Arxiu mensual: maig de 2015

TODA UNA HISTORIA TRAS LA FACHADA

La «Casa Rosper» fue edificada por una de las familias protagonistas del devenir político y social de la ciudad del siglo XIX.

TODA UNA HISTORIA TRAS LA FACHADA

Imagen del derribo de la vivienda en la calle Ramón Gallud el pasado día 16 de mayo. D. PAMIES.

Patrimonio. Tras una nube de polvo quedó un testigo de los episodios más destacados de la corta historia del municipio de Torrevieja. La conocida como «Casa Rosper» quedó, el pasado día 16, reducida a escombros desapareciendo, más allá de su valor patrimonial no reconocido con una protección, una parte de la ciudad, reflejo también de secuencias como la del cantón y movimiento federalista de 1873.

El pasado día 16 desaparecía entre los escombros, que dejaba un equipo de derribos, una de las fachadas con más historia de la calle Ramón Gallud, conocida entre los torrevejenses de más edad por el nombre de «la Casa de Rosper». El inmueble, de balconada corrida y motivos de decoración arquitectónica de inspiración «art decó», tan del gusto de la pequeña burguesía comercial de finales del siglo XIX, conservó en sus bajos hasta hace bien poco el uso comercial que desarrolló durante los últimos 150 años. Lo último fue un establecimiento de ropa y complementos deportivos. Pero durante varias décadas había sido una de las tiendas de tejidos con más solera de Torrevieja junto a la de Tomás «el Barato», y hasta mediados del siglo XX, almacén de coloniales y ultramarinos propiedad de una de las familias de comerciantes más conocidas de la ciudad, los Castell.

En una anotación del CRONISTA OFICIAL DE TORREVIEJA en las redes sociales, FRANCISCO SALA ANIORTE dice de la casa que es «claro ejemplo de la arquitectura modernista, fue construida por Vicente Castell Satorre, pasando luego a sus hijos Manuel y Vicente Castell Ibáñez a finales del siglo XIX». Nombres que se unen a la etapa más revolucionaria y activista de la historia contemporánea de la localidad, la del cantón torrevejense, y de la que el inmueble, ahora desaparecido, sería testigo de excepción.

El historiador Juan Bautista Vilar describe la Torrevieja de 1870 como villa marítima, mercantil y progresista. Una ciudad portuaria de talante abierto y cosmopolita de 8.500 habitantes donde el ideario demócrata, y luego el republicano federal, encontró, también por motivos económicos, el caldo de cultivo adecuado para su arraigo y expansión. Y, de hecho, la ciudad se erigió en uno de sus focos pioneros ya que fue la primera localidad de la región valenciana en adherirse a la revolución cantonal estableciendo el suyo propio y erigiéndose, por tanto, en autonomía separada de Valencia. Fue un 19 de julio de 1873, el mismo día en que lo hacían Sevilla y Cádiz, y dato significativo -apunta Vilar-, horas antes que Valencia, donde la insurrección no triunfaría plenamente hasta el día siguiente. Entre los nombres protagonistas de aquella jornada y las sucesivas se encuentran los de Concha Boracino, poco estudiada precursora de lo que hoy conocemos como feminismo, o destacados federalistas como Vicente Castell, cuyo almacén de coloniales quedaría en el refranero popular local ligado al movimiento cantonalista: «En un día se quedó el pueblo sin voluntarios, los Casteles sin arroz y Bartolo sin caballo».

En la historia más reciente, sin embargo, la casa se asociaba a la tienda de tejidos Rosper. De allí salieron los ajuares de muchas torrevejenses que siguiendo con la costumbre, desde mocitas iban comprando toallas, mantelerías para bordar y paños de cocina con vistas a proyectos de vida que pasaban en su mayor parte por el matrimonio. El pasado sábado 16, desde bien temprano y con la Ramón Gallud cortada por el derribo, una pala cargadora recogía los restos de ladrillos y azulejería de una casa que vio pasar la historia de Torrevieja por su puerta ante la mirada de vecinos y curiosos. Algunos comentarios de los allí presentes justificaban el derribo de este inmueble que no contaba con ningún nivel de protección aludiendo a la libertad de decisión de los propietarios. Es la ley de los tiempos que corren.

Fuente: http://www.diarioinformacion.com

UNA EXPOSICIÓN SOBRE JOSÉ MARÍA MORERA EXHIBE POR PRIMERA VEZ MATERIAL DEL FONDO DOCUMENTAL QUE DONÓ AL ARXIU

UNA EXPOSICIÓN SOBRE JOSÉ MARÍA MORERA EXHIBE POR PRIMERA VEZ MATERIAL DEL FONDO DOCUMENTAL QUE DONÓ AL ARXIU

El Centre d’Art l’Estació inaugura esta tarde la exposición José María Morera. Un hombre de teatro, un hombre de cultura, una muestra que exhibe, por primera vez, material del vasto fondo documental que Morera cedió al Arxiu Municipal de Dénia en junio de 2012. El fondo José María Morera incluye una biblioteca especializada en teatro y un archivo personal con documentación relativa a su actividad profesional, medallas y diplomas recibidos a lo largo de su carrera y documentación privada y familiar gráfica y escrita. Un legado que, según indicó JESÚS HUGUET (Cronista oficial de la Pobla Llarga y Portell de Morella), secretario del Consell Valencià de Cultura y amigo personal del director, el día que se hizo efectiva la donación, constituye “la memoria más importante del teatro español de, al menos, tres décadas (los 60, 70 y 80) del pasado siglo XX”.

La exposición ha sido presentada esta mañana por la concejala de Cultura, Pepa Sivera, y la archivera municipal, Rosa Seser, coordinadora del proyecto. Sivera ha recordado que José María Morera nació en Valencia y desde hace algunos años reside en Ondara. En 1961 se incorporó a la compañía de Núria Espert y en 1964, residiendo en Madrid, comienza a dirigir sus propios espectáculos. Morera desarrolló una intensa carrera, siendo pionero en el estreno en la España de aquella época de obras como Los físicos, de Friedrich Dürrenmatt (1964) o El amante complaciente, de Graham Greene (1968). Fue también el primer director español en estrenar la única ópera compuesta por una mujer, Vinatea, de Matilde Salvador, con texto de Xavier Casp.

Tras abandonar la dirección teatral en 1986, Morera regresa a Valencia e inicia una etapa durante la cual ocupa diversos cargos institucionales: director de la Fundación Municipal de Cine, responsable de la Mostra de Cine del Mediterrani de Valencia, director general de Patrimonio Artístico y de Promoción Cultural de la Generalitat Valenciana y miembro del Consell Valencià de Cultura, hasta noviembre de 2011.

Su carrera profesional está jalonada con los premios más importantes que se otorgan en la escena española, como el Premio Nacional de Dirección, que obtuvo en dos ocasiones (1969 y 1972), premios de la Crítica o la Medalla de oro a la mejor dirección de los Premios de teatro Ciudad de Valladolid (1976).

Junto al material del fondo, la exposición muestra a través de once plafones de fotografías y texto la trayectoria vital y profesional de José María Morera: una mirada a tres décadas del teatro español y el reconocimiento a uno de sus principales protagonistas.

José María Morera intervendrá esta tarde en la inauguración de la exposición (20.15 horas) acompañado de JESÚS HUGUET, Josep Palomero, miembro de la Acadèmia Valenciana de la Llengua y el escenógrafo José Ramón de Aguirre. La muestra se podrá visitar hasta el 28 de junio.

Fuente: http://www.elperiodic.com

CASTELLÓN RECUERDA A ‘QUIQUET’

Figura clave en el pasado siglo XX, fue impulsor y también defensor de la lengua valenciana y de su uso.

CASTELLÓN RECUERDA A

El homenaje a ‘Quiquet’ fue la suma de colectivos tradicionales para evocar a un castellonero de pro. – GABRIEL UTIEL.

V. C.

Quiquet de Castàlia en la memoria. Fue ayer en el Teatro Principal. Con el CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE CASTELLÓ, ANTONIO JOSÉ GASCÓ y el periodista José María Arquimbau, como maestro de ceremonias, las corales Juan Ramón Herrero, Pentecosta y Vicent Ripollés; las rondallas Els Llauradors, Els de la Fileta, y la nueva Primer de Maig, la Colla de Dolçainers i Tabaleters de Castelló, los grupos de danza El Forcat y la Escola de Dansa Castelló, así como la banda de la Unió Musical Castellonenca, sumaron esfuerzos e interpretaron lo mejor de sus repertorios para lograr evocar a una figura imprescindible en el Castellón de la segunda mitad del siglo XX.

Asimismo, hubo un apartado literario con la lectura de poemas de Rafael Camacho, Rafael Lloret, Vicent Jaume Almela y Vicent Pau Serra, La habanera de la zarzuela Don Gil de Alcalá y la canción norteamericana Blue Moon, interpretadas con la colaboración de Alejandro García y Leopoldo Adanero, fueron otras de las aportaciones artísticas a un homenaje marcado por la añoranza y la nostalgia de ese Castellón al que Quiquet amaba tanto. El acto culminará con el pasodoble Rotllo i Canya, de José García, cantado por todas las corales.

Paco Vicent, Quiquet de Castàlia, fue una persona clave en la vida cultural y festera del Castellón de los años sesenta a los ochenta del siglo XX. Fue el realizador de algunos de los primeros programas de radio en valenciano, como Castelloneries, emitido de 1965 a 1983, o Vila, ravals i comarques, de 1984 a 1986, en Antena 3. Además se significó como promotor de la recuperación del idioma valenciano en los ámbitos festivos y culturales, defensor de su uso oficial y en la enseñanza.

Fuente: http://www.elperiodicomediterraneo.com

ALEJANDRO CAÑESTRO PRESENTA SU LIBRO SOBRE EL PLATERO RAMÓN BERGÓN

ALEJANDRO CAÑESTRO PRESENTA SU LIBRO SOBRE EL PLATERO RAMÓN BERGÓN

Este viernes, 22 de mayo, se presenta en Novelda el libro “Ramón Bergón. Un platero eldense y su arte”, del doctor en Hitoria del Arte, Alejandro Cañestro. Será en los Salones Parroquiales a partir de las 20:30 horas.

En el acto intervendrán el propio autor del libro, Alejandro Cañestro, el Presidente del Centro de Estudios Locales, GABRIEL SEGURA (Cronista oficial de Elda), el archivero municipal, José Luis Pellín, en representación del grupo UNESCO Novelda, y el concejal de Cultura y Patrimonio, Valentín Martínez.

Esta jueves, se ha anunciado en rueda la presentación de este libro, con la presencia del archivero municipal, José Luis Pellín y el autor Alejandro Cañestro, que han adelantado que la publicación realiza un reapso por la vid ay obra de este platero natural de Elda, fundador de una de las sagas más relevantes de orfebres del último tercio del siglo XVIII y los primeros años del siglo XIX. Entre las obras de Ramón Bergón, ejecutó dos custodias de bellísima estética. Una con destino a la catedral de Murcia (1782), para donde hizo, además, otras obras de arte como una corona para la Virgen de la Fuensanta y objetos del ajuar litúrgico. Y la otra, para la iglesia de San Pedro Apóstol de Novelda (1792), una obra documentada por vez primera en este volumen y que constituye la principal aportación del mismo.

El libro expone las conclusiones del proyecto de investigación realizado por Cañestro y financiado por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Elda, que consistió en la búsqueda de información acerca del platero Ramón Bergón en los archivos de la capital del Reino en donde se conservan los fondos relativos al Colegio de Plateros de Valencia, al cual perteneció Bergón.

Fuente: http://www.noveldanoticias.es

LAS PARTIDAS CARLISTAS EN LA PROVINCIA DE ALICANTE-SU INCIDENCIA EN GRANJA DE ROCAMORA Y COX

LAS PARTIDAS CARLISTAS EN LA PROVINCIA  DE ALICANTE

Por PATRICIO MARÍN ANIORTE, Cronista Oficial de la Villa de Cox

Antecedentes del carlismo

Ante la imposibilidad de Fernando VII de tener hijos varones que le sucedieran en el trono, éste derogó la Ley Sálica para que reinara su hija Isabel. Con este arbitrario proceder, se produjeron tres guerras carlistas, y otras intentonas del mismo signo, en este orden:

1ª Guerra entre 1833-1840

2ª     “        “     1846-1849

3ª     “        “     1872-1876

Hubo una intentona “La Ortegada” en 1860, y otra “Alzamiento de Badalona” en 1900.

El carlismo era un movimiento político tradicionalista y legitimista de carácter antiliberal y contrarrevolucionario surgido en España a la muerte de Fernando VII. Se definía como una lucha popular-campesina en defensa de las tradiciones ancestrales del país. Su promotor, Carlos Maria de Isidro, hermano de Fernando VII, que esgrimió la Ley Sálica constituyéndose como el verdadero heredero del trono español.

La inestabilidad y el caos fue la tónica dominante en España a lo largo del siglo XIX. Además de las guerras carlistas se sucedieron otras confrontaciones de corte liberal, por establecer la constitución. La incomprensión de las clases dominantes, provocó la división entre los españoles. El principal responsable, Fernando VII, rey felón y obtuso, que con su torpe proceder, consiguió la ruina de nuestro país.

Tras su muerte le sucedió su hija Isabel II (Madrid 1830-París 1904), hija de su cuarta esposa Mª Cristina de Borbón-Dos Sicilias, que a su vez era su sobrina carnal. El reinado de Isabel fue desastroso, no solo por las intrigas políticas y consiguientes guerras, si no también por su vida personal, que transcurrió en una continua fiesta licenciosa.

Todo ello conjugado, dio lugar a la revolución de 1868, llamada “La Gloriosa”.Isabel II, viendo el cariz que tomaba el país, abandonó el trono y se refugió en París. Con su fuga, se dio paso a un periodo convulso que ha pasado a la historia como “Sexenio revolucionario”. En dicho lapso (1868-1874), el país experimentó las sacudidas y extremismos de unos y de otros. El carlismo resurgió de nuevo, aprovechando la inestabilidad política del momento. Este postrer intento, como tercera guerra carlista, se desarrolló en España entre 1872 y 1876. Dicha contienda por entronizar al pretendiente Carlos VII, coincidió con los gobiernos de Amadeo I, 1ª república y Alfonso XII.

Ramón Cabrera, “El tigre del Maestrazgo”, antiguo líder del movimiento carlista, a la sazón se hallaba exiliado en Inglaterra. En 1850 había contraído matrimonio con Marianne Catherine Richards, rica heredera, fijando su residencia en Wentwerth, cerca de Londres. Hacia 1869, el pretendiente Carlos VII, se desplazó a Londres para atraerse a Cabrera a una nueva confrontación. Cansado o desengañado de Carlos VII, Ramón Cabrera, en 1875, reconoció como legítimo rey de España a Alfonso XII.  Falto del apoyo de Cabrera, el carlismo había decaído y carecía de las fuerzas de antaño. Por ello, en esta tercera guerra, las partidas carlistas se hallaron sin recursos, y para mantenerse, cometieron actos de pillaje por donde quiera que transitaran.

La partida carlista de Aznar y Fuster

Corría el año 1873 y los carlistas de Aznar y Fuster hicieron acto de presencia por los municipios de la provincia de Alicante. En dicho año, entraron en Pinoso y se llevaron más de 15.000 reales, además de armas y municiones. El diario “El Constitucional” del 10 de octubre de 1873, daba cuenta del asalto de los carlistas al pueblecito de Beniardá. Allí exigieron que en el término de una hora se les entregase 10 armas de fuego, 200 raciones de comida y 8 bagajes. Esta población apenas disponía de recursos y mucho menos en un plazo tan corto de una hora. Así que sus ediles: Juan Bautista Payá, Juan Bautista Segura y el secretario D. Pelegrín Ronda, manifestaron no poder atender dichas peticiones. Ante dicha negativa, quemaron el registro civil y sólo encontraron en la caja de depósitos la exigua cantidad de 383 reales firmando un recibo de dicha cantidad. Luego fueron apresados los referidos munícipes, y después de haberles libertado, quisieron apresarlos de nuevo. Entonces huyeron y solo fue alcanzado Juan Bautista Payá, al que trataron de fusilar. Al fallar los primeros tiros, éste salió corriendo, aunque fue herido gravemente por una bala, que entrándole por el muslo le salió por el bajo vientre.

Sus andanzas por La Granja y por Cox

El día 17 de septiembre de 1873 la partida de Aznar y Fuster, con 200 hombres entraron en Granja de Rocamora  [1] apresando al alcalde Manuel Rocamora Cartagena, al médico y dos concejales. El mismo día llegaron a la Villa de Cox y quemaron tres libros del Registro Civil  [2] Los carlistas exigieron al pueblo 20.000 reales, 300 raciones de comida, mantas y alpargatas. El alcalde Manuel Lucas Cruz, en representación de los vecinos se negó rotundamente a dichas exigencias, y entonces se llevaron presos algunas personas que consiguieron escapar [3] Por transmisión oral sabemos que los carlistas, en Cox, se aposentaron en la posada local y luego se dedicaron a saquear las casas. Se dice, que un vecino del pueblo, muy falto de picardía, apodado “El tío Folí” fue objeto de burla por la soldadesca carlista. Estos decidieron vestirle de carlista y montarle en un asno, paseándolo por las afueras del lugar. Uno de los soldados señalando la sierra de Albatera, quiso meterle miedo al tío Folí, con estas palabras: “¡Ve Ud. aquellas sierras!  le llevaremos allí y le meteremos cuatro tiros en la cabeza” . El tío Folí lejos de asustarse, respondió: ¡Lo que los señoricos manden¡. Ni que decir tiene, que el carlista bromista no supo que decir, pues quedó mudo ante la respuesta del que creían simple.

1] CONCEPCIÓN FERNÁNDEZ-CORDERO AZORÍN, universidad de Alicante-El republicanismo federal en Alicante, Froilán Carvajal y el diario “La Revolución” pág. 96.

[2]  El Registro Civil se implantó con la Ley de 17-07-1870, y comenzó a aplicarse en el mes de Enero de 1871. Con esta medida se exigía a los municipios la creación de un Registro Civil en el que se debían inscribir los datos referentes al estado civil de todos los españoles (nacimientos, matrimonios, defunciones etc.).  La quema del Registro Civil de Cox se produjo el 17 de Septiembre de 1873, es decir, recién creado el Registro. En dicho incendio desaparecieron los libros, números 1, 2 y 3 de nacimientos. Por dicho motivo, en la actualidad se conservan los libros de nacimientos a partir del 29 de Noviembre de 1873.

[3] Entre los apresados se encontraba Patricio Marín Pacheco (bisabuelo del que suscribe) detenido en el Portichuelo, que fue conducido a la villa de Callosa, de donde consiguió escapar de sus captores.

Fuente: http://lacronicaindependiente.com

JESÚS HUGUET Y MIQUEL DE RENZI JUNTOS EN UN DIÁLOGO DE ESCRITORES EN VALENCIA

LA-LEY-DE-MECENAZGO-SE-APROBARÁ-ESTE-MES

Valencia, 25 may (EFE).- Los escritores JESÚS HUGUET Cronista oficial de La Pobla Llarga y Portell de Morella) y Miquel de Renzi participarán en el ciclo “Escriptors al Terrat” que ofrece en pleno centro de Valencia la posibilidad de escuchar fragmentos literarios leídos por los propios autores y de dialogar con ellos en el transcurso de un coloquio “distendido y cercano”.

Según ha informado la organización en un comunicado, “Escriptors al Terrat” es un ciclo organizado por el AELC con la colaboración del Centro Octubre de Cultura Contemporània donde se celebra siempre el último jueves de cada mes, a les 19:30 horas.

Ambos escritores son personas con múltiples intereses y dedicaciones unidos por la poesía, a HUGUET lo definen como “un poeta, ensayista, editor y profesor, mientras que a de Renzi lo califican, además de poeta, como “un pintor y catedrático de paleontología”.

JESÚS HUGUET PASCUAL, natural de Onda, pero residente en Alberic, ha sido profesor de la Universitat de València de “Lingüística Valenciana i la seua didàctica” y también ha impartido clases en universidades de fuera de España como la Estatal de Sant Petersburg, la Autónoma de Zacatecas y el Instituto Orientale de Nàpols, entre otras.

Entre sus publicaciones destacan los poemarios “La processó de Kirk”, premio Ausiàs March de poesia, los libros de Alb-Sebelaci y sus ensayos como “Els Darrers. Generació del 70”, “Aproximació a l’origen de la impremta valenciana”, entre otros.

Miquel De Renzi (Barcelona, 1941) es autor de libros como “La nuesa del basament”, “Tres fan la centena” i “Les sales d’espera”, además tiene los poemarios “Descripció d’un riu”, “L’assalt al jardí”, “El missatger i les ciutats” y “Flocs de temps”.

En su faceta como pintor ha expuesto diez veces de forma individual y ha participado en ocho colecciones colectivas, una en Alemania, en Mainz.

Fuente: http://www.lavanguardia.com

DEVOCIÓN CORONADA

La cofradía de la Virgen de Lluch, patrona de Alzira, celebrará justo dentro de un año el 50º aniversario de la coronación.

DEVOCIÓN CORONADA

Devoción coronada

ALFONSO ROVIRA (Cronista Gráfico de Alzira)

Dentro de un año, el 22 de mayo de 2016, Alzira celebrará el cincuentenario de la coronación de la Mare de Déu de Lluch. Hecho que se llevó a cabo en la plaza Mayor, donde se localiza un rectangular baldosín con una leyenda grabada, que nos lo recuerda. El pasado domingo, al finalizar la eucaristía y la ofrenda floral a la patrona en el santuario de la Muntanyeta, el consiliario de la cofradía, don Ramón Martín, anunciaba públicamente, que al término de las fiestas patronales de septiembre, darán comienzo los actos que conmemorarán el medio siglo del patronazgo. Antonio Sancho, presidente de la cofradía patronal, ha encargado a AURELIANO LAIRÓN (Cronista oficial de Alzira), que forme una comisión en la que estarán algunos devotos de la Verge, para copilar documentación, también la gráfica, de los actos que tuvieron lugar a aquella tarde primaveral del mes de mayo.

El arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea, visitó en la tarde del domingo 31 de mayo de 1965 el santuario de la Verge de Lluch, donde prometió a los alcireños el Año Santo y la coronación canónica de la patrona. A su llegada a Alzira, a la entrada de la Avenida José Pau, el diocesano fue recibido al son de la marcha de infantes por la banda de música local y por el vicario general, José Songel Pérez; autoridades, clero local con el arcipreste Francisco Albiol; José Palacios, presidente de la cofradía de Lluch: Manuel Montagud, de la archicofradía de Sant Bernat; colonia alcireña en Valencia, con sus presidentes Eugenio Martí y Josefina Galvañón; falleras mayores, Presentación Llinares y María del Carmen Alós y miembros de la junta pro-bodas de plata, ya que en esta ocasión también se celebraba el 25 aniversario de la restauración de la imagen y restitución a la ciudad de Alzira.

El ordinario del lugar fue recibido en el santuario. El vicario general inició el acto diciendo: «Este humilde vicario general es antiguo cura de la parroquia de San Juan y, como tal, director espiritual de la cofradía. Los alcireños han querido reproducir el acto piadoso del primer domingo de este mes de mayo, en que alrededor de diez mil almas aclamaron como madre en la plaza del Caudillo, a santa María de Lluch. La cofradía os hace la promesa de terminar este santuario para que sea digno de esta incomparable joya y cumplido este proyecto ¿sería digno pedir que declaréis Año Santo Mariano alcireño entre septiembre de 1965 al mismo mes del año próximo y tras ello, poder confirmar, mediante la coronación canónica a nuestra Patrona, la Virgen de Lluch?».

El arzobispo, contestando al vicario general, dijo: «No es pequeña esta réplica que habéis querido hacer hoy de aquella fiesta del primer domingo de este mes; llenáis este templo mariano de la Muntanyeta. Había oído hablar de esta fiesta, en la cual, Alzira ponía en la cabeza de la estatuilla de la Virgen y de su Hijo, dos nuevas coronas y que toda Alzira se había conmovido. Ahora es justo que declaremos Año Santo de septiembre a septiembre de 1965 a 1966. Os puedo asegurar que lograremos de la Santa Sede la coronación canónica. Hasta los naranjos se van a conmover es esta fiesta. Es difícil que que una población tenga un santuario a la Virgen mejor situado que este; aquí canta la naturaleza; aquí sonríe la creación. ¡Que hermoso es que Alzira, que levantó este templo a la Señora, tenga su Virgen coronada canónicamente!».

Con el canto de la Salve terminaba el acto de la visita del arzobispo a Alzira, pero aún estuvo un tiempo entre los alcireños. Al despedirse, dio unas consignas a seguir a José Palacios, presidente de la cofradía y acto seguido se formó una larga caravana de automóviles, que acompañaron al ilustre visitante hasta la Cruz Cubierta, en el término de Alzira con Algemesí, en donde autoridades, y acompañantes evidenciaron sentirse agradecidos de que , un año después tendría lugar una gran misión, como sería la coronación de la Virgen en la plaza más importante de la capital de la Ribera Alta.

La foto que acompañamos a la crónica de hoy es el momento en que el arzobispo Olaechea corona a la Virgen de Lluch, acto que conmemoraremos el mismo día de hoy, pero dentro de un año.

Fuente: http://www.levante-emv.com

LAS URNAS

LAS URNAS

Mítin de Luis Díez Guirao de Revenga desde la terraza del Casino. Torrevieja, 20 de febrero de 1913. / Foto: Alberto Darblade – Colección de F. Sala

LAS ERAS FRANCISCO SALA ANIORTE CRONISTA OFICIAL DE TORREVIEJA.

Las urnas electorales se usaron por vez primera en Grecia, en el 530 a. C. Los gobernantes eran elegidos cuando en unas tablillas se escribía un candidato y después echaban en una caja con una ranura y después llevadas una plaza, donde se contaban los votos. La primera aparición del voto en papel en España fue en Toledo, en 1465, para elegir a dos corregidores, el Duque de Toledo, Jaime de Montrañón y el Barón de Ciudad Real, Fernando Riopozuelo. Montrañón recibió 45.952 votos frente a 30.106 de Riopozuelo.

En Torrevieja, las primeras elecciones fueron para la elección de diputados para las Cortes de Cádiz, además de las elecciones de cofrades mayores de instituciones religiosas y del Pósito de Pescadores. Y aunque las elecciones democráticas estaban presentes desde 1812, no será hasta 1890, cuando se aprobó el sufragio universal (masculino), pese al intento habido con la Ley Electoral de 1868 que implantó el sufragio universal de varones mayores de 25 años.

Sonados fueron los comicios del 8 de marzo de 1913, ante la competencia entre los candidatos Trinitario Ruiz Valarino y José de Rojas Galiano, marqués del Bosch de Ares, de la misma cuerda política que Joaquín Chapaprieta Torregrosa.

Desde bien temprano, miembros de la llamada ‘partida de la porra’, seguidores del marqués del Boch, cachearon a todos los ‘trinistas’, amenazando a todo el que no fuera de su partido; arrancaron papeletas de las manos de los electores y rompieron las que no fuesen del marqués; formaron amenazadores grupos en las puertas de los colegios electorales, para que no se acercasen a ellos los partidarios ‘trinistas’; formaron dobles filas en los pasillos de los colegios, echando a la calle a empujones a todo el que no fuera de su grupo, bajo el pretexto de que había otro elector dentro, apaleando bárbaramente al votante ‘trinista’ que conseguía depositar su papeleta en la urna.

El día de la elección ofreció Torrevieja el aspecto de estar en estado de sitio. Por las calles circulaban patrullas de hombres, mal encarados y armados con garrotes. Los empleados civiles también iban uniformados y así se podían ver los trajes reglamentarios de los funcionarios de aduanas, correos, telégrafos e intervención del estado en las salinas. Lucieron sus uniformes para que viesen que eran autoridades a las que debían de tener más cuidado de no atropellar, gozando de impunidad a todos los abusos cometidos con el resto de los votantes.

La situación más crítica se dio cuando llegaron noticias a Torrevieja de la derrota del marqués del Bosch de Ares en los pueblos del resto del distrito. Esta noticia no fue del agrado de los que dirigían al grupo de violentos e inmediatamente intentaron conocer cómo iba aquí la votación y comprobar si podía haber compensación.

El informe en tres colegios de los cuatro abiertos fue desfavorable, y en el acto se decretó la rotura de urnas y atentados físicos contra los presidentes de mesa, adjuntos e interventores ‘trinistas’. Pero no les fue posible de realizar en uno de los colegios, en el que los ‘trinistas’ estaban armados para defenderse, aunque al ir a constituir las mesas habían sufrido el correspondiente cacheo. Los seguidores del marqués del Bosch de Ares tenían «ciertos reparos» de ponerse ante los revólveres, que para salvarse se habían procurado los de aquel colegio. En el cuarto colegio electoral llevaba una pequeña mayoría el marqués y merced a ella se salvó de la rotura la urna y de los ataques las personas que estaban a su cargo.

El momento de la rotura de las urnas fue de lo más violento; con disimulo, los interventores del marqués de Bosch se fueron separando de los demás que constituían las mesas, y a los pocos segundos entró tumultuosamente un pelotón de la ‘porra’, repartiendo golpes y tiros sobre el grupo ‘trinista’ y a su alrededor, y viéndose indefensos, y ante el peligro de muerte huyeron desordenadamente al patio por entre el pelotón que, en aquellas condiciones, los apaleó en la huida.

A dos de los ‘trinistas’, Manuel Torres y Diego Ramírez Berguilla, les fue imposible hacer lo que a sus compañeros, pues el primero estaba enfermo, y el segundo por sus años y peso, se quedó en un rincón del colegio. Individuos de la ‘porra’, entre los que había otros con gorra de consumeros o serenos, les apalearon brutalmente sacándolos a la puerta en esa forma, y ya allí, viendo que no les habían rematado, pues trataban de escapar, les dispararon varios tiros que lograron evitar. Así actuaron los violentos en el colegio llamado de doña Joaquina García.

Similares sucesos ocurrieron en el colegio de doña Pilar Panfil Mur, con la peculiaridad de que el presidente de la mesa recibió un estacazo que le produjo una gran herida en la cabeza, todos creyeron que había muerto, pero cuando se quedó sólo salió para recibir auxilio, volviendo a sufrir más golpes de los agresores que intentaban matarlo.

Continuó la elección en los dos colegios en los que no se habían roto las urnas, siendo custodiadas por fuerzas de la Guardia Civil. A la hora reglamentaria hicieron los escrutinios y llevaron a correos las correspondientes actas.

El día 23 de abril fueron aprobadas por el Congreso de las actas de diputados a favor de los dos hijos de Trinitario Ruiz Capdepón: Vicente Ruiz Valarino, diputado por el distrito de Dolores, y Manuel por el de Orihuela.

Los seguidores del marqués del Bosch de Ares sufrieron una gran derrota, siendo encarcelados muchos de los que evitaron la formación de las mesas electorales. A mediados del mes de mayo, José Marí Aguirre, autor de muchos artículos de prensa que rubricaba con el seudónimo ‘El Temporal’, fue encarcelado como máximo responsable de los sucesos en los días de elecciones. Esperamos que acontecimientos como estos no se vuelvan a repetir.

Fuente: http://www.laverdad.es

EL “TOMICUS” O LA RECONQUISTA VEGETAL DE LA MONTAÑA DEL PUIG

EL

El Puig estudia reforestar la Patà con vegetación autóctona tras haber destruido la plaga el bosque creado durante el franquismo.

La destrucción total puede convertirse en una oportunidad porque obliga a empezar de cero. Es lo que plantea el CRONISTA OFICIAL DEL PUIG JULIO S. BADENES para recuperar la vegetación original del monte donde estaba el castillo que impulsó la conquista de Jaume I. Las ruinas estuvieron ocultas durante décadas por pinos foráneos que fueron talados hace unos meses.

Fuente: http://www.levante-emv.com

PRESENTAN LA BIOGRAFÍA DEL CRONISTA ENRIQUE CUTILLAS ESCRITA POR SU HIJO

El abogado Enrique Cutillas Iglesias ha presentado este jueves la biografía de su padre, el antiguo CRONISTA OFICIAL DE ALICANTE ENRIQUE CUTILLAS BERNAL, que ha sido editada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alicante dentro de la colección ‘Alicantinos ilustres’.

El acto se ha celebrado a las 19.00 horas en el Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad (MACA) y ha contado también con la intervención de la viuda del homenajeado, el cual falleció el 20 de mayo de 2003, y de la archivera municipal, Susana Llorens.

Cutillas Bernal, doctor en Historia y nombrado hijo predilecto de la ciudad en 2012, pasó su infancia en Murcia y luego se trasladó a Madrid, aunque quedó vinculado a Alicante por el encuentro con un onubense en un “delicioso episodio” que su hijo revela en la biografía y que prefiere reservar a los lectores.

El cronista municipal, que ocupó este cargo hasta su fallecimiento, se caracterizó por el estudio y la investigación del monasterio de la Santa Faz, que alberga la reliquia que los alicantinos veneran cada año en romería, sobre el que publicó tres libros en doce años que su hijo califica de “vertiginosos”.

El biógrafo ha explicado hoy que su padre se interesó por la reivindicación de la ciudad respecto de la propiedad de este edificio religioso, “que fue usurpada por el Obispado en el año 1979”, y escribió medio millar de artículos en el diario Información, en la sección dominical ‘Historias de aquí’, sobre las costumbres y tradiciones alicantinas.

Según Cutillas Iglesias, el libro que ha editado ahora el Ayuntamiento sobre su padre recoge “su obra más dispersa”, sobre todo ponencias en congresos y artículos científicos de publicaciones universitarias “que quedaron a la sombra de sus trabajos más conocidos”.

Fuente: http://agencias.abc.es