario de Orihuela  y fue ordenado sacerdote el 30 de marzo de 1952. Fue superior del Seminario Menor de Orihuela. En 1979 predicó el día de San Bonifacio y participó en los campamentos de la OJE que se hacían en Caprala Su buen carácter y su personalidad dejó huella en todos los  que lo conocieron. Fue un sacerdote con fuertes vínculos con Petrer.

Es muy importante y un orgullo para el pueblo de Petrer que tres personas pertenecientes a nuestra comunidad  hayan dado vida y continúen haciéndolo a dos personajes fundamentales como son San Pedro y el Padre Eterno, dentro de esta representación única, excepcional y universal como es el Misteri.

Pero hablemos y conozcamos un poco más a los dos protagonistas de este vínculo de Petrer con el Misteri, , un tesoro cultural del pueblo de Elche y una de las joyas más preciadas del patrimonio valenciano. En primer lugar, el sacerdote Fernando Brotons Muñoz nació en Petrer en 1959, hijo de Pedro “el Madrileño” y de Encarna, estudió el bachiller en el Instituto Azorín y ayudó a su familia diseñando trajes de fiesta. Realizó estudios de Música y Canto en el Conservatorio de Música de Alicante. Ingresó en el Seminario Diocesano de Orihuela, en 1987. Inició estudios de Filosofía que completó con los de Teología en el Teologado diocesano de Alicante. Fue ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 1993, fue subdirector del colegio Santo Domingo de Orihuela y párroco de varias iglesias. En la actualidad es director del Colegio Diocesano San José de Carolinas de Alicante, forma parte de la Capella del Misteri d´Elx y sigue representando cada año con su magnífica voz el papel de San Pedro.

Pero aquí no acaba la relación de Petrer con el Misteri ya que desde hace algunos años el papel del Padre Eterno y en algunas ocasones e de San Pedro lo representa otro sacerdote muy vinculado a Petrer, Miguel Cano Crespo. Nacido en Altea en 1981, estudió BUP y COU en el Instituto Bellaguarda de su mismo pueblo, así como los estudios de grado elemental y medio en el Conservatorio Municipal de Música de Altea, ingresando en la banda sinfónica de la Sociedad Filarmónica Alteanense en 1996. Tras terminar sus estudios de Biblioteconomía y Documentación e Historia en la Universidad de Valencia, ingresó en el Seminario de Orihuela en 2006, obteniendo el título de Bachiller en Teología en el Teologado de Alicante en 2012. Antes de venir a la parroquia Parroquia de San Bartolomé Apóstol de Petrer, ejerció como vicario de Ntra. Sra. de la Asunción de Villajoyosa y párroco de San Rafael de Alicante. En Petrer celebró su primera Misa el domingo 25 de octubre de 2020, y es miembro de la Capella del Misteri d’Elx desde el año 2015.

La Festa es cantada por la Capella y Escolanía del Misterio de Elche, formadas por cantores adultos la primera y por niños la segunda. Entre ellos figuran tres sacerdotes que interpretan los papeles de San Pedro, el Ángel Mayor del Araceli y el Padre Eterno.

El Misteri fue declarado como Monumento Nacional el año 1931, y  el 2001, en la primera Proclamación de las Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La Festa, como también se conoce esta obra de origen medieval, se representa todos los años en la Basílica de Santa María de Elche en el mes de agosto, para celebrar la festividad de la Virgen de la Asunción. El día 14 se pone en escena la primera parte, denominada la Vespra y la segunda parte, la Festa, el día 15.

En la primera jornada del Misterio, la Vespra, la Virgen María y su cortejo, formado por María Salomé y María Iacobe y algunos ángeles entra por la puerta principal de la basílica y asciende por el andador (rampa que se inicia en la puerta mayor del templo y comunica con el escenario o cadafal levantado en el crucero).

Desde la cúpula de la iglesia, que para las representaciones del Misterio se cubre con una lona pintada que simula el cielo, desciende un ángel en el interior de un aparato denominado Mangrana. Este ángel anuncia a María su cercana muerte y le entrega una palma dorada para que sea portada en su sepelio.

Siguiendo los deseos de la Virgen entran en el templo los apóstoles (salvo Santo Tomás) dispuestos a asistirla en sus últimos instantes. Tras la muerte de María, el niño que la representa será sustituido por la imagen de la Virgen de la Asunción, patrona de Elche. Y un nuevo aparato aéreo, ocupado por tres adultos y dos niños figurando ángeles, desciende lentamente para recoger el alma de la Virgen, que está representada por una pequeña imagen. Con la llegada de este coro llamado Araceli al cielo concluye el primer acto de la representación.

La segunda jornada de la obra, la Festa, se inicia con los momentos previos al sepelio de María. Los preparativos son interrumpidos por un grupo de judíos que quiere impedir el entierro. Tras una pequeña lucha con los apóstoles, uno de los hebreos intenta tocar el cuerpo de la Virgen y queda paralizado y con las manos garfiadas. Ante el prodigio, los judíos se convierten y manifiestan su fe en la maternidad divina de María. Bautizados por San Pedro con la palma dorada, recuperan milagrosamente la movilidad. Los judíos se unen a los apóstoles en el entierro de la Madre de Dios, que se convierte en una solemne procesión sobre el escenario. Finalmente, la imagen de la Virgen será depositada en un foso existente en el centro del cadafal que representa su sepultura.

En ese momento el Araceli desciende de nuevo para unir el alma de María a su cuerpo y llevarla a los cielos resucitada. La asunción de la Virgen es interrumpida por el apóstol Santo Tomás que le pide disculpas por su tardanza puesto que estaba predicando en la India lejana. Abierto de nuevo el cielo, hace su aparición otro aparato aéreo ocupado por la Santísima Trinidad. Entonces el Padre Eterno deposita sobre las sienes de la Virgen una corona imperial. María ha sido coronada como Reina de la creación. Y el canto emocionante del Gloria Patri, junto con el volteo de campanas, lanzamiento de cohetes y los aplausos de los numerosos espectadores, pone fin al Misterio de Elche.

Desde estas líneas me gustaría invitaros a disfrutar de esta representación a los que no la conozcáis. Os aseguro que su puesta en escena y escuchar las magníficas voces de todos los participantes nos trasladará en el tiempo y nos hará vibrar de emoción. Además, con el valor añadido de que Petrer está presente con las magníficas actuaciones de Fernando y Miguel. A mí me encanta y merece la pena acudir a Elche para ver una puesta en escena única y singular. Muy, muy recomendable.

Fuente: https://www.facebook.com