UN PASEO POR LAS TRADICIONES DE L’ALCORA

La Fira del Mussol pudo celebrarse ayer a pesar de la meteorología adversa, porque la lluvia solo obligó a suspender algunos actos, pero fue complaciente con un pueblo volcado en sus costumbres.

 

JAVIER NOMDEDEU

La lluvia no quiso perderse ayer una de las citas populares más longevas y con más tradición de l’Alcora, aunque lo hizo con discreción, sin aguar del todo la convocatoria. Si bien es cierto que la deslució en momentos puntuales obligando a suspender algunas actividades, la Fira del Mussol sobrevivió a los coletazos del huracán Leslie y ofreció la perfecta combinación de tradición, compras, cultura y ocio, en una adaptación a los nuevos tiempos de un encuentro artesanal que se celebró por primera vez allá por 1843.

En concreto, fue el 25 de marzo de ese año, como recuerda el CRONISTA OFICIAL DE LA  DE L´ALCORA, JOSÉ MANUEL PUCHOL. La Diputación Provincial concedió autorización al Ayuntamiento para organizar esta cita los primeros días de octubre. En cuanto a su nombre, según PUCHOL, hace referencia a los mochuelos que se usaban en la época para la práctica del parany, modalidad cinegética para la caza de tordos muy arraigada en l’Alcora.

Fuente: https://www.elperiodicomediterraneo.com