Arxiu diari: 21 de novembre de 2015

BENICARLÓ DENUNCIARÁ A LA DIÓCESIS DE TORTOSA POR INSCRIBIR A SU NOMBRE EL CAMPANARIO

BENICARLÓ DENUNCIARÁ A LA DIÓCESIS DE TORTOSA POR INSCRIBIR A SU NOMBRE EL CAMPANARIO

EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Benicarló ha decidido llevar a los tribunales a la Diócesis de Tortosa después que ésta se haya inmatriculado –inscrito en el registro de la propiedad– el campanario exento de la Iglesia de San Bartolomé, que el consistorio considera de su propiedad.

La alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, ha confirmado que “será el juez quien decida de quién es el campanario, del que pagamos la luz, el seguro y todas las obras que se han hecho en él”.

El “problema” comenzó con el cambio de la ley hipotecaria, que hasta el mes de junio de este año daba una serie de privilegios a ayuntamientos e Iglesia sobre la inmatriculación de bienes. Hasta esa fecha, la ley hipotecaria española de 1946 permitía a la Iglesia católica actuar como registrador público, inscribiendo a su nombre bienes eclesiásticos cuando éstos no están a nombre de nadie.

Así, desde junio, la iglesia perdió estos privilegios, por lo que se registraron “todos los bienes que no tenían inscritos para regularizar su situación”, según la primera edil. A esa acción es a lo que se denomina inmatriculación, puesto que, hasta el momento, nadie había registrado los bienes.

El Obispado tomó como referencia la base de datos de la que dispone el Registro de la Propiedad, en la que aparecen grafiados en la misma finca la iglesia de San Bartolomé y el campanario exento. Al conocer esta circunstancia, según la alcaldesa, “el secretario del ayuntamiento fue a hablar con la registradora de la propiedad, que le dijo que ella registraba lo que pone en el catastro”. Así las cosas, el consistorio se reunió con el párroco de San Bartolomé, “que reconoció que el campanario es de propiedad municipal”.

Referencia catastral única

En septiembre se desplazó una delegación del consistorio con el párroco hasta la gerencia del catastro en Castellón, “donde nos dicen que allí hay una referencia catastral única y que para separar las dos propiedades necesitamos el visto bueno del Obispado”, ha explicado Miralles.

Así, el párroco recibió un documento de la copia que la Diócesis debía firmar para que la propiedad se registrara a nombre del Ayuntamiento. Sin embargo –ha apuntado la alcaldesa– “el 19 de octubre llega una carta del Obispado diciendo que no están de acuerdo y que se ratifican en que el campanario es de propiedad eclesiástica desde tiempo inmemorial”.

“Ellos nos dicen que tienen documentación que acredita que son los propietarios, a lo que nosotros rebatimos con el informe del Archivero Municipal y los recibos de la luz, arreglo de campanas, seguros, entre otras cosas”, ha dicho Miralles.

La alcaldesa ha recordado además que hay incluso actas de pleno en las que se dirimen diferencias entre la Iglesia y el consistorio por problemas en el campanario, como la de 1960 cuando la Iglesia pide permiso para construir un kiosco en la parcela que queda entre ambas propiedades. “EL CRONISTA OFICIAL ya informó en contra porque consideró que era sentar una relación inexistente entre la iglesia y el ayuntamiento sobre una propiedad de éste”, ha añadido.

Por otro lado, la alcaldesa ha señalado que el contrato con Iberdrola está a nombre del ayuntamiento, al menos desde el año 1970. Así, ha anunciado que el consistorio solicitará inscribirse el bien, “ya que hace más de treinta años que tenemos competencias sobre él”.

El consistorio está en estos momentos finalizando el expediente para llevar a los tribunales a la Iglesia y conseguir recuperar este bien “que es patrimonio de todos los benicarlandos y, como tal, el Ayuntamiento ha de velar por conservarlo”, ha finalizado la alcaldesa del municipio.

Fuente: http://www.lasprovincias.es