Arxiu de l'autor: José Martí Coronado

JESÚS HUGUET, PREMIO CRISTÓFOR AGUADO 2017

La Associació d’Amics de Cristòfor Aguado cumple 25 años de trayectoria. Y entre los actos programados en la agenda de este 2017 destaca la entrega del premio cultural a JESÚS HUGUET (Cronista oficial de La Pobla Llarga i Portell de Morella, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València) , escritor, editor, socio lingüista y persona que ha colaborado a lo largo de todos estos años en los actos organizados por esta Asociación. El próximo sábado, 1 de julio, la Associació d’Amics de Cristòfor Aguado lo celebrará con una cena con todos los asociados, asociadas y público en general para hacer entrega de este reconocimiento. En el acto, también estarán presentes personalidades del mundo cultural y político como el Secretario Autonómico de Cultura, Albert Girona que acompañara a la alcaldesa, Conxa García.

Fuente: http://www.levante-emv.com

UN CABALLERO MÁS PARA MONTESA

El historiador local JOSEP CERDÀ I BALLESTER (Cronista oficial de Montesa, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València)  fue armado caballero de Santa María en presencia de Pedro de Borbón-Dos Sicilias y Orelans en el 700 aniversario de la fundación de la orden celebrada el pasado sábado.

El nuevo caballero abrazando al Comendador Mayor de Castilla en la Orden de Santiago, el sábado pasado en la parroquia de Montesa. levante-emv.

Montesa celebró el pasado sábado el séptimo centenario de la fundación de la Orden de Santa María de Montesa, cuya bula de creación fue promulgada el 10 de junio de 1317 por el papa Juan XXII a instancias del rey Jaime II, nieto del Conquistador. Para ello, algunos de los actuales caballeros de la Orden, cuyo maestrazgo ejerce en la actualidad el rey Felipe VI, junto a otros de las órdenes hermanas de Santiago, Calatrava y Alcántara, se reunieron en Capítulo en la iglesia parroquial de Montesa con la finalidad de celebrar una eucaristía.

A las doce de la mañana, un total de 22 caballeros (13 de Montesa, tres de Santiago, uno de Calatrava y cinco de Alcántara) revestidos con su correspondiente hábito se trasladaron de la casa abadía a la iglesia presididos por S.A.R. don Pedro de Borbón-Dos Sicilias y Orleans, presidente del Real Consejo de las Órdenes. Si la misa fue seguida por un templo abarrotado de gente, todavía lo fue más el cruzamiento realizado tras la homilía, pues un hijo del mismo pueblo, el historiador JOSEP CERDÀ I BALLESTER, fue armado caballero de la Orden y se le impuso el hábito de Montesa.

Las muestras de cariño se desbordaron en el momento en que el nuevo caballero abrazó a quien bendijo su hábito, el párroco de Montesa, Juan Albelda, momento en el cual la gente irrumpió en un prolongado aplauso. Según declaraciones a este mismo periódico, la Orden de Montesa ha querido recompensar «el trabajo paciente y constante de JOSEP CERDÀ, que además de implicarse en la restauración del patrimonio de Montesa, ha dedicado su vida como historiador al estudio de la misma Orden de manera infatigable». Por su parte, CERDÀ manifestó a este periódico sentirse «muy agradecido, aunque esto conlleva, si cabe, más compromiso y más trabajo en favor de la cultura y de la historia de Montesa y de la Orden».

Con la citada bula de 10 de junio del año 1317, se creaba la Orden de Santa María de Montesa, aunque las gestiones para la fundación real de la institución se retrasaron hasta el 22 de julio de 1319. Detrás del proceso que condujo a la creación de una orden militar en el Reino de Valencia estuvo el rey Jaime II, pues con ello se daba una salida a los bienes de la extinta Orden del Temple, que pasaron a la nueva Orden de Montesa junto con los que tenía, también, la Orden de San Juan del Hospital en Valencia „excepto la encomienda de Torrent y la iglesia de aquella Orden en la capital„. Más tarde, en 1400, se fusionó con Montesa otra orden militar, San Jorge de Alfama, que vino a completar su nombre junto al de Santa María.

Fuente: http://www.levante-emv.com

¿QUÉ LOCALIDADES CELEBRAN HOY LA FESTIVIDAD DE SAN ROQUE?

Se trata de uno de los santos de mayor devoción popular con varias parroquias dedicadas a su figura y es también patrón de nueve municipios.

Acto de la bajada de San Roque, el año pasado en Serra. / J. L.

EUROPA PRESS

Diez localidades de la archidiócesis de Valencia celebrarán este miércoles, a su patrón San Roque, “uno de los santos sanadores con mayor tradición en los pueblos”, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

El director del Archivo diocesano de Religiosidad Popular, ANDRÉS DE SALES FERRI (Cronista Honorari de Fortaleny, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València), este santo “siempre se le representa con un perro porque estando en Roma, en el siglo XIV, atendió a los enfermos de peste e incluso llegó a afectarle a él y nadie quiso atenderle ni acercarse, excepto un perro que cada día le llevaba un trozo de pan”.

En la diócesis valenciana, donde ocho parroquias están dedicadas a este santo nacido en Montpellier (Francia) en 1.300, es patrón de poblaciones como Burjassot, Olocau, Tavernes Blanques, Vallanca, Villar del Arzobispo, San Antonio de Benagéber, Dos Aguas o Llíber, entre otras, y patrón canónico de Paiporta, Villargodo del Cabriel y de Museros, según fuentes del Arzobispado.

Asimismo, las parroquias dedicadas al santo se encuentran en Oliva, Silla, Villagordo del Cabriel, Lloc Nou de San Jeroni, Benialí-Vall de la Gallinera, la aldea del Oro en Cortes de Pallás, Benicull y en el barrio valenciano de Benicalap.

Se trata de uno de los santos de mayor devoción popular, por lo que aparte de las diez localidades que lo tienen como patrón, en otras muchas poblaciones en las que no lo es, como Chella y Bolbaite, también lo celebran con romerías y misas “por una devoción muy arraigada”, ha precisado Ferri.

Además de los actos de esta mañana como el tributo a la pólvora en Serra, muchas poblaciones celebran sus festividades por la tarde. Así, en el caso de Burjassot, hoy tendrá lugar, a las 20.30 horas, la procesión. La jornada concluye a partir de las 23.30 horas con dos actos tradicionales, la “pujà y rodà”. También en Serra hay programada una procesión en la tarde de este miércoles.

En la “pujà” se sube la imagen desde la iglesia de San Miguel Arcángel hasta la ermita de San Roque, “rodeada de cohetes y acompañada por los clavarios, devotos y banda de música”, mientras que en la “rodà” la imagen del santo “queda envuelta por los fuegos artificiales de los cohetes”, según ha explicado su párroco, Javier Abad.

Por su lado, en Chella trasladarán por la tarde la imagen del santo en romería hasta la iglesia parroquial, que acogerá una misa a las 19 horas, mientras que en Bolbaite celebrarán a las 19.45 horas la romería “con el traslado de la imagen del santo que hay en una hornacina en la calle del Calvario, hasta la parroquia, que acogerá una misa a las 20 horas”, ha explicado el párroco de ambas localidades, Ricardo Belda, que ha añadido que la imagen de Chella también se venera durante todo el año en otra hornacina ubicada, precisamente, en la calle San Roque.

Fuente: http://www.lasprovincias.es

ART AL VENT LLEGA A GATA ACOMPAÑADO DE UNA VARIADA OFERTA CULTURAL

La ruta urbana Mostra’m Gata pretende dar a conocer a los visitantes el centro urbano del municipio y los lugares más emblemáticos el miércoles 16, y MIGUEL VIVES, CRONISTA DE GATA (Associació de Cronistes Oficials del Regne de València), guiará una ruta de carácter más histórico por las calles del municipio el viernes 18.

La colla de dolçainers i tabals El Montgó y el Grup de Danses La Llata actuarán lunes 14 de agosto en la inauguración oficial.

Art al Vent XIV llega a Gata, a partir del lunes 14 de agosto, acompañado de una variada programación cultural para invitar a vecinos y visitantes a aprovechar las calles y disfrutar de las obras expuestas al atardecer.

La colla de dolçainers i tabals El Montgó y el Grup de Danses La Llata actuarán el lunes 14 de agosto en la inauguración oficial que se celebrará a partir de las 20:00 horas.

Para el miércoles 16 de agosto se ha organizado una ruta urbana que, con el título Mostra’m Gata, pretende dar a conocer entre los visitantes el centro urbano del municipio y los lugares más emblemáticos. Y el viernes 18 de agosto, MIGUEL VIVES, CRONISTA DE GATA, guiará una ruta de carácter más histórico por las calles del municipio. La salida de las rutas, que son para todos los públicos, será desde el Ayuntamiento a las 20 horas.

La música será la protagonista miércoles 23 de agosto con la actuación de un grupo instrumental a partir de las 20 horas en la plaza de España.

También la literatura tiene su espacio con la presentación del libro Entre dones, que tendrá lugar ante el Ayuntamiento el viernes 25 de agosto a las 20:00 horas. Es una recopilación de 10 escritoras del panorama actual: Raquel Ricart, Núria Cadenas, Isabel Canet Ferrer, Carmen Manuel, Pepa Guardiola, Isabel García Canet, Lirios Picó, Mercè Climent, Anna Maria Moner y Maria Josep Escrivà. En el acto intervendrán diversas autoras y la editora África Ramirez.

Además, y tras la buena acogida de la pasada edición, el coordinador de la muestra y maestro de la Escuela de Plástica Experimental A. Vives, Josep Ginestar, realizará una visita guiada a la exposición Art al Vent XIV el miércoles 30 de agosto a las 20:00 horas.

Cerrará la programación y pondrá el colofón a Art al Vent 2017 la Banda Juvenil de Gata con su actuación domingo 3 de septiembre en la plaza de la Iglesia, a partir de las 20:00 horas.

Fuente: http://lamarinaplaza.com

L’ALCORA RENDIRÁ HOMENAJE AL ‘MESTRE COETER’ ÁNGEL BALDAYO Y A LA SOCIEDAD ORNITOLÓGICA L’ALCORENSE

Ambos reconocimientos tendrán lugar el 19 de agosto, primer día de las Fiestas del Cristo 2017.

El Ayuntamiento de l’Alcora rendirá homenaje póstumo al ‘mestre coeter’ Ángel Baldayo Adsuara el próximo 19 de agosto, primer día de las Fiestas del Cristo. Tendrá lugar en el acto de imposición de bandas a la reina y damas 2017, que se celebrará en el Auditorio de la Caja Rural. En el transcurso del evento, el alcalde del municipio, Samuel Falomir, hará entrega a sus familiares de un plato cerámico.

Como recuerda JOSÉ MANUEL PUCHOL, CRONISTA OFICIAL DE LA VILA (Associació de Cronistes Oficials del Regne de València), Ángel Baldayo aparece por primera vez en el Libro de las Fiestas del Cristo de l’Alcora en el año 1981, fue el encargado de dirigir el monumental castillo de fuegos del Día del Cristo. Y desde entonces, su nombre ha estado ligado al de las fiestas alcorinas como el ‘coeter’ de las celebraciones.

Falomir destaca que “se trata de un justo y merecido homenaje, tanto por su extensa trayectoria, como por su destacado trabajo e implicación en nuestras fiestas”.

Este reconocimiento se sumará a los muchos otros con los que cuenta Baldayo, entre ellos, el de Hijo Adoptivo de la localidad vecina de Sant Joan de Moró o el ‘Fadrí Honorífic’ de las Fiestas de la Magdalena de Castelló.

Además de a Ángel Baldayo, el Ayuntamiento también rendirá homenaje el primer día de fiestas a la Sociedad Ornitológica l’Alcorense, con la finalidad de reconocer “su gran labor e implicación en la preservación, difusión y fomento de la cultura popular y tradiciones alcorinas”, tal y como resalta el primer edil. Tendrá lugar en el balcón del Ayuntamiento, tras la lectura del XXXIX Pregón de Fiestas.

Fuente: http://www.castelloninformacion.com

¿POR QUÉ HAY NÁUFRAGOS, LOCOS Y UN CURA EN LAS PLAYAS DE TORREVIEJA?

Miles de personas utilizan a diario todas las denominaciones del litoral torrevejense, pero pocos conocen la historia que tienen detrás.

D.PAMIES

Somos lo que nombramos. Y lo que ya no se nombra se lo lleva el olvido y la historia a partes iguales. Incluso en ciudades como Torrevieja, engrandecida por el turismo en calles y lugares a base de residenciales y nombres temáticos en serie, se encuentran rincones que anclan su denominación al tiempo. El Paseo de las Rocas, la Playa del Cura, la de los Locos, la Cala de la Higuera, el Tintero, la playa del Acequión, el Torrejón… Parajes conocidos por todos, populares y compartidos por decenas de miles de personas -sean turistas o residentes-, cuyos topónimos siguen envueltos en el respeto, la ingenuidad o el corazón de la gente que los nombró.

La tragedia de un día que tal vez fuera de verano, y acabó con el fallecimiento de un sacerdote ahogado en la playa, conmocionó de tal forma a la población que aquella fue ya y para siempre la Playa del Cura. La residencia de atención psiquiátrica construida a principios del siglo XX cerca de la Punta del Salaret -ésa que hoy se conoce más por ser la ubicación del edificio Luz Mar y el 222-, nos dejó el topónimo de la Playa de Los Locos. Pero qué sabía la gente de entonces de lo políticamente correcto ¿verdad? Aunque el doctor Ruiz Cánovas fuera pionero en la humanización científica del tratamiento de este tipo de enfermedades. Aunque la labor de aquellos profesionales se diluyera en los primeros años cuarenta en un mundo al que le resultaba más cómodo llamarlos locos.

La Playa de Los Náufragos nos lleva a tremendos temporales de levante. Sin diques. Sin puerto. A barcos que quedaban náufragos de sí mismos y acababan en la playa más sureña del municipio de cualquier manera. Encallados. Rotos. Descuartizados. Debía ser tan cotidiano aquello que en tierra los esperaba el reciclaje. Toda una industria. Y claro que sí, aquella era la playa de Los Náufragos. No podía llamarse de otra forma.

Pero la explicación de la toponimia local no es siempre de grandes historias. Hay lugares mucho más modestos que se nombran por un distintivo del paisaje como Cala Piteras, Cala de La Zorra, de La Higuera. Algunos por clara derivación valenciana como Cabo Cervera (Cap Cerver), Cabo Roig (Cap Roig), Punta Margalla (de margalló o palmito)o Punta Prima (prima, delgada). También los hay que aluden a distintas faenas como Cala del Palangre, de Los Trabajos, o El Tintero, donde se encuentra un popular kiosko-terraza junto a la Playa del Cura que tomó su nombre del sitio donde los pescadores tintaban las redes. La Playa de La Mata, y la población del mismo nombre tomaron probablemente su nombre de un lentisco de grandes dimensiones ¿ Y hay algo más sencillo que un Paseo de las Rocas aunque se llame de Juan Aparicio?.

Playa de Los Locos: «Sanatorio» para enfermos mentales

En 1908 el doctor murciano Mariano Ruiz Cánovas puso en marcha el Sanatorio Virgen del Carmen en el actual Palmeral. Baluarte de nuevas formas científicas en el tratamiento de la enfermedad mental, muy alejado del concepto de «manicomio», funcionó hasta después de terminar la Guerra Civil. «Los Locos», claro está, deriva de la denominación popular de sus residentes. Hoy la avenida paralela a la playa lleva también el nombre de este doctor.

Playa del Cura: Un nombre curioso y una historia oral

Hay muy pocas referencias históricas al origen del nombre de la playa más popular y urbana de la ciudad. Su historia es asociada por la transmisión oral al dramático suceso en el que un sacerdote pereció ahogado en sus aguas. El nombre viene de antiguo. El CRONISTA OFICIAL DE TORREVIEJA (Francisco Sala Aniorte, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València) lo encuentra señalado en las cartas náuticas al menos desde 1870.

La Cala del Palangre: La tradición pesquera como argumento

Esta minúscula playita situada entre las del Cura y Los Locos debe su nombre a la tradición pesquera de Torrevieja. En concreto, a las artes de pesca con palangre, que a buen seguro tendrían una zona para calar frente a este tramo de litoral antiguamente. Y no tanto porque todavía hoy las embarcaciones de artes menores calan sus redes en las proximidades, algo que cualquier usuario de las playas de Torrevieja puede observar en distintas horas del día. Es una playa singular, porque siempre desaparece con los temporales y el torrente de agua de lluvia que arrastra toda la Avenida de Las Habaneras. Pero siempre reaparece en verano, con toda su arena, como un rincón de aguas cristalinas, con fondos en los que se alternan la roca y la arena, en pleno centro del casco urbano de Torrevieja.

La Mata: El lentisco que dio origen al nombre de la pedanía

El topónimo de esta extensa playa se relaciona en primer lugar con la población de La Mata, donde se ubica este arenal perteneciente al cordón dunar litoral. Pero ¿Por qué La Mata se llama La Mata? Según la teoría del investigador y biólogo Juan Antonio Pujol, en la zona del embarcadero de las primeras casas que dieron origen a la pedanía habría existido un ejemplar de gran porte de lentisco. Un arbusto que sería «digno de ver» -como les gusta decir a los torrevejenses-, si tenemos en cuenta que ya aparecía documentado como referencia del lugar en alguno de los mapas más antiguos de la zona. El lentisco, especie mediterránea que medra de maravilla en suelos calizos y salinos junto al mar, era conocida con el nombre de «mata», y pueden llegar a alcanzar varios metros de altura.

Cala del Lobo: La más desconocida de todas las calas torrevejenses

Muy poco conocida en Torrevieja hoy, la denominación de Cala del Lobo Marino, sí aparece en la antigua cartografía de la zona. Y el topónimo tiene su interés porque recoge la existencia de una especie, el lobo marino, que ha desaparecido de las costas del sureste mediterráneo. La cala, muy escondida pero accesible, está situada junto a Cabo Cervera y La Torre del Moro. En este tramo de costa rocosa y recortada el municipio se suceden lugares que se conocen con nombres que salen del paisaje donde se encuentran. La cala de la Higuera, La Redonda, la cala de La Zorra. O la cala de Los Trabajos, que se localiza junto al edificio Luz Mar (Playa de los Locos), y tiene su origen en la cantera abierta en su día para extraer material de construcción -piedra-, y algunos dicen fue al puerto.

Fuente: http://www.diarioinformacion.com

SEGORBE PREPARA LA CONMEMORACIÓN DEL LXXV JOSE CAMARÓN

El Ayuntamiento de Segorbe hará un impás el próximo año al no convocar la Exposición y Concurso Internacional de Arte José Camarón, con el fin de destinar la dotación económica de los cinco premios contemplados en el mismo a la celebración de los actos conmemorativos del 75 aniversario del certamen.

Así las cosas el premio Camarón, patrocinado por el Ayuntamiento de Segorbe con 2.300 euros, el premio Ribalta, patrocinado por la Diputación Provincial de Castellón con 2.000 euros, el premio Fundación Bancaja Segorbe patrocinado por esta entidad con 1,200 euros, el premio Ciudad de Segorbe, patrocinado por el Ayuntamiento de Segorbe con 700 euros, y el premio comarcal  Fundación Bancaja Segorbe, patrocinado por la misma con 600 euros, servirán para financiar la edición de un catalogo y celebración de una triple exposición paralela  en sedes todavía por determinar de las entidades patrocinadoras.

La edición del catálogo es, que verá la luz el próximo mes de junio, es, sin duda, la apuesta fuerte de la efeméride, en la cual el Ayuntamiento empezó a trabajar el pasado mes de octubre.

La redacción y confección del catalogo correrá a cargo del investigador e historiador, FRANCISCO JOSÉ GUERRERO (Cronista oficial adjunto de Jérica y Honorario de Segorbe, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València) , quien hoy ha adelantado  parte de los contenidos de la publicación, que recogerá un análisis de las tendencias pictóricas, relación de participantes y premiados, composición de jurados, anecdotarios e imágenes de todas las obras reconocidas con un premio, entre otras cuestiones.

La publicación del catálogo se hará coincidir con el inicio de las tres exposiciones de arte que se tiene previsto celebrar durante los meses comprendidos entre junio y octubre y para las que el Ayuntamiento de Segorbe quiere “implicar  al máximo a las instituciones del certamen”, según afirmó el alcalde, Rafael Magdalena, que junto a la concejal de cultura, Teresa Mateo, han acompañado a Guerrero en la rueda de prensa.

El catalogo, que el Ayuntamiento estudiará la forma de distribución o venta mediante la cual los ciudadnaos podrán acceder a él, también contará con una sección en la que tres críticos de arte analizarán la evolución y galardonados de los tres grandes premios de la exposición: el Premio Camarón, el Premio Ribalta y el Premio de la Fundación Bancaja.

Así mismo se tiene previsto celebrar un concurso para obtener el diseño de un logotipo representativo de la efeméride, además de  preparar una visita virtual de los cuadros premiados en el certamen. FRANCISCO JOSÉ GUERRERO justifico la suspensión temporal de los premios alegando que “aunque pueda parecer lo contrario esto no rompería la tradición de los premios porque durante sus primeros 19 años simplemente tenía lugar un encuentro de artistas para intercambiar opiniones y tendencias, siendo en 1962 cuando se comenzó a entregar los galardones de dibujo y pintura”.

El catalogo pretende ser una especie de “justo homenaje” a la prolongada trayectoria del certamen de arte decano de los concurso de la Comunidad Valenciana, por el que han pasado cerca de 1.500 artistas y presentado más de 5.500 obras.

Fuente: http://www.infopalancia.com

1977: HACE CUARENTA AÑOS

ANTONIO LUIS GALIANO, CRONISTA OFICIAL DE ORIHUELA

A modo de prueba, en 1974 se celebraron los primeros desfiles de Moros y Cristianos, rescatando aquellas fiestas que se organizaron en el siglo XVI y que habían quedado sumidas en el olvido desde hacía cuatro siglos. En esos años de los setenta del pasado siglo, naciendo del pueblo y a través de sus barrios acogidos en agrupaciones festeras (Armengoles, Cruzados de Cristo, Caballeros del Rey Teodomiro y Cruzados del Pilar) todos los oriolanos se congregaron para intentar consolidar lo que se ha visto ahora premiado con la declaración de Interés Turístico Nacional. En ese año de 1977, se incorporaron dos nuevas comparsas: Huestes de Jaime I y Moros Abdelacies. La primera de ellas desaparecida años después. Así, las comparsas que aún perduran, junto con otras que cambiaron de nombre como los Marinos Corsos (después Seguidores de Arum y Ruidoms), o que desaparecieron como Estudiantes y Cruzados Herodios; fueron las protagonistas de los desfiles en dicho año, con sus embajadores al frente, Claudio Sarabia Serna y Benjamín López Ortega. Por entonces, se llevaban a cabo dos desfiles: Agrupaciones Festeras y Solemne de entrada de Moros y Cristianos.

El programa de fiestas abarcó desde el día 9 de julio hasta el 17, y en él no faltaron verbenas, retreta, salvas, castillos de fuegos artificiales, guerrillas, embajadas, tomas del castillo y ofrenda floral a Nuestra Señora de Monserrate. Por segunda vez, se llevó a cabo el 2 de julio el Pregón de Fiestas que estuvo a cargo del abogado oriolano Manuel Martínez Ros, que había sido presidente del Casino Orcelitano y creador de la Fiesta del Azahar. También, y por segundo año, los integrantes de las distintas agrupaciones intervinieron en la procesión traslado de las patronas Santas Justa y Rufina, así como en los actos del «Día del Pájaro», en cuya misa de la Reconquista, el sermón fue predicado por el sacerdote oriolano, Antonio Roca Cabrera. Ese día tuvo especial relevancia el arribo de los oriolanos ausentes, a cuyo frente se encontraba el presidente de la Casa de Orihuela en Alicante, Antonio Mogica Tafalla.

La Tesorería estaba a cargo de Francisco Javier Portas Lacércel, mientras que era presidente Francisco Tormo de Haro y la Comisión de Fiestas la presidía Antonio Giménez Lozano.

Las fiestas, bajo el punto de vista económico, no pudieron ser mejores, ya que el ejercicio se cerró con un superávit de 15.957,46 pesetas, teniendo en cuenta la subvención del Ayuntamiento de Orihuela por un importe de 99.600 pesetas; del Ayuntamiento de Alicante, de 250.000 pesetas por el desplazamiento a la capital con motivo de las Hogueras de San Juan; y recaudación por la venta de sillas para los desfiles, 1.137.125 pesetas. En el capítulo de gastos, las mayores partidas correspondieron al alquiler de alumbrado y consumo eléctrico, 314.265,60 pesetas, y a la propaganda y revista que supuso, 332.242 pesetas. Esta última llevaba como portada el Primer Premio de Fotografía en Color, original de Francisco Duréndez Díaz, y en ella, aparecían artículos de Antonio Bo García y Antonio Giménez Lozano, la crónica de las fiestas del año anterior, firmada por José Torres López, y el poema de Joaquín Más Nieves, titulado «Romance del mes de julio». Entre los textos de las comparsas, el Cronista de las Huestes Almohábenas concluía así: «Por fin la fiesta acecha, golpes de timbales, danza festera, todos juntos en las filas, en la comparsa, en la carrera, hombro con hombro los que aquí viven junto a los que viven fuera, pero todos aunados en el amor a Orihuela, en las cosas y en las fiestas de esta tierra, que es nuestra dicha, que es nuestra alegría, que es nuestra Orihuela».

Han transcurrido cuarenta años desde entonces.

Fuente: http://www.diarioinformacion.com

EL ARCHIVO DE RELIGIOSIDAD POPULAR DEL ARZOBISPADO DE VALENCIA REÚNE YA MÁS DE 27.300 LIBROS DE FIESTAS

B.N.

El Archivo de Religiosidad Popular del Arzobispado de Valencia ya ha superado la cifra de 27.300 libros de fiestas de la Comunidad Valenciana relacionados con las fiestas patronales, Moros y Cristianos o la Semana Santa que se celebran en los pueblos de Alicante, Castellón y Valencia de todas las épocas. El más antiguo data de 1665 y trata el milagro de la Font Roja de Alcoi.

El archivo, dirigido por el sacerdote valenciano ANDRÉS DE SALES FERRI (Cronista Honorario de Fortaleny, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València) , también cuenta en sus fondos documentales con revistas, colecciones de grabados, estampas de devocionarios y láminas desde el siglo XVII.

Actualmente, el archivo está situado en el Seminario de Moncada y consta de dos salas. Una de ellas alberga la biblioteca de libros con más de 10.000 volúmenes antiguos y actuales sobre temas relacionados con la imaginería religiosa, las advocaciones de los santos, historias de los templos, artistas valencianos o catálogos de arte, entre otros temas.

Estos libros han llegado al archivo por diferentes vías como donaciones particulares, peticiones de ANDRÉS DE SALES FERRI, adquisiciones en subastas o compras en otros archivos o colecciones.

Todo este material se reunido gracias a su director, que envía por correo cada año más de 500 cartas a ayuntamientos, asociaciones, cofradías y entidades locales variadas.

Fuente: http://paraula.org

HUELLAS ROMANAS EN ALGAR DE PALÀNCIA

Se han hallado materiales de construcción de la época, piezas de sillería e incluso fragmentos de rueda de molino reutilizados en los muros de mampostería.

El cronista oficial hace un repaso al abundante material de época romana que se ha encontrado en el conocido como l’Aljub d’Alfara, lo que, según su teoría, certifica que hubo una villa rural en lo que hoy es término municipal de Algar.

Huellas romanas en Algar de Palància

JOSEP CATALUNYA CRONISTA OFICIAL DE ALGAR DE PALÀNCIA

Un reciente e interesantísimo artículo de Levante-EMV bajo el título «El Sagunt romano fue el origen de 23 poblaciones» se explicaba, sobre la base de la tesis doctoral del arqueólogo Miquel R. Martí Matíes, que esos municipios nacieron a partir de los dos acueductos que suministraban agua a dicha ciudad desde Vilamarxant (Camp de Túria) hasta Bejís (Alto Palancia).

Según el citado doctor en arqueología, en la ribera del río Palancia, desde Bejís a Sagunt, nos encontramos con doce localidades que tuvieron villas romanas, a excepción de Sot de Ferrer (Alto Palancia) y Algar de Palància (El Camp de Morvedre), si bien reconoce que, aunque no hay restos catalogados de esa época, sí hay indicios en ambos de que pudiera haberlos.

Quizá sea interesante para los lectores, siquiera brevemente, conocer qué debe entenderse por villa romana.

Fornell Muñoz, de la Universidad de Jaén (Revista de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación 2002, pp. 1-19) y Francisco Javier Burgos Luengo (Revista digital Innovación y experiencias educativas de Granada), citando a los agrónomos romanos Catón, Varrón y Columela, nos ofrecen dos conceptos de villa romana. El primero habla de una modesta construcción en el campo al servicio de la explotación agraria y el segundo a la residencia lujosa concebida para el tiempo libre y el descanso, desvinculada de la propiedad de la tierra.

Pensamos que, cuando Miquel R. Martí Matíes habla de las villas romanas del Palancia, se está refiriendo a la primera de estas acepciones. Y cuando se refiere a Algar de Palància, como hemos visto, habla solo de indicios sobre la existencia de alguna villa romana y de que no hay restos catalogados.

En este punto, nos permitimos traer a colación lo manifestado por la arqueóloga Manuela Raga y Rubio en su importante trabajo Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos (Bienes de interés cultural, yacimientos arqueológicos y elementos etnológicos), ordenado por el Ayuntamiento de Algar de Palància como consecuencia de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

La citada arqueóloga se refiere a la villa romana de l’Aljub d’Alfara, en el término municipal de Algar (los vecinos lo llaman «aljub de la regaora d’Alfara») y nos dice, entre otras cosas, que «el asentamiento romano conocido como L’Aljub d’Alfara es considerado como una villa rural, con cronología de los siglos I-III d.C. En la prospección se registra abundante presencia de fragmentos de materiales de construcción de época romana, por lo general de buen tamaño y con aristas, lo que indica su conservación prácticamente in situ, piezas de sillería reutilizadas e incluso fragmentos de rueda de molino reutilizados en los muros de mampostería que delimitan el bancal actual. Otros restos cerámicos de producciones del tipo TSH y cerámica común de esta cronología también son muy abundantes en la zona delimitada como yacimiento y en su correspondiente margen de seguridad. De entre los materiales cabe destacar la presencia de una pieza de piedra caliza, cilíndrica, probablemente de un molino, de 125 centímetros de diámetro y de altura constatada de 1 metro, con una serie de muescas rectangulares, simétricas, asociadas a su funcionalidad. Sobre las parcelas delimitadas se observan, además de los restos de material de construcción de época romana y sillería, abundantes fragmentos de ánfora y de otros recipientes de cerámica común, tanto de almacén y transporte como de servicio de mesa. En la bibliografía consultada, consta el hallazgo de «pondera», partes conservadas in situ de un piso de pavimento de ladrillo romboidal, incluso un pequeño mosaico (en el aljibe) que reutiliza 16 teselas originales de un mosaico romano».

Altozano rodeado de cultivos

Hay que decir que el lugar descrito está situado en un pequeño altozano, rodeado de tierra apta para el cultivo, a un kilómetro de distancia del casco urbano de Algar y no demasiado lejos del cauce del río Palancia y de la actual Acequia Mayor de Sagunto.

Con independencia de que los restos estén o no catalogados, de lo que digan los expertos autorizados en la materia y de los quizá necesarios trabajos de excavación arqueológica, como dice la arqueóloga Manuela Raga y Rubio, creemos con cierta verosimilitud que también en Algar hubo una villa romana en los primeros siglos de nuestra era, igual que ocurrió en el resto de pueblos próximos al río Palancia y al antiguo acueducto de Bejís a Sagunt.

Fuente: http://www.levante-emv.com