Arxiu diari: 14 d'Octubre de 2021

LOS PUENTES DE VALENCIA Y LA FUNDACION DE LA CIUDAD, DESDE LO ALTO DEL MIGUELETE 2.500 AÑOS NOS CONTEMPLAN

JOSE APARICIO PEREZ, CRONISTA OFICIAL DE ANNA

  • La ciudad de Sicana 144; así la llaman los iberos por el río cercano. Y no lejos de la separación de este río, el río Tirio rodea la ciudadela de Tiris 145. Y por la parte en que la tierra se adentra lejos del mar, la región ofrece una extensa superficie cubierta de maleza a lo largo y ancho. Allá los beribraces 146, pueblo sa (texto recogido de la “ora maritima de Rufo Festo Avieno”)

Recientemente se ha escrito sobre los puentes de Valencia, nosotros  escribimos sobre ellos en “El Jardín del Turia. El mayor pulmón de Europa “. Sobre los mismos en particular, en un medio valenciano, se escribió otro con varias y sonoras irregularidades, alguna de las cuales se rectificó.

Son veintiocho los puentes , figurando como más antiguo el de la Trinidad, datado en el siglo XV. En todos los siglos posteriores se construyó alguno , salvo en el siglo XVIII, hasta la actualidad, como el seriado de Calatrava, popular La Peineta.

Probablemente, considerando que el de La  Trinidad era el más antiguo, los arqueólogos locales determinaron que la Vía Heraklea, Camino de Aníbal o Vía Augusta, pasaba por aquí y que, por la calle del Salvador entraba en La Almoina, confundiendo una simple calle por la vía en cuestión, entre otras razones porque la estrechez de dicha calle lo hace inviable, al tiempo que se obliga a desviar la Vía cuyo trazado se ha establecido , tras concienzudo estudio, por la Calle Sagunto, Torres de Serranos, Calle de Serranos a buscar San Vicente.

La Calle de Sagunto corresponde a la Via Augusta, inmediata a la Calle Ruaya donde se encontraron estructuras y restos ibéricos que levantaron amplía y, en algún caso, irrisoria, polvareda mediática. En sus inmediaciones se encontró un tesorillo de monedas fechado en el Siglo III antes de Cristo, cien años antes del asentamiento de los legionario romanos en la fundación que llamaron Valentia y que recogió Tito Livio.

Esto supone el paso del rio por el Puente de Serranos y, evidentemente, la consideración de que aquí se construyó un puente romano toda vez que la pujanza de la Valentia, con foro, circo, termas etc. lo avala.El hallazgo de los restos de un supuesto puerto en las proximidades de las torres es un importante testimonio más.,

El puente actual no es romano sin duda, destruido mucho antes de la construcción del actual que, se dice, sustituyó a uno anterior de madera levantado para sustituir provisionalmente a otro anterior también arrastrado por las aguas en el siglo XVI. En  crónica del siglo XIII se menciona la existencia de un puente de piedra, quizás el romano.

Sin embargo, la atenta observación del mismo, permite suponer que dos tajamares, por lo menos uno, se puede apoyar en el basamento del supuesto puente romano. En atención a ello aconsejamos a los arqueólogos locales que hagan excavaciones para su comprobación .     

 La fundación no se hizo sobre un yermo sino sobre una ciudad preexistente, la Tyris mencionada y el oppidum  ( fortaleza, población) que menciona Tito Livio . Por si no fueran suficientes los argumentos esgrimidos, recientemente se ha dado a conocer el hallazgo, en las excavaciones de la ciudad, de un ánfora de figuras negras de importación oriental, publicada el año 2.000 (Mata y Burriel,2.000,fig.4,2-4) fechada en la primera mitad del siglo V a. de Cristo, producto del comercio focense desde Sicilia a través de Ampurias, según el Dr. Almagro, lo que es testimonio incontrovertible de todo lo expuesto.

Como la Tyris, que fue factoría o colonia focea para el comercio con los pueblos del hinterland y de aguas arriba del rio, debió estar fundada ya hacia el siglo sexto antes de Cristo ,la ciudad que luego se llamarÍa Valentia  fue fundada 500 años antes de Cristo y unos 360 años antes del asentamiento de los legionarios. Por lo que hoy Valencia podría celebrar los 2.500 años de su fundación

Pero es que, además, la Tyris ,ciudad y oppidum, no estaba deshabitada, sino que estaba ocupada por la población que los epitafios de la época encontrados los mencionan como los veteres, es decir los viejos habitantes, mientras que otros epitafios mencionan a los veterani, es decir a los legionarios jubilados asentados aquí en el 138.

Estos Veteres, tras 362 años de continuada vida aquí, sin duda que estaban plenamente iberizados, de ahí el hallazgo de abundante cerámica ibérica en  las excavaciones como testigo de ello.

Por todo lo cual creemos y proponemos, que la Ciudad de Valencia celebre los  2.500 años de su fundación.