Arxiu mensual: Desembre de 2020

ALGAR, POBLE SOLIDARI AMB UCRAÏNA

Orfenat de Bucha (Ucraïna)
Xiquets i xiquetes ucraïnesos en la Setmana Cultural d’Algar (agost de1995)
Famílies valencianes acollidores en Irpen (Ucraïna)
Xiquets i xiquetes ucraïneos en l’Ajuntament d’Algar
Famílies valencianes acollidores en Algar amb alguns dels xiquets i xiquetes acollits

JOSEP CATALUNYA ALBERT, CRONISTA OFICIAL D’ALGAR DE PALÀNCIA

La central nuclear de Txernòbil (Central elèctrica nuclear memorial V.L.Lenin) es troba al nord  d’Ucraïna, pròxima a la ciutat del mateix nom, en la   província   de   Kiev,   capital   de   l’Estat,   a   110   quilòmetres   d’esta   i   a   16 quilòmetres de la frontera amb Bielorússia (oficialment República de Belarús, i la seua capital és Minsk).

El 26 d’abril de 1986 va tindre lloc un gravíssim accident  en la citada central   nuclear,   aleshores   pertanyent   encara   a   la   Unió   de   Repúbliques Socialistes Soviètiques (URSS). Va explotar la Unitat número 4 de la central i l’explosió   va   provocar   una   fuga   radioactiva   descontrolada,   alliberant   a l’atmosfera grans quantitats de iodo radioactiu i cesi, que es van dispersar per Bielorússia, Rússia i Ucraïna, arribant fins i tot a països com Suècia, Finlàndia, Àustria, Noruega, Bulgària, Suïssa, Grècia i Itàlia.

Els efectes mediambientals van ser enormes, però el que cal destacar són els efectes nocius sobre la salut de les persones afectades per la propagació del núvol radioactiu. Amb independència dels milers i milers de persones que van ser desplaçades de les zones més pròximes a la central nuclear en un radi d’uns 150 quilòmetres, cal dir que les conseqüències per a la salut van ser molt greus: augment   importantíssim   del   càncer   de   tiroides,   leucèmia,   tuberculosi, cataractes, etc., i un impacte psicològic i mental, afectant especialment a xiquets i xiquetes, a més de la carència d’aliments sans bàsics per a la vida.

La fundació valenciana Abogados sin Fronteras, seguint les directrius i les recomanacions de l’Organització Mundial de la Salut (OMS) va decidir, l’any 1995, d’acord amb el vist i plau del govern d’Espanya, de la Generalitat Valenciana i de les autoritats d’Ucraïna, dur a terme, en l’estiu d’este any, un programa solidari d’acolliment temporal, durant els mesos de juliol i agost, de xiquets   i   xiquetes     ucraïnesos,   residents   en   els   zones   més   afectades,   bé procedents  d’orfenats,  bé  de   famílies  necessitades.  El  programa  d’acollida d’esta fundació va tindre lloc durant uns deu anys i cada any eren acollits més de   cent   menors   per   famílies   valencianes.  Actualment,   encara   es   continua realitzant este programa per l’associació valenciana Juntos por la Vida, la qual es pot considerar, d’alguna manera, successora de la fundació Abogados sin Fronteras.

Algar, un xicotet municipi de 500 habitants, no ho va dubtar i ja l’any 1995 es va adherir al programa de Abogados sin Fronteras, acollint diverses famílies del poble un total de quinze xiquets i xiquetes ucraïnesos, procedents de orfenats d’Ucraïna ( Bucha, Maliatko, etc.) i de famílies necessitades de poblacions com Irpen, Gostomel, Slavútych (ciutat construïda a propòsit per al personal evacuat de la central i de la ciutat de Txernòbil, després de l’accident de 1986, a 40 quilòmetres en línia de la central nuclear), i la pròpia Kiev, capital del país.

Les   famílies   acollidores   van   assumir   la   totalitat   de   les   despeses   del desplaçament dels menors, inclòs el pagament del bitllet d’avió. Els xiquets i xiquetes, a més de rebre una alimentació sana i   poder respirar, durant dos mesos, una aire més pur, seguint les recomanacions de les autoritats sanitàries van   ser   sotmesos   a   un   reconeixement     mèdic   gratuït   en   el   Departament d’Oncologia Infantil de l’Hospital Clínic de València. Cal destacar la facilitat amb la qual els menors van aprendre a parlar en castellà i en valencià. Els noms de Maxim, Helena, Tatiana, Sevtelana, Mariana, Anna, Pavel, Alexandre, etc., es van fer populars en Algar.  Era un goig veure l’alegria en el seu rostre i el bé que ho van passar durant la seua estança en el poble.

Els xiquets i xiquetes acollits en Algar hui ja són majors, però encara es mantenen   forts   llaços   d’afecte,   amistat   i   bones   relacions     de   les   famílies acollidores amb els mateixos i amb els responsables del centres d’acollida ucraïnesos i, en el seu cas, amb les famílies d’aquells, havent inclús viatjat algunes famílies d’Algar a la pròpia Ucraïna per visitar-los. Cal dir també que algunes famílies els van ajudar en els seus estudis i en la seua formació, havent acabat alguns d’ells estudis universitaris o la formació professional, la qual cosa els ha facilitat trobar treball en el seu país. Alguns menors, hui ja majors com s’ha dit, tornen de quan en quan a Algar per passar uns dies amb les seus famílies acollidores. Desgraciadament, hem de dir que alguns d’estos nens i nenes van morir a conseqüència de la malaltia adquirida a causa de l’accident de Txernòbil, la qual cosa ha omplert de dolor a les famílies acollidores. Famílies valencianes acollidores en Algar  amb alguns dels xiquets i xiquetes acollits.

En definitiva, esta experiència solidària de la gent d’Algar ha deixat un record inesborrable en el poble, sent un fet  i una pàgina que també cal inscriure com a part destacable de la seua xicoteta història.

TRECE DE DICIEMBRE

ANTONIO LUIS GALIANO PÉREZ, CRONISTA OFICIAL DE ORIHUELA

No sé, si esta fecha les dirá algo. Sin embargo, a las mujeres que celebran el día de su santo, seguro que saben que hoy, con motivo de su onomástico se conmemora a la mártir Lucía, que se mantuvo fiel en el Cristianismo hace 1716 años. Recuerdo que en la estampa que tenía de niño en mi «Album Popular de Santoral», se la representaba con un plato en el que aparecían sus ojos, y en el texto que la acompañaba se decía que, según una tradición, «eran tan hermosos que para impedir incitar al pecado, en aquella época de paganismo, prefirió arrancárselos». Lo cierto es que a mis pocos años, esa imagen me producía asombro.

Esta festividad, en Orihuela a finales del siglo XVIII, concretamente en 1797, por la tarde, el Obispo Francisco Antonio Cebrián y Valda acudía a la iglesia de Santa Lucía a adorar la reliquia de la mártir y tras ello pasaba a visitar a algunos enfermos. Por la mañana el Prelado había confirmado en la parroquia de las Santas Justa y Rufina a dos hijas del historiador Josef Montesinos Pérez Martínez y Orumbella, llamadas Francisca y María Concepción, actuando como padrinos Manuel Albornoz, sargento mayor de los Voluntarios Honrados y su madre política, María de Monserrate Soto y Cebrián, ambos primos del Obispo.

Al año siguiente, en la citada iglesia, era celebrada solemnemente la festividad, cantando la misa el dominico fray Mariano Abad y ocupando la sagrada cátedra el también hermano de su Orden, fray Tomás Castañer. En 1799, celebró fray Manuel Pérez, catedrático de Gramática del Colegio de Predicadores y predicó fray Vicente Mir, lector jubilado de dicho Colegio y confesor del convento de las dominicas.

Pero este día, 13 de diciembre, a lo largo de la historia de nuestra ciudad nos presenta algunas circunstancias que vamos a recordar. Por ejemplo, en los albores del citado siglo, en 1701, el oriolano José de la Torre y Orumbella, que había sido canónigo en nuestra catedral y doctoral de la Metropolitana de Valencia, tomaba posesión del Obispado de Orihuela.

Un siglo después, en 1802, el lunes 13 de diciembre partían desde Valencia, donde habían permanecido desde el 25 de noviembre, los Reyes Carlos IV y Luisa de Borbón. Tras atravesar varias poblaciones, arribaban a Orihuela el día 20 de dicho mes. En el primero de esos días, con la asistencia de los Cabildos Civil y Eclesiástico se celebraba en la Catedral una rogativa por el feliz viaje de los Reyes y, a la vez, se oficiaban misas por ese motivo en las parroquias de Santiago y de las Santas Justa y Rufina, y en el Seminario.

En esa fecha de 1842, se estaba trabajando en el montaje del piso del nuevo puente de Poniente y el acondicionamiento del acceso al mismo por ambos lados, cuyas obras finalizaron el día 21 de diciembre.

En 1891, los vecinos de la Partida de Bonanza festejaban a su Patrón, San Joaquín, y el Ilustre Colegio de Abogados hacía lo propio con su Patrona la Inmaculada Concepción en la iglesia de San Juan de la Penitencia. Por la tarde había una función de títeres en la Plaza de Toros, representándose la pantomima «Lucifer o el Monstruo Verde».

Pero, no todo eran celebraciones religiosas. Años antes, el 13 de diciembre de 1887, era detenido un individuo con domicilio desconocido, por organizar partidas de dados y de naipes en la vía pública.

En 1903, en ese día, los vecinos de las calles del Colegio, la Corredera y San Juan las engalanaban con motivo de las fiestas de la Coronación de la Inmaculada de la Iglesia de Santo Domingo. Para ello, montaron colgaduras, arcos y banderas, contándose con la participación de la Banda de Música Santa Cecilia. Y, de nuevo, el Colegio de Abogados cuyo decano era Severiano de Madaria, homenajeaban a su Patrona en la Iglesia de las clarisas, predicando el canónigo Mariano Olmos Alcaraz.

Dos años después, llegaba a Orihuela el turronero de Jijona, Antonio García que se hospedaba en la Fonda Bella Vista que se encontraba en el lugar donde en los años veinte se construyó el Hotel Palace. Dicho comerciante, expendía sus productos en la Plaza de la Soledad y hasta allí llegaban los oriolanos a mercar además de los turrones; peladillas, piñones, anises, dulces secos y pastelillos.

Era 13 de diciembre y la Navidad estaba cerca.

Fuente: https://www.informacion.es

EL COLOR DEL MIEDO

ANTONIO GASCÓ, CRONISTA OFICIAL DE CASTELLÓ

El todopoderoso Felipe II fue un auténtico rey internacional con vínculos con todos los estados europeos, por supuesto el papado y algunos asiáticos. Con el vecino reino de Portugal esos vínculos eran de lo más frecuente y más habida cuenta el parentesco que había entre las dos casas reinantes. Portugal tenía considerables empeños en África, desde la toma de Tánger en 1471, y el rey Don Sebastián estaba muy atraído en mantener el asiento de su país en esa área africana contra los emires enemigos pertenecientes a la dinastía Saadí. El joven rey luso, estimulado por el éxito que Juan de Austria , el hermano bastardo del monarca español había conseguido en la batalla de Lepanto, anhelaba ampliar sus territorios en el área Norte de África y vio la ocasión propicia, cuando aconteció el destronamiento del rey Muley Ahmed en Marruecos.

El proyecto, como le previno su tío abuelo, Felipe II, era suicida. En la entrevista en el monasterio de Guadalupe, acompañaba al monarca español, como asesor militar, su mejor estratega: el Duque de Alba. El veterano soldado, habiendo estudiado a conciencia la situación del desembarco en Arcila, ratificó la opinión de su rey, significando, además, el gasto desmedido que esa empresa suponía. El soberano portugués, con irreflexiva insolencia, tomó por cobardía las palabras del vencedor de Mühberg.

—¿De qué color es el miedo, general?

—Del color de la prudencia, majestad, le respondió Fernando Álvarez de Toledo . De poco le sirvió el juicioso razonamiento al arrebatado rey quien, pese a llevar un formidable ejército y contando con el muy generoso apoyo español, del Imperio romano germánico y de varias repúblicas itálicas, sería derrotado en agosto de 1578, en Alcazarquivir, donde perdió la vida. H

Fuente: https://www.elperiodicomediterraneo.com

DE CASINOS A GÁTOVA. RUTAS POR EL CAMP DE TURIA

JOSÉ SALVADOR MURGUI, CRONISTA OFICIAL DE CASINOS

Último domingo de diciembre y del año. El sol frena el frio, aunque los termómetros apenas rozan los diez grados. El día invita a salir, ya pasó la Navidad, la vida continua dentro de la no normalidad, pero buscando la naturaleza, buscando el renacer de la vida, me pongo en camino, siguiendo la ruta desde Llíria, por Marines, Olocau, Marines viejo, y una serpenteada carretera que te lleva hasta los cofines que unen Valencia, Castellón, la Sierra Calderona y la creación, la ecología, en su más puro estado.

La carretera te va atrapando, su estrechez, unida a los fuertes colores de la tierra, de las piedras, de la vegetación acariciada por el novedoso invierno, te introducen sobre un túnel  que forman los vedes pinos, en un camino angosto, en el que además de la belleza que te circunda, oyes la suavidad de los lamentos del viento, contemplando con respeto la rápida circulación de los vehículos, siempre con prisa para llegar a su destino.

Los ciclistas ponen la nota de color, pedaleando en pequeños grupos,  o subiendo con esfuerzo las cuestas que te presenta el camino. Es un entretenimiento completo, contemplas y meditas. Intentas guardar todos los momentos en fotos, y por fin llegar a la meta. De lejos ya ves las blancas paredes,  presididas por el solemne campanario que define el punto central del lugar.

Los pocos semáforos combinados hacen más fácil la travesía por la población, hasta llegar a la zona que puedes aparcar el vehículo y comenzar la aventura pensada. ¿Quién mejor que el Señor Alcalde de la población para guiar mis pasos por ella? Le llamé a Manuel Martínez, mí querido amigo Manolo, el cual fiel a la cita me esperaba junto a la fuente de los quince caños. En otras ocasiones ya había visitado esta joya rural, pero no con un cicerone que conoce todos los rincones y recovecos de su tierra.

Con que exquisitez, me explico algo que yo no conocía, algo vital para todos nuestros pueblos: el ciclo del agua. El agua que alimenta la fuente, el agua que surca por los arcos del puente, el agua que corre cantarina por esas acequias sepultadas… la que alimenta el flamante lavadero, en el que están  separadas dos antiguas pilas; una para lavar utensilios de cocina: calderas, paellas, sartenes… y la otra para el lavado de la ropa. El sol entra por los arcos, el agua limpia se refleja cual cristal en las paredes; el techo recién rehabilitado, ofrenda una imagen al visitante digna de recrear novelescos momentos cuando las redes sociales no existían, y las largas conversaciones en invierno y en verano, se alimentaban entre jabones, sábanas, camisas y ajuares recién estrenados que salían de aquel lugar impecablemente limpios.

El empedrado de la calle es rojo, al igual que las paredes que cubren las montañas,  la piedra de rodeno, arenisca, de grano medio y tono rojo es agradable a la vista, produce una uniformidad que define el entorno. Andando hemos llegado a un punto donde se ve el puente de entrada a la población muy bien conservado, el barranco limpio, preparado para que la naturaleza no haga maldades, una balsa de agua clara en la que se reflejan los edificios que la bordean,  a la vez que descubres los peces de colores que además de ser el adorno, favorecen el orden natural.

Desde allí se descubre el partidor de las aguas, las que se gastan o gastaban para regar, las que alimentaban el viejo matadero, convertido en Centro Municipal para albergar actividades culturales, o las referidas fuentes y lavadero. Eso es saber utilizar el agua, eso es saber reciclarla, eso hace honor a aquellos pobladores que con nobles ideas trazaron el aprovechamiento de esa preciada sustancia que representa una importante fuente de vida.

Desde una alta terraza, pude contemplar  el Molino de la Ceja, el Calvario, y una bella panorámica de todo el entorno, admiré la veleta del campanario, datada en 1794 en la que se aprecia la silueta de San José y el niño. Pude oír repicar la pequeña campana de Santa Bárbara, y me dejé empapar por el dorado-ocre  que engalana la puerta de una limpia iglesia.

Don Rafael Fernández, el Señor Cura, nos atendió de maravilla. A los pies de la patrona de Gátova, nuestra señora de la Merced, descubrimos como la huella de los años y el fervor popular consiguió  erigir esa iglesia en honor de su patrona la Virgen de los Ángeles. Los coloridos cristales, los dorados que rematan basamentos y capiteles, la impecable pintura, así como las hornacinas que custodian los santos, invitan a la oración. Es tiempo de Navidad, está el Niño Jesús en la cuna, y un pequeño belén presidiendo a los pies del presbiterio.

Me llama la atención la imagen de san Antonio, que el 17 de enero se celebra su fiesta, lleva sobre él dos rollos anisados, atados con rojos lazos, uno en su cayado muy próximo a las barbas, y el otro lo lleva el cerdo que le acompaña. Esos dos rollos son historia, han pasado la pandemia, junto al santo anacoreta egipcio de nacimiento… a ver si a partir del  día de su fiesta remite esta epidemia por el éxito de la vacuna, y el buen criterio y comportamiento de la gente. En realidad esta pandemia, también nos ha convertido “un poco” en ermitaños, hemos aprendido a estar más en casa. En el altar mayor se puede ver elevada sobre una columna, la blanca imagen de yeso de la Virgen de la Cueva Santa. Gátova también es parte de ese camino mariano.

¡Gracias don  Rafael, por hacer posible este encuentro con la fe y la historia, pues nos despide una Pila Bautismal policromada que el próximo año celebra su I Centenario, ya que en ella se lee “Año 1921”!

El tiempo corre veloz, las calles del pueblo nos esperan, las vamos recorriendo: San Roque, Bétera, Calvario, Mayor, Enmedio…. Casas decoradas sus exteriores, con bellas y modernas pinturas.  A lo alto vemos una  blanca pared con unos azulejos dedicados a San Pedro; posiblemente allí estuviera la antigua y primitiva ermita del pueblo. Los niños el día de su primera comunión acuden a esa casa, a perpetuar el momento con la histórica foto.

Empapado no solo de la naturaleza, sino de la calidad humana de los pueblos, de la gentileza de sus moradores, del encanto de sus rincones, de la vida que encierran las casas, me dispongo a despedirme, ya es casi hora de comer; mi anfitrión me dice que a dos  kilómetros están las fuentes  de la Alameda y la Fuente del Rebollo…

De camino, paso por una seductora piscina, enfrente de la calle Pintor Sorolla, teniendo que hacer una parada obligatoria junto al Acueducto de Piñel, donde la piedra rodeno, los pinos, el brezo (erica multiflora) más conocida como “petorro” y demás plantas de leña baja, consiguen camuflar el agua, entre los verdes colores que tapizan el entorno, todo ello bajo la atenta mirada de un corral semi destruido en el que se alzan dos rojos arcos de piedra tan bien tallada como construida.

El punto final son las dos fuentes mencionadas, en el Rebollo me encuentro una alfombra de hielo, brillantes olivos cargados de años que contrastan su color con el verde de los pinos. El surco que deja el agua se hace presente a una parte del camino, y al otro la frondosidad del paisaje consigue relajar  tu mente.

Gátova: 1611-2011 cuatrocientos años de Carta Puebla, recuerdos de la Ruta de los Repobladores; no solo esta presente Camarena de la Sierra, en el Valle de Olocau,  Marines y Gátova,  están presentes en este viaje todas aquellas mujeres y hombres que fueron capaces de legar un pueblo, una historia, una fe, unas fiestas,  unas danzas populares que cada año el 24 de septiembre se presentan con renovada tradición en la plaza del pueblo, como ejercicio de amor, abrazo al visitante, exhibición de saber, porque la Jota de Gátova, suena con fuerza, junto a la música de su banda, el cantar de un pueblo y la gloriosa indumentaria que define la calidad humana de  los vecinos de Gátova.

¡Gracias Señor Alcalde, gracias Manolo, Gátova es un pueblo con honor, el honor de tenerte a ti, y el honor de ser un pueblo, abierto, generoso y hospitalario que atrae a los visitantes! Gátova es una ruta maravillosa digna de transmitir paz!

Fuente: https://www.elperiodicodeaqui.com

EL SASTRE

ANTONIO LUIS GALIANO PÉREZ/CRONISTA OFICIAL DE ORIHUELA

Durante los meses de confinamiento ha habido aficiones para todos los gustos. Algunos, han tenido que acostumbrarse a seguir ganando el pan con el sudor de la frente, mediante el tele-trabajo que, al parecer, ha llegado para quedarse. Bueno es, si con esto no se acusa la claustrofobia y sirve para una mejor relación familiar. Otros, se han dedicado a correr los cien metros lisos en el pasillo, o se las han ingeniado para fabricarse unas pesas y dedicarse a la halterofilia. Al contar con más tiempo, y evitarse desplazamientos se ha podido rebuscar a través de la «caja tonta», y nunca mejor dicho por la gran cantidad de tonterías que hemos escuchado, para ver series televisivas o rescatar algunas películas añejas o más recientes. En mi caso, no me ha sobrado tiempo a pesar de ser un pensionista pues he seguido investigando, escribiendo, publicando y participando en jornadas, reuniones y congresos a través de nuevos métodos como las plataformas de comunicación; sin caer en ningún momento en otras de tipo social, pues estimo que en algunas de ellas se escudan anónimos o identificados (son los menos) participantes en los que sólo subyace como dice Chufo Lloréns en su novela ambientada en la Barcelona medieval, titulada «Te daré la tierra»: «la envidia, que es hija de la ineptitud y de la malquerencia de los mediocres».

Pero, en el dichoso confinamiento he tenido más tiempo para, como decía, rescatar alguna película y de ellas, recuerdo «El último traje», coproducción argentina y española, protagonizada por Ángela Molina y Miguel Ángel Solá, y en la que se nos muestra el viaje de un sastre judío en búsqueda de un amigo que le salvó de morir durante el holocausto, en el ocaso del nazismo.

Y si de sastres tratamos, este año de 2020 que agoniza, por lo de la pandemia, no he podido llevar a buen fin una de mis distracciones: acercarme a Madrid en vísperas de la Navidad, a presenciar algún espectáculo, ir a algún museo, o a visitar las exposiciones que se programan. Y, este año, de estas últimas tenía previsto ver la dedicada a Benito Pérez Galdós relacionado con la Sastrería Cornejo, con motivo del centenario del fallecimiento del primero y de los cien años del nacimiento de la segunda. Tenía curiosidad por apreciar y recordar los vestuarios de «Fortunata y Jacinta» o los de «Tristana».

Todo ello, nos acerca al arte que desarrollaban y realizan los que antaño eran conocidos como alfayates que no son otros que los sastres. Y, a estos me voy a referir, volviendo los ojos en el tiempo y situándonos en 1716, en que Manuel Ruiz, recibía licencia para abrir una tienda dedicada a este menester en Orihuela. Para ello, el día 29 de julio, se protocolizaba ante el notario Mateo Gilarte, la licencia y el permiso que le otorgaba el Oficio de Sastres, por medio de su clavario José Carrillo, y de los veedores Diego Martínez Serrano y Vicente Jover. La autorización para abrir la tienda se le daba por seis meses a partir de la fecha de la escritura y después de ello estaba obligado a examinarse para dicho oficio y abonar doce libras ocho sueldos. Sin embargo, se le exigía un fiador que, en este caso fue Alexandro Guerrero, el cual en el caso de incumplimiento, tanto por no haberse examinado o por impago contraía la obligación de asumir el abono de esa cantidad.

Por esas fechas, sabemos que como mínimo en Orihuela había diecinueve maestros de sastre, cuyo oficio se estaba rigiendo por unos capítulos y ordenanzas nuevos, ya que los antiguos que tenían aprobados habían desaparecido durante el saqueo perpetrado en la Guerra de Sucesión. Sin embargo, posteriormente, aparecieron, lo que dio lugar a que al disponer de dos ordenanzas que en algunos momentos originaban contradicciones, fue necesario entre los dos textos confeccionar uno nuevo que fuera presentado para su aprobación. Para ello, el 4 de noviembre de 1726 se celebró una junta del gremio presidida por el teniente de alguacil mayor Joseph Duque, con licencia del corregidor.

Pues bien, aunque hay quienes no dan puntada sin hilo, que lo podemos interpretar como aquello que dicen o hacen tiene sobre todo un beneficio para ellos; a los que me he referido, sastres o alfayates, siempre han sabido hacer de su trabajo un arte a base de dar con minuciosidad las puntadas correctamente.

En estos días, en recuerdo de mis abuelos, los sastres Luis y María.

Fuente: https://www.informacion.es

DÍAS DE ILUSIÓN

Francisco Perez Puche. Foto de Juan J. Monzó

FRANCISCO PÉREZ PUCHE, CRONISTA OFICIAL DE VALENCIA

Vamos a ver si dejamos las cosas bien claras desde el principio: el turrón duro es el Alicante y el blando el de Jijona. ¿Algo que objetar?». En vísperas del Año Berlanga, definiciones de este calado suelen procurar un silencio respetable si el padre de familia las esgrime de manera sólida. Después, con la lista de los números ordenada de menor a mayor, el amante de la auténtica Navidad estará preparado de buena mañana, con la radio puesta mejor que el televisor, para el ritual del sorteo de la Lotería.

Son días muy complicados, de sensibilidad a flor de piel. Las familias han atravesado muchos debates y están literalmente exhaustas. Siempre hay un hijo dispuesto a enmendar al legislativo, al ejecutivo y al judicial; siempre hay una hija preparada para discutir la tercera acepción de la RAE a la palabra «allegado». Y no hay manera de explicar que la mayor parte de los debates son trampas que tiende el gobierno para que estemos entretenidos mientras cuela bajo mano lo de la eutanasia.

El padre está con otros desvaríos: «¿Pero cómo he podido comprar un número tan feo? Esto no puede salir jamás. Ni siquiera deberían meter este número en el bombo, !por dignidad y por estética!». Pero lo compró. Compulsivamente, obsesionado con que el Gordo tiene que tocarle este año por una mera cuestión de Justicia Histórica. Los jóvenes, sin embargo, no creen en el azar y examinan los rincones del DOGV para constatar si dicen algo sobre lo de compartir comida de un mismo plato, como hemos hecho toda la vida en esta tierra, desde la llegada de los bereberes. Pues, no. La Generalidad se ha dejado sin cubrir lo del empaquetado de regalos y no ha regulado nada sobre lo interesante que sería hablar con un tono muy bajo, con el fin de no proyectar sobre los comensales de enfrente ni aerosoles ni esquirlas de cacahuete como hacíamos antaño, en lo más recio de la barbarie de la tribu.

El lotero compulsivo juega este año más, mucho más que el anterior. Piensa que hay que ayudar a la gente de la hostelería. Y a las fallas, que lo están pasando fatal sin saber cuándo podrán montar la carpa para encerrarse dentro en espera del juicio final (del jurado de su sección). Y encima, los jóvenes lo siguen discutiendo todo y andan dando la tabarra con lo de los orígenes familiares de los que vienen a sentarse a la mesa. «No, no papá, no. Entiéndelo: son seis personas –y los niños son personas– de dos orígenes. Lo que pasa es que se han rajado y han puesto lo de recomendar, que es un absurdo jurídico. ¿Cómo se puede recomendar? O dentro o fuera».

Lotería, el canto dulce de la Navidad. Divino tesoro.

Fuente: https://www.lasprovincias.es

UNA CELEBRACIÓN ATÍPICA DE LA XII FERIA DE NAVIDAD EN XIXONA

BERNARDO GARRIGÓS SIRVENT, CRONISTA OFICIAL DE XIXONA

Desde hace ya 12 años la ciudad de Xixona, alrededor del puente de la Constitución y la Inmaculada Concepción, celebra la Feria de Navidad. Un auténtico escaparate en la calle de las empresas productoras de turrones y dulces y otras relacionadas con la Navidad, que el año anterior supuso un auténtico reto al congregar en los días de feria a casi 100.000 personas en una ciudad que apenas alcanza los 7.000 habitantes. Con el paso del tiempo esta feria se había convertido en la celebración más multitudinaria y grande de España y en una cita ineludible para los paladares más exquisitos y para los más golosos.

Esta feria es un acontecimiento generador de negocio y riqueza no sólo para el sector turronero, sino también para el mundo de la gastronomía y restauración. En el centro de la población, en la avinguda de la Constitución, se dispusieron el año anterior un centenar de casetas con turrones, chocolates, dulces, pastas tradicionales, pan, regalos navideños, etc, que los visitantes podían degustar de forma ininterrumpida desde las 10 de la mañana a las 10 de la noche. La feria de Navidad está organizada por Asociación de Empresarios de Xixona (AEX) y el Ayuntamiento. Esta oferta gastronómica es cumplimentada con una oferta cultural con pasacalles musicales, conciertos y audiciones en el Cine de Dalt, talleres de manualidad y exposiciones sobre la publicidad del turrón.

Este año 2020 debido a la situación sanitaria todo el mundo sospechaba la inviabilidad de este modelo. A pesar de ello los empresarios y el consistorio municipal han mantenido reuniones constantes a lo largo del año y han explorado todas las vías y formatos posibles para que la feria se pudiera celebrar de forma presencial y han esperado hasta el último momento para anunciar que se iba a organizar a través de internet. Así el 26 de octubre los medios de comunicación hicieron público la noticia de que la Feria de Navidad no se haría de forma presencial. La alcaldesa, Isabel López Galera indicó al periódico alicantino Información (versión digital) que “las circunstancias nos obligan a ser responsables y muy prudentes para minimizar los riesgos que supone una concentración de público tan elevada”.

Tres días más tarde, el 29 de octubre,  se dio el primer paso hacia la XII Feria de Navidad del 2020. A las 11 horas en la sala municipal de exposiciones El Teatret se presentó el cartel anunciador. La obra fue realizada por la mano de la artista jijonenca Maite Alvado y en ella aparecen los símbolos distintivos de la ciudad y del certamen: la iglesia vieja, el castillo de la Torre Grossa, la torre Blay, el pou de la neu, el campanario de la Iglesia Parroquial, el turrón de Alicante y de Jijona en forma de árbol navideño, todos ellos enmarcados en color rojo.

El viernes 27 de noviembre, día mundial del Black Friday, Xixona inauguró oficialmente la Navidad. Sobre las 18,00h se hizo pública la página web sobre la Feria de Navidad en la que se informa de actividades y expositores que visitar en la ciudad más dulce del turrón. El consumidor entra en la sección expositores selecciona a la empresa y esta página le envía a la web del productor donde se puede adquirir el producto.

La alcaldesa, Isabel López quiso indicar a la prensa que: “Xixona sigue abierta y produciendo con normalidad los mejores turrones y dulces para endulzar la Navidad por todo el mundo, por lo que lo único que cambiará este año es que, en lugar de venir a la Feria a hacer la compra, nuestras fábricas y tiendas se la enviarán directamente a casa”. Por su parte, el presidente de la AEX, Pasqual Sanchis, anunció que la web “llega para quedarse, será una herramienta que estará siempre disponible para que, aunque la Feria vuelva a ser presencial el próximo año, todo aquel que no pueda acudir a Xixona en estas fechas, tenga la opción de comprar desde casa todo aquello que desee”. Además de la venta online, se está planificando una amplia programación de actividades, que serán ofrecidas en streaming a través del portal y de las redes sociales oficiales de la Feria.

Ese mismo día y casi al mismo tiempo, la Oficina de Turismo publicó un vídeo con la inauguración virtual del Belemet, belén a tamaño natural que se instala en el barranc de la Font a la entrada de la población por el camino de Alicante. Con la caída del sol se encendieron las nuevas luces de Navidad, que este año se han desparramado por un buen número de calles de la ciudad.

El viernes 4 de diciembre de 2020 era un día marcado en rojo en el calendario de los jijonencos, en circunstancias normales sería el primer día de la Feria de Navidad, que este año tenía prevista una duración de cinco días, es decir del viernes 4 al martes 8 de diciembre, sin embargo la situación sanitaria ocasionada por la pandemia ha hecho que esta feria se celebre de forma virtual. El objetivo es que todos los ciudadanos puedan disfrutar de los turrones y dulces jijonencos en sus casas. Para ello se ha creado una página web www.ferianavidad.es en la que aparecen  los 42 expositores que participan en esta duodécima edición, así como el enlace y los datos de contacto para que todos los interesados puedan comprar fácilmente cualquier producto que ofrecía habitualmente la Feria de Navidad. En la sección agenda se incluyen las actividades culturales en streaming que se van a desarrollar paralelamente a la feria. La página web fue diseñada por la empresa jijonenca La Librería del Barrio, dirigida por las hermanas Ana y Leonor Lavado.

Esta duodécima edición llega a Xixona en unas fechas delicadas debido a la especial situación sanitaria que vive la población. En Xixona todo el mundo se prepara para recibir a los visitantes durante este puente de la Constitución, así se han habilitaron tres parkings a las entradas de la población, algunos bares ampliaron sus horarios de aperturas y más de uno colgó el cartel de completo. El Ayuntamiento pretende que durante el mes de diciembre la ciudad se convierta en un lugar acogedor para pasar una jornada en familia, para lo cual los comercios y restaurantes abrirán sus puertas los fines de semana y se han organizado visitas guiadas al castillo y diferentes zonas naturales, eso sí en grupos reducidos cumpliendo las medidas de seguridad.

La primera actividad que abrió la feria de Navidad fue la clase magistral que impartió a los alumnos del ciclo formativo Pastelería del IES de Xixona, Susi Díaz, chef con estrella Michelín. Susi Díaz es la propietaria y chef del restaurante ilicitano La Finca y este año ha sido nombrada embajadora de la XII Feria de Navidad. En su propuesta gastronómica combina los sabores tradicionales con las últimas tendencias de la cocina internacional. Su sabia mano le llevó a conseguir en 2006, y defender año tras año, una estrella Michelín y dos soles en la guía Repsol. En 2009 su restaurante consiguió el premio al restaurante del año concedido por la guía Almanaque Gastronómico. En 2019 recibió el Premio Nacional de Hostelería que otorga Hostelería de España por su dilatada carrera profesional. Este año 2020 ha sido nombrada embajadora de la Feria de Navidad de Jijona. Susi Díaz es defensora del consumo a lo largo de todo el año del turrón y de su utilización como ingrediente en diversos productos gastronómicos, especialmente en las salsas, incluso se puede utilizar en platos salados.

La Agrupación Artístico Musical El Trabajo se unió a esta inauguración virtual de la XII Fira de Nadal con la publicación en las redes sociales del vídeo con la canción navideña Sleight Ride de Leroy Anderson interpretada al Concierto de Navidad del 2018 celebrado en el Auditorio de la Diputación Provincial de Alicante (ADDA).

Ese mismo día un grupo de periodistas e instagramers especializados en gastronomía y viajes visitaron la sede del Consejo Regulador IGP Jijona y Turrón de Alicante, acompañados por Eduardo Ferrer, Concejal de Turismo, donde Alexis Verdú, responsable del departamento de Calidad del Consejo, les explicó la historia del turrón y realizó una cata de turrones y chocolates.

Coincidiendo con las fechas de la Feria de Navidad la empresa Almendra y Miel SA, elaboradora de los turrones y dulces de las conocidas marcas: El Lobo, 1880 y Doña Jimena, organizó “El Mercado del Turrón”. Esta iniciativa consistió en una especie de pack promocional para conocer sus instalaciones, el Museo del Turrón y la adquisición de dulces en unas casetas instaladas en el exterior de su factoría. El mercado estuvo abierto de las 10 a las 20 horas y se adoptaron todas las medidas de seguridad para evitar la propagación de la COVID-19.

El sábado 5 de diciembre de 2020 arrancó la segunda jornada de la Feria de Navidad, con un descenso generalizado de las temperaturas. A las 10,30 las aficionadas al ganchillo adecuaron la placeta de la Presó, situada junto a la Iglesia Parroquial y muy cercana al Ayuntamiento, con motivos navideños como: papá Noel, copos de nieve, bastoncillos, bolas, todos hechos con lana empleando la técnica del ganchillo. Algunos de estos motivos también sirvieron para decorar el árbol de Navidad colocado delante de la fachada del Ayuntamiento. Este año los alumnos de 3r curso de Primaria de los 3 centros de Xixona dirigidos por María José Valls de Kukis Kekos Manualidades Xixona participaron en la decoración de este emblema navideño.

Al mediodía comenzó una visita guiada y teatralizada al casco antiguo y al castillo de Xixona. A través de diferentes personajes los asistentes iban conociendo de primera mano la historia y los principales edificios de la ciudad más dulce del turrón. Así descubrieron la visita de la reliquia de San Vicente Ferrer el 12 de febrero de 1983 a la villa en la que según la tradición nació su madre, Constanza Miquel a comienzos del SXIV; averiguaron que fue el propio Jaume I quien ordenó construir la iglesia de Santa María o esglesia vella al pie del castillo y con evidentes rasgos del estilo arquitectónico gótico y vivieron la recreación del primer milagro de San Sebastián. Pero quizá la parte más novedosa para los visitantes fue la visita a la reconstrucción del castillo donde pudieron comprobar el estado en que han quedado esta fortaleza que fue puerta de entrada y salida de la Corona de Aragón durante la Edad Media.

Sobre las 18,00h en las redes sociales se hizo público un saludo de Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, quien comentó “que el Nadal comença en la Fira del Terró de Xixona. El nadal no comença fins que no obrim la primera caixa de terró de Xixona”. También manifestó que el sector turronero ha sabido evolucionar desde la tradición hasta la innovación y finalmente comentó que: ”no perguem la illusio de menjar, de compartir, de regalar productes tradicionals com el terró de Xixona, que no perguem la esperança ni la voluntat de sommiar que el 2021 siga un any molt millor”.

El domingo 6 de diciembre de 2020 el viento sopló con fuerza y vigor y la sensación de frío fue intensa provocando un día completamente desapacible e invernal. Según Apunt Televisión Valenciana las ráfagas de viento llegaron a los 109 Km/h, alcanzando Xixona el primer lugar de la comunidad. El mal tiempo suspendió la visita guiada vespertina al casco antiguo y al castillo y el castillo de fuegos artificiales del proyecto Tras la oscuridad llega la luz  previsto para conmemorar el Día de la Constitución.

El lunes 7 de diciembre volvió a amanecer con fuertes ráfagas de viento y una sensación de intenso frío. Las previsiones de mal tiempo y fuerte viento hicieron que se suspendieran las visitas guiadas al casco antiguo y al castillo los días 7 y 8 de diciembre. Dentro de la programación cultural de la Feria de Navidad se publicaron en las redes sociales dos actividades sencillas de realizar, aunque muy diferentes: una receta de cocina y manualidades para los más pequeños. Susi Díaz, chef con estrella Michelín y embajadora de la Feria de Navidad, presentó una delicia gastronómica de fiesta: Foie con turrón de Jijona y tierra de Almendra. Una receta muy fácil de cocinar que sorprenderá estas Navidades por ser un entrante salado que tiene como base el turrón de Jijona.

Por su parte María José Valls de Kukis Kekos Manualidaes presentó un vídeo para explicar cómo se realizan dos motivos decorativos para el árbol de navidad basados en las tabletas de turrón de Jijona y Alicante. Era habitual que María José realizara un taller de manualidades de forma presencial durante la Feria de Navidad, pero este año no ha sido posible, sin embargo María José se ha desplazado por las clases de 3º de Primaria de los colegios jijonencos para que sus alumnos confeccionaran esta manualidad. El resultado ha sido muy satisfactorio y estas barritas de turrón de Alicante y Jijona decoran el árbol de Navidad del Ayuntamiento de Xixona.

El martes 8 de diciembre de 2020, festividad de la Inmaculada Concepción, último día de la Feria de Navidad, se despertó la ciudad por el fuerte viento, aunque fue amainando conforme transcurría el día. La persistente pandemia mundial de la COVID-19 impidió celebrar la tradicional procesión de la Inmaculada Concepción por las calles jijonencas. La celebración de la misa eucarística sí que se ha realizado en el templo parroquial a las 11,30h.

Dentro de las actividades organizadas en conmemoración de la feria de Navidad se publicaron dos vídeos. El primero se trataba de una actuación de la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats de unos 15 minutos en los que interpretaron diferentes canciones navideñas, como: Let it Snow!, Jingle Bell Rocks, Santa Claus arriba a Xixona… ja! …. El vídeo fue grabado sin público en el Cine de Dalt.

El segundo vídeo fue un tutorial para elaborar helado de avellanas realizado por la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos.

Durante este largo fin de semana se notó el aumento de visitantes que llenaron las tiendas para llevarse los sabrosos turrones y dulces. Este llegada de visitantes se produjo de forma escalonada, apenas se formaron colas en la entrada de los establecimiento y siempre se respetaron las medidas contra la COVID-19.

El jueves 17 de diciembre de 2020 en el Teatret se organizó la jornada de formación turística llamada El producto como destino, dirigida a técnicos de Oficinas de Desarrollo Local, técnicos de Turismo, empresarios y emprendedores, con el objetivo de dar a conocer las herramientas necesarias para promocionar un destino a través de sus productos tradicionales como el turrón y el helado, desde el punto de vista turístico y comercial. Esta era una de las actividades culturales y docentes estrella de la Feria de Navidad. Las clases fueron semipresenciales y online a través de las redes sociales. En el evento participaron: Maje Martínez, directora de contenidos de Mediterránea Gastronómica y Alicante gastronómica quien habló sobre las oportunidades y las claves para gestionar proyectos gastronómicos en la actualidad; Carolina Cortés, jefa de la Unidad de Producto del Patronato de Turismo Costablanca, quien presentó la línea de trabajo publicitada bajo la marca Made in Costablanca y Alexis Verdú, del Consejo Regulador de la IGP Jijona y Turrón de Alicante, quien explicó la calidad diferenciada de un alimento como estrategia de desarrollo territorial y presentó el proyecto europeo de creación de la marca Chocolate de Alicante. El objetivo de esta nueva marca es internacionalizar el sector y dar a los productores una herramienta para diferenciarse y poner en valor una industria que lidera la elaboración de chocolates en España. La provincia de Alicante, con factorías en La Vila Joiosa y Xixona, es líder nacional con cerca de 22 millones de kilos de chocolates producidos. Este proyecto se enmarca dentro del iniciado entre 2014 y 2020 con fondos europeos para crear una Ruta Europea del Chocolate.

Ese mismo día sobre las diez de la mañana llegó a Xixona  Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valencia. Giró visita a la fábrica Almendra y Miel SA, productora de las marcas de turrones y dulces: El Lobo, 1880 y Doña Jimena y al Museo del Turrón. Durante su estancia estuvo acompañado por Juan Manuel Sirvent Baeza, propietario de la factoría e Isabel López Galera, alcaldesa de Xixona. Ximo Puig señaló que la Generalitat “quiere potenciar y visibilizar cada vez más el peso que tiene la industria turronera dentro de la Comunitat, de España y fuera de las fronteras porque el turrón tiene una presencia en todo el mundo”. Esta visita dio continuidad al programa “El Nadal és Valencià” que impulsa la institución valenciana para publicitar la amplia industria navideña de la Comunidad. Tras la visita a Xixona se marchó rumbo a Ibi y Onil para promocionar también el sector juguetero.

El sábado 19 de diciembre a las 20,00h se puso el punto y final a la Feria de Navidad 2020 con un espectáculo pirotécnico nunca visto en la ciudad del turrón. Se lanzaron tres castillos de fuegos artificiales sobre Xixona desde tres puntos diferentes y situados en los puntos cardinales del norte, sur y este de la población: el parking del cementerio, el solar contiguo al edificio de la Policía Local y el patio del CEIP Eloy Coloma. Los jijonencos de nuevo salieron a sus terrazas y durante unos 45 minutos pudieron comprobar cómo el oscuro cielo se llenó de colores brillantes, refulgentes y de un sonido atronador. El éxito de este evento estuvo garantizado. Este espectáculo pirotécnico se pudo realizar gracias a la iniciativa “Tras la oscuridad llega la luz” de la Diputación de Alicante, que tenía como objetivo conmemorar el Día de la Constitución y que había incluido a un total de 6 municipios, entre ellos Xixona. La declaración de la alerta amarilla por fuertes vientos el 6 de diciembre impidió su lanzamiento y motivó su aplazamiento.

Por último el martes 22 de diciembre la chef y embajadora de la Feria de Navidad Susi Díaz publicó un vídeo para felicitar la Navidad. Susi lanzó un mensaje a los jijonencos indicando que a pesar de que “va a ser un final de año complicado y van a faltar muchas cosas: sobre todo, abrazos y besos, (….) vamos a intentar sacar esas fuerzas de nosotros para pasar estas Navidades lo mejor que podamos,(…) para poder pasar estas Navidades bien vamos a tener que hacerlo en casa, en familia, vamos a poner un buen árbol de Navidad,… vamos a intentar buscar esa magia que la navidad tiene y vamos este año incluso a doblarla”. La chef comentó que en Navidad en su casa el turrón era algo imprescindible cuyo consumo le transporta a su infancia.

BERNARDO GARRIGÓS SIRVENT, CRONISTA OFICIAL DE XIXONA colaboró con la Feria de Navidad elaborando 8 vídeos sobre la Historia del Turrón, que están pendientes de publicación en la página web de la feria.

Esta ha sido una edición atípica y especial de la Feria de Navidad. Un evento gastronómico y comercial acostumbrado a degustar y vivir en la calle, pero que este año tan especial y debido a la pandemia se ha trasladado a las redes sociales.

Fuente: https://bgarrigos07.wordpress.com

‘MARCHAS MILITARES ENTRE BASTIDORES’, UN ARTÍCULO DE ALFONSO ROVIRA

ALFONSO ROVIRA, CRONISTA GRÁFIC D’ALZIRA

La banda de la División Motorizada Maestrazgo actuó en 1982 en la inauguración de la restauración del Gran Teatro Municipal

El domingo 3 de octubre de 1999, asistíamos al concierto de la banda de música de Alzira que ofrecía en el Palau de la Música de Valencia, para participar en los actos que se estaban celebrando con motivo del 50 aniversario de la instauración de Radio Nacional de España en la capital de provincia.

Por ello tuvimos ocasión con la cámara fotográfica de obtener algunas fotografías para ilustrar la revista que la Sociedad Musical de Alzira publicó con motivo de la festividad de la patrona de la música, Santa Cecilia. Una de las fotografías que más nos agradó fue la formada por los jóvenes de la “cuerda” de trompas y trombones, que hoy acompañamos en esta crónica.

Hace 38 años, era martes el 25 de mayo de 1982, cuando fue inaugurada la restauración del Gran Teatro Municipal de Alzira -que en septiembre de 2021 cumplirá un siglo de su inauguración- que había estado cerrado durante un año para este menester, la corporación municipal que presidía Francisco Blasco, eligió este día por coincidir con la Semana de las Fuerzas Armadas -FFAA- para celebrar un concierto en el que participara la banda de la Sociedad Musical de Alzira, dirigida por Francisco Hernández Guirado y la de la División Motorizada Maestrazgo número 3 de Valencia, dirigida por el comandante Juan Vicente Más Quilis.

Pasaban pocos minutos de las diez de la noche, cuando llegó a la plaza del Alborxí de Alzira, el gobernador militar de Valencia, Carlos Lázaro Rodríguez, al que recibieron a los sones de la “Marcha de Infantes”, interpretada por la banda militar, siendo cumplimentado por el alcalde de la ciudad, Francisco Blasco. También llegaron para asistir a los actos, el gobernador civil de la provincia, José María Fernández del Río; y el presidente de la Diputación Provincial de Valencia, Manuel Girona, que fueron saludados por la corporación municipal. También estaba la fallera mayor de Alzira, Monserrat Esparza Botella, con su corte de honor; Junta Local Fallera, diputados provinciales y numeroso público que llenó por completo el aforo del Gran Teatro.

Dio comienzo la inauguración oficial, tomando la palabra en el estrado el alcalde Francisco Blasco, quien tras dar la bienvenida a tan ilustres personalidades, dijo: “Hoy es un día grande para mi pueblo; esta va a ser una noche inolvidable. En un año hemos llevado a cabo esta remodelación del Gran Teatro, acelerando las obras para coincidir su inauguración con la fecha tan entrañable como es la Semana de las Fuerzas Armadas. Queremos rendir así, un homenaje de admiración, respeto y cariño a esa parte del pueblo español que es el Ejército, que siempre se ha identificado con nuestro pueblo”.

Francisco Blasco tuvo también un recuerdo para las personas -entre ellos Honorato Brunet- que en 1921 se embarcaron en la tarea de construir un local de la grandiosidad en el que se hallaban, para ofrendarlo a su pueblo y, finalmente agradeció a todas las personas que habían colaborado en la puesta a punto del Gran Teatro para su inauguración.

A las palabras del alcalde, siguió la primera parte del concierto a cargo de la banda de Alzira, dirigido por Francisco Hernández Guirado, con un escogido programa, que recibió su premio con los aplausos de público asistente.

Tras un corto descanso para la preparación de la banda de la División Motorizada Maestrazgo. Intervenía esta, contando también con la simpatía de los asistentes, que aplaudieron calurosamente, incluso dentro de la obra que estaban interpretando.

Antes de llegar al final del concierto, en la primera parte de su actuación, subieron al estrado el gobernador militar, Carlos Lázaro Rodríguez; alcalde de Alzira, Francisco Blasco, Francisco Hernández Guirado, director de la banda de Alzira y Salvador Ausina, presidente de la misma, pronunciando unas palabras el gobernador militar, quien en nombre del capitán general, agradeció a la corporación municipal y al pueblo de Alzira, la magnífica acogida que habían recibido a su llegada a esta ciudad, añadiendo: “Este concierto es el primero del II Festival de bandas de música y viene a ser como una continuación del homenaje que las Fuerzas Armadas están dando a todas las sociedades musicales de esta región, que surten de profesionales casi en la totalidad a todas las bandas de España. Espero de todo corazón que la banda de la Sociedad Musical de Alzira continúe cosechando éxitos por el mundo, con el orgullo nombre de Alzira. Que el ayuntamiento de esta doble fiel ciudad, continúe prestando su apoyo a esta banda que con tanta dignidad representa a la capital de la naranja de España”.

A continuación el gobernador imponía un corbatín con los colores nacionales a la bandera de la Sociedad Musical de Alzira, siguiendo un intercambio de unos presentes entre los representantes de las Fuerzas Armadas, ayuntamiento y Sociedad Musical.

Finalmente, en la plaza del Reino fue disparado un castillo de fuegos artificiales a cargo del pirotécnico Crespo, de Alzira, que recibió el beneplácito de los vecinos de esta ciudad, concluyendo los actos programados, sirviéndose un vino de honor a todos los invitados.

Fuente: https://www.nuestrasbandasdemusica.com

LA RED VIVES GALARDONA LA PUBLICACIÓN DE LA UJI «LA REPRESA DEL MOVIMENT FREINET (1964-1974)» CON UNO DE LOS PREMIOS JOAN LLUÍS VIVES A LA EDICIÓN UNIVERSITÀRIA

La Red Vives ha hecho entrega del premio Joan Lluís Vives a la edición universitaria en la categoría de mejor libro de ciencias sociales, artes y humanidades a la obra de Publicacions de la Universitat Jaume I La represa del moviment Freinet (1964-1974), de Alfred Ramos González y FERRAN ZURRIAGA AGUSTÍ (CRONISTA OFICIAL D’OLOCAU). El acto ha contado con la presencia de la rectora de la UJI, Eva Alcón; la vicerrectora de Cultura y Relaciones Institucionales, Carmen Lázaro; el director de Servicio de Comunicación y Publicaciones, Francisco Fernández Beltrán; la editora de la UJI, Carme Pinyana; el presidente de la Federació d’Associacions per la Llengua-Escola Valenciana Natxo Badenes, y el autor, Alfred Ramos.

La obra galardonada reescribe la historia del movimiento Freinet y su lucha por una escuela alternativa. Se trata de la crónica de la resistencia de este movimiento de renovación docente para llevar a la práctica sus ideas pedagógicas y de cambio social, así como la defensa de la dignidad de la infancia, y la coherencia radical del oficio de maestro.

En la segunda edición de los Premios Joan Lluís Vives también han sido premiadas, junto con la UJI, las universidades de Barcelona, Rovira y Virgili, y València. Los premios tienen como objetivo dar a conocer el papel de la edición universitaria en la transferencia del conocimiento en catalán y el valor y la calidad de la labor que desarrollan las editoriales universitarias de la Red Vives. Además, y dado que solo un tercio de la producción editorial universitaria se realiza en catalán (según datos extraídos del portal de venta de las publicaciones universitarias e-BUC), los galardones buscan prestigiar la lengua catalana en el ámbito universitario, a fin de fomentar y normalizar el uso en la difusión del conocimiento.

Fuente: https://www.elperiodic.com

HABLAMOS CON GABRIEL SEGURA, CRONISTA DE ELDA, SOBRE LA UNED

GABRIEL SEGURA, historiador y arqueólogo eldense, quien además ostenta el cargo de CRONISTA OFICIAL DE ELDA, ha impartido la asignatura de Historia Local en la Universidad Abierta de la UNED. Se trata de la universidad dirigida a aquellas personas mayores, en u mayoría jubiladas, que han decidido invertir tiempo en continuar aprendiendo. Así, Gabriel Segura imparte conferencias, en estas circunstancias on-line, en la asignatura de Historia Local.

PARA VER EL VIDEO DE LA ENTREVISTA PULSA EN LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Fuente: http://www.intercomarcal.com