50 AÑOS EN LA SISMAT

GABRIEL SEGURA, CRONISTA OFICIAL DE ELDA

Cientos, cientos y miles de eldenses hemos pasado por los campos de fútbol de la Sismat para jugar o como espectadores de partidos oficiales, amateurs y de nuestros hijos.

El espacio deportivo de la Sismat cumple 50 años. Medio siglo de vida en el cual las instalaciones deportivas han ido aumentado, desde los dos campos de fútbol iniciales hasta todas las instalaciones actuales, tanto deportivas como de servicio.

Fue un 22 de enero de 1972 cuando se procedió a su inauguración y puesta en funcionamiento mediante la doble celebración del partido entre los equipos “Mis Muchachos” con “El Castillo” en el campo número 1; y en el campo número 2 se enfrentaron el “San José” contra “San Francisco de Sales”. Previamente al inicio de los partidos y con la presencia de autoridades municipales, presididas por el alcalde Antonio Porta Vera y Camilo Valor Esteve, como concejal de Deportes, acompañados de gran público, los campos de fútbol fueron bendecidos por Antonio Poveda Maciá, cura arcipreste de la iglesia de Santa Ana.

Los campos de la Sismat, acondicionados sobre antiguos bancales agrícolas ya abandonados en los que se venía jugando al fútbol de forma espontánea, vinieron a cubrir un déficit de instalaciones deportivas, patente en la gran cantidad de equipos amateurs de la ciudad y la escasa ausencia de espacios acondicionados con unas mínimas condiciones para jugar al entonces “Deporte Rey”. Por entonces los campos de fútbol con los que contaba la ciudad eran los de la Polideportiva Municipal, en San Francisco de Sales; el de la Sagrada Familia; y, el situado en la Carretera de Monóvar.

Fue la Agrupación Cultural Deportiva de Educación y Descanso, integrada en la OSE, Organización Sindical Española (conocida popularmente como el Sindicato Vertical) la que, tras años de reclamación, consiguió que el Ayuntamiento acondicionase en la Sismat aquellos dos campos de fútbol iniciales, que con paso de los años, se convirtieron en el complejo deportivo actual.

Fuente: https://www.valledeelda.com