Arxiu diari: 12 de Juny de 2020

DAR EL PEGO

ANTONIO GASCÓ, CRONISTA OFICIAL DE CASTELLÓ

La semana pasada volví a echar mano de uno de los Episodios Nacionales de Pérez Galdós que, según me comentan algunos amigos de ideas un tanto peregrinas, por no decir rocambolescas, más tiene que ver con el escenario político que vivimos en estos momentos. La comparación la verdad es que se me antoja un tanto hiperbólica, por más que no dejo de reconocer que la situación actual no es de mi agrado. Me releí el capítulo de la Primera República y en él me encontré con una frase que, como me sucede en muchas ocasiones, llamó mi atención. El párrafo era: «sin otro objeto que justificar, con una prudente tardanza, el plan concebido para dar el pego a Chilivistra…» y la expresión obviamente «dar el pego», que hoy, como ayer y como siempre, se utiliza en el sentido de engañar, hacerse pasar por quien no se es, o pretender dar como auténtico algo que es más falso que un billete de tres euros.

Su origen hay que buscarlo en el juego de cartas en el que el fullero se ponía cera en las uñas (el pego, o la pega) para colocarla, con habilidad, sobre un naipe a fin de que se adhiriera al que tuviera encima o debajo, según a él le acomodara. Sin duda, hacía falta una mañosa pericia de escamoteo para llevar a cabo el falaz tejemaneje, pero la prueba de que daba buen resultado es que se utilizó con frecuencia, al extremo de generar una frase hecha muy recurrente. En fin, ¡ojalá que «no se nos dé el pego» con la política de la actualidad!

Fuente: https://www.elperiodicomediterraneo.com

EN CASINOS SE CELEBRA LA FIESTA DE CORPUS DESDE 1789


Comuniones de Casinos 1965. / Archivo JSMS.

JOSÉ SALVADOR MURGUI. CRONISTA OFICIAL DE CASINOS

Según consta en las crónicas de la fundación de la Parroquia Santa Bárbara de Casinos, sabemos por una anotación lo siguiente en referencia a la fiesta del Corpus Christi:

“Se paso a Betera: El Vicario, Joseph Murgui Menor, el primer Fabriquero, Julián Muñoz a traer el Viril de esta Yglesia, que costo con el Tabernáculo 75 Libras. Se colocó el Santísimo. En esta Yglesia por el mismo Vicario día 14 de Junio de 1789. Y el dicho día domingo se celebró la fiesta del Corpus, con aplauso y alegría del común de esa Parroquia.

Se costeó el Viril a expensas de limosnas del común. El Globo, la pagó Pasqual Nabarro de esta Parroquia.

El Cementerio, es territorio inmediato a esta Yglesia, lo fabricó, y arregló y Bendijo con facultad del Excelentísimo el dicho D. Damián Fuster. En dicho año.

Se continuaron las misas y fiestas y demás en este Racional que daría principio el año 1789. Hecha esta anotación día 20 de Junio de dicho año 89.

Firmado: Don Damián Fuster.”

Dejo escrito en esta crónica cuando se fueron adquiriendo algunos bienes necesarios para la celebración de la fiesta del Corpus en Casinos:

En el año 1889 se compró un incensario y una naveta, por valor de 280 pesetas, una capa blanca por valor de 310 pesetas, un atril, por valor de 180 pesetas y un misal romano por valor de 240 pesetas. Estas cuentas las presento el fabriquero D. Gerónimo Murgui, que fueron aprobadas y ratificadas por los Señores Vocales de la Junta de Fábrica de esta Parroquia, en Casinos a 1 de enero de 1890, siendo cura párroco D. Vicente Plasencia, y la Junta: José Usach, Juan Bautista Rocher y Gabriel Muñoz.

En el año 1890 se doró y arregló la Custodia, y se le añadió un ángel, y el precio pagado por estas labores fue de ochocientas pesetas. Se plateó la Cruz parroquial y la Vera Cruz, costando ciento ochenta pesetas.

En 1891 se remendaron las campanas y el coste total fue de 160 pesetas, 79 pesetas y 115 pesetas.

En 1892 se compró un dosel por valor de 200 pesetas y un Pendón para Comulgares que costó 50 pesetas.

En el año 1898, se compró la Pila Bautismal por importe de 325 pesetas, la conducción de la misma costó 25 pesetas y un jornal de albañilería para colocar la pila dos pesetas y cincuenta céntimos.

En el año 1900 se instala la luz eléctrica en la iglesia y dicha instalación costó sesenta pesetas. Siendo Cura Párroco Francisco de P. Muñoz, y la Junta de Fábrica Francisco Comeche, Manuel Jarrín y Antonio Izquierdo.

Manuel Jarrín fundador y primer fabricante de las peladillas y turrones de Casinos casado con Carmen Murgui Rocher, que vivían en la Plaza del Rosario, además de pertenecer a la Junta de Fábrica de la parroquia, era el fabricante de las velas que se consumían en la iglesia. Es otro de los detalles que adorna la vida de este prohombre, que además de su dulce legado, fue también muchos años Juez de Paz de Casinos.

Con estas notas históricas, quedan escritos diferentes momentos de la vida de Casinos, relacionados con la fiesta que se celebra esta semana: el Corpus Christi. El 2020 es un año distinto, aunque queda resguardado en nuestra memoria el devenir de esta fiesta a lo largo de los años y el recuerdo a todas aquellas personas que con su trabajo y devoción, hicieron posible que se renovara y mantuviera.

Fuente: https://www.elperiodicodeaqui.com