Arxiu mensual: febrer de 2017

EL MERCADO DE LOS MIÉRCOLES DE L’ALCORA YA CUENTA CON 14 PUESTOS MÁS

El recinto dispone ahora de 101 paradas de alimentación, ropa y complementos.

EL MERCADO DE LOS MIÉRCOLES DE L

La edila Huguet visitó los nuevos puestos del mercado de los miércoles. – NOMDEDEU

JAVIER NOMDEDEU

El Ayuntamiento de l’Alcora ha concedido 14 nuevas autorizaciones para la venta no sedentaria en el mercado municipal, lo que suma 101 puestos. Reactivar el tradicional mercadillo de los miércoles es uno de los principales objetivos del equipo de gobierno. La concejala del área, Ana Huguet, destaca que se trata de «un bien de todo el pueblo, con una tradición histórica de más de siete siglos». Huguet explica que se ha incrementado considerablemente la actividad, «lo que supone un beneficio para los comerciantes, a los que se les da la oportunidad de trabajar». «También es positivo para los ciudadanos, que ahora pueden encontrar más variedad de artículos y una prestación mucho más dinámica», señala al concejala. Los 14 nuevos puestos suman 115 metros. En ellos se pueden encontrar productos variados, como ropa infantil, alimentación, telas, complementos o calzado. «Además de la actividad económica y el fomento del comercio de proximidad, destaca el valor social, comunitario e histórico que tienen los mercadillos», resalta.

El conocido popularmente como Mercat del Dimecres alcanzó el ejercicio pasado los 710 años de historia. Fue el 4 de mayo de 1306 cuando se autorizó por un privilegio del rey Jaime II. Como recoge el CRONISTA OFICIAL DE L’ALCORA, JOSÉ MANUEL PUCHOL (Associació de Cronistes Oficials del Regne de València), en sus trabajos sobre este recinto, «Don Juan Ximénez de Urrea, en su empeño de dotar a la capital de l’Alcalatén de los derechos y preeminencias afines a una villa autónoma, suplicó al rey que concediera la gracia de poder realizar su mercado semanal».

Fuente: http://www.elperiodicomediterraneo.com

EL CALENDARI DELS BRILLANTS SE CONVIERTE EN CINE

JUAN JOSÉ CARDONA (Cronista oficial de Benissa, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València) dirige y produce una película documental que conmemora el 30º Aniversario de este estimado almanaque.

EL CALENDARI DELS BRILLANTS SE CONVIERTE EN CINE

El viernes se realizó en Ondara una proyección íntima del documental que ha dirigido y producido íntegramente el escritor y CRONISTA BENISERO JUAN JOSÉ CARDONA para conmemorar las tres décadas que ha cumplido este año el Calendari dels Brillants, la publicación de la que es propietario y coordinador desde sus inicios. En el film se explican los orígenes del almanaque, así como las influencias y vínculos que los vinculan con otros almanaques del resto del territorio lingüístico catalán.

El trabajo, realizado conjuntamente con el cámara Daniel Mas, es una panorámica histórica y cultural de la Marina Alta -y al mismo tiempo de la Comunidad Valenciana- a través del señor Joan de Plamolins: la figura central, a la vez alter ego del autor que vertebra el proyecto global del Calendari dels Brillants. A través de sus ojos, de sus vivencias, el espectador identifica el conjunto de realidades culturales que forjan nuestro territorio y que han sido ya retratadas por las escritoras y escritores que han formado parte de la familia de los Brillantes.

Un trabajo audiovisual tan simbólico como metafórico, de celebración y reivindicación de nuestras raíces, que será proyectado por los pueblos de la comarca en la gira promocional que se ha coordinado desde la Mancomunidad Cultural de la Marina Alta.

El Calendari dels Brillants es un almanaque editado en Benissa por JOAN JOSEP CARDONA IVARS, que es calendario y santoral, pero además contiene información sobre las tradiciones culturales y festivas de Valencia y otros aspectos cotidianos. Así, en cada mes del año incluye información sobre los santos de cada día, los astros, y otros aspectos relacionados con el campo y su calendario de tareas. Fue fundado hace 3 décadas, en 1987, y está ilustrado por el pintor Ramón Pérez Carrió, (Pedreguer, 1960).

Fuente: http://lamarinaplaza.com

LA REAL ACADÈMIA DE CULTURA HOMENAJEA A SANCHIS SIVERA

La IV Jornada para académicos servirá para recordar la figura del que fuera presidente de la RACV de 1927 a 1936,

Las IV Jornada d’acadèmics Corresponents de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana será acto en el que se rendirá homenaje a Josep Sanchis Sivera, quien fue presidente de la institución entre 1927 y 1936.

Fuentes de la RACV explicaron que al cumplirse los 150 años de su nacimiento han optado por homenajearlo con estas jornadas en lugar de hacer un acto especial.

Las jornadas se celebrarán el próximo sábado y con ellas se pretenden que los académicos puedan presentar breves comunicaciones sobre sus localidades de origen. Así entre las presentadas se encuentra una sobre los elementos definidores de la historia de Meliana o Casinos hace medio siglo.

Desde Alicante se han presentado comunicaciones desde Orihuela sobre ‘El Arte como legado de poder de la tierra en Orihuela’ a cargo de ANTONIO LUIS GALIANO (Cronista oficial de Orihuela) y otra sobre «El agua en la provincia de Valencia», elaborada por Isidro Bañuls. También habrá ponencias sobre Novelda.

Por otro lado, las jornadas abordarán la figura del ilustrado valenciano Jorge Juan. También una de las comunicaciones, a cargo de Daniel Sala, se centrará en la figura de Roc Chabás. Vicente Sebastián disertará sobre «Toponimia urbana y antroponimia en el siglo XIX. Las jornadas serán inauguradas por el director de secciones FRAY BENJAMÍN AGULLÓ (Cronista Honorario) y del decano Federico Martínez Roda.

Fuente: http://www.lasprovincias.es

CON GABRIEL SEGURA COMIENZA LA GRABACIÓN DE UN DOCUMENTAL SOBRE EL CALZADO

CON GABRIEL SEGURA COMIENZA LA GRABACIÓN DE UN DOCUMENTAL SOBRE EL CALZADO

GABRIEL SEGURA, CRONISTA OFICIAL DE ELDA (Associació de Cronistes Oficials del Regne de València), fue el primer entrevistado en el proyecto de realización de un documental sobre el calzado y la historia local que ha dado comienzo en el Casino Eldense. El director de la producción es Fernando Arellano Ibáñez, quien ha decidido llevar a cabo la idea a raíz de la reciente muerte de su padre. Arellano trabaja desde hace escaso tiempo en un nuevo proyecto para impulsar su propia marca de zapatos tras ejercer con importantes empresas en las últimas décadas como vendedor en Europa, coordinador de departamentos de colección, jefe de exportación o desarrollador de zapatos para conocidas firmas de ropa de Barcelona. Fernando, de solo 44 años, lleva además adelante un difícil proceso de recuperación de un severo ictus sufrido hace cuatro años y que le dejó sin habla, sin vista y sin movilidad, además de verse obligado a la extracción de una parte de su cráneo, sin la que estuvo durante meses. Tras cerca de un lustro “ya sólo falta que pueda mover la mano y el pie izquierdo, cosa que voy a hacer pronto”, asevera con sereno optimismo el propio Arellano. La decisión de contar con GABRIEL SEGURA ha sido por su paso como director del Museo del Calzado, “además de conocedor de la historia, también del zapato”. Entre otras interesantes respuestas del entrevistado a las preguntas de Arellano, en el documental se van a poder escuchar explicaciones como que “en 1775 ya tenemos atestiguada en Elda la existencia de tres zapateros: José González Orgilés, José Payá y José Botí (…). Hacia 18601865, y para una población agrícola de unos 4.500 habitantes, tenemos censados a cuatro zapateros eldenses: Luis Castelló, José Payá Mayor, José Martí y José Payá Menor. Teniendo en cuenta la economía agropecuaria del momento, que los zapatos eran elementos de lujo y que la mayor parte de la población calzada alpargatas, podemos afirmar que mucho zapatero para tan poca población. Es lógico pensar que la mayor parte de la producción de esos primeros zapateros eldenses ya era comercializada en los mercados y ferias de todas las poblaciones de la comarca y comarcas adyacentes, así como a través de arrieros y trajineros que movían mercancías entre poblaciones”. Arellano también va a entrevistar, entre otros, a empresarios, diseñadores y profesionales como Isidro Aguado, Pepe Roig o Paco Gil.

Fuente: http://www.intercomarcal.com

ALBERIC HOMENAJEA A DOMÉNECH POR SU PREMIO PÓSTUMO DE ENSAYO

ALBERIC

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alberic vivió este fin de semana un emotivo acto con la entrega del galardón del Premi d’Assaig 2016 a la viuda de JOSEP LLUÍS DOMÉNECH (Cronista oficial de Alberic, Xèrica i Tous, ya fallecido). El literato de la Acadèmia Valenciana de la Llengua se adjudicó el certamen dedicado al poeta alberiquense Francesc Badenes Dalmau con un amplio trabajo elaborado justo antes de fallecer repentinamente en septiembre, cuando contaba con sesenta y cuatro años de edad.  El estudio de DOMÉNECH, que se denomina “Converses inacabades amb Francesc Badenes Dalmau. Una aportació documental”, fue considerado el mejor por un jurado que integraban representantes del consistorio alberiquense (caso de la concejala de Cultura, Sara Arnau; o el alcalde, Toño Carratalá), además de escritores como AURELIANO LAIRÓN (Cronista d’Alzira, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València) o JESÚS HUGUET (Cronista de La Pobla Llarga i Portell de Morella, Associació de Cronistes Oficials del Regne de València).

En el acto de entrega del galardón se recordó la figura del autor de numerosos trabajos lingüísticos que le valieron el reconocimiento de un buen número de entidades, entre ellas la Generalitat Valenciana. Los Premios Literarios de Alberic contaban en 2016 con cuatro modalidades: los Rafael Comenge de Narrativa Corta, los Francesc Badenes Dalmau de Poesía y los Rafael Giner para escolares, además del nuevo de Ensayo en homenaje al alberiquense Francesc Badenes Dalmau, del que este año se conmemora el centenario de su fallecimiento. Es por ello que la adjudicación del galardón se postergó hasta entrado el 2017. El nuevo certamen de ensayo estaba dirigido a estudios críticos sobre la vida y obra del alberiquense y debían estar escritos en valenciano, sin límite de extensión. El premio en metálico que ahora se ha adjudicado JOSEP LLUÍS DOMÉNECH es de 3.000 euros y una distinción.

DOMÉNECH era licenciado y doctor en Psicología y licenciado también en Filosofía y en Ciencias de la Educación y contaba con una trayectoria docente y literaria muy dilatada. Era académico de la Acadèmia Valenciana de la Llengua desde junio del 2001 y entre sus investigaciones se encuentran estudios sobre la situación del valenciano en la enseñanza, la presencia social de los medios de comunicación y la influencia social de la televisión. Fue premiado por la Generalitat Valenciana por su contribución a la normalización lingüística del valenciano y era autor de libros de diferentes temáticas y géneros como la poesía, ensayo, libros de texto o diccionarios. Alberic le entregó en octubre la Distinción de Honor de la localidad.

Fuente: http://www.elperiodic.com

LOS PASOS DE JAUME I EN ALZIRA

Un nuevo centro de investigación refuerza el legado patrimonial que el monarca dejó en la capital de la Ribera Alta.

LOS PASOS DE JAUME I EN ALZIRA

CARLES X. SENSO VILA

Julio de 1276. Algunos de los últimos musulmanes valencianos se resisten en varios pueblos como Llutxent a desligarse de un poder que han ostentado durante décadas e incluso siglos y se revuelven con constantes insurrecciones contra los cristianos, que procedentes del norte y comandados por Jaume I, les acechan desde hace años. La ciudad de Valencia se da por conquistada desde 1238. Sin embargo, algunos focos mantienen en pie de guerra al Conquistador, cuya sede se sitúa en Alzira.

Entre el 2 de febrero de 1208 y el 27 de julio de 1276 aconteció una corta pero intensa vida. Jaume I nació en Montpellier y murió supuestamente en la capital ribereña después de sumar reinos en la cuenca mediterránea y expulsar a los dirigentes que cimentaban la cultura musulmana en territorio valenciano.

La situación estratégica hizo de Alzira un enclave ineludible para el Conquistador, cuyos vestigios siguen siendo visibles y visitables. La crónica de Ramon Muntaner registra el fallecimiento del monarca en su residencia real de Alzira, una Casa de l’Olivera (situada en el número 60 de la Calle Mayor Santa María) de la que hoy sólo se mantiene en pie una pared.

Muchos historiadores sostienen que fue allí donde Jaume I abdicó en favor de su hijo, Pere III de Aragón y I de Valencia, que a partir de entonces se hizo cargo de la campaña militar. El monarca, que se enfrentaba a los musulmanes desde la frontera situada momentáneamente en Xàtiva, palideció rápidamente, por lo que se refugió en su casa alcireña. Tras su abandono del cargo, se convirtió en monje de la Orden del Císter y aunque su intención era ingresar, tras un largo viaje, en el Monasterio de Santa María del Poblet, las fuerzas le fallaron.

Existen también fuentes (aunque sin sustento científico) que sitúan el fallecimiento del monarca entre Alzira y Algemesí, donde hoy se sitúa la Creu Coberta.

Las huellas de Jaume I en Alzira lucen hoy más que nunca tras el convenio con la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), que ya ha depositado en el Arxiu Municipal d’Alzira los primeros volúmenes que, junto a los fondos propios del rico archivo municipal, conforman inicialmente el Centre Bibliogràfic Jaume I, un punto de referencia para investigadores.

Los documentos aportados por la AVL se unen a unos fondos municipales entre los que figuran cuatro pergaminos con la rúbrica original del monarca o una joya como el Aureum Opus, un códice miniado de finales del siglo XIV que recoge los privilegios concedidos tanto a Alzira como al antiguo Reino de Valencia por Jaume I y sus sucesores y que contiene una de las representaciones más antiguas del monarca. Los archivos crecen con libros actuales. El CRONISTA ALCIREÑO, AURELIANO LAIRÓN (Associació de Cronistes Oficials del Regne de València), presentó el libro «Jaume. Les peripècies d’un rei valent», una adaptación de la vida del Conqueridor para niños, con imágenes de la alcudiana Lídia Boix.

Se pueden encontrar también en el municipio los restos del templo de Santa María, probablemente la primera iglesia alcireña de culto cristiano, los vestigios del templo de Sant Agustí, la antigua iglesia conventual o la Pileta del Martiri dels Sants Patrons, que rememora la presencia del monarca. Por otro lado, el Retaule de Sant Silvestre del artista Vicente Requena se encuentra en la casa consistorial.

Fuente: http://ocio.superdeporte.es

CAMPANES I CONVIVÈNCIA VEÏNAL

CAMPANES I CONVIVÈNCIA VEÏNAL

LLUÍS MESA REIG, CRONISTA OFICIAL D’ESTIVELLA

En la nostra cultura hi ha un element patrimonial viu i sonor que ha sobreviscut al llarg dels segles: les campanes. Un símbol al qual el cristianisme li va atorgar un paper especial però que ha perviscut també per damunt de les creences religioses. Són l´únic objecte beneït que apareix en els llibres de batejos dels Quinque Libri, la qual cosa explica el gran valor que estes han tingut. Però també formen part dels campanars, un element d´alt component civil, ja que els rellotges que allí se situaven eren mantinguts històricament pels ajuntaments. El més important és que elles han format sempre part de la mesura del temps, dels períodes estacionals, dels festejos, dels perills o del moment de regs o de grans calamitats. No s´entendria el so de centenaris d´anys d´història sense el toc d´una campana que ho indicara.

Malauradament eixe ritual i el món de la campanologia havia caigut en l´oblit. La mancança de campaners i voltejadors i l´electrificació dels tocs va fer que estes deixaren de ser reconegudes en gran part. Tanmateix des dels anys 80, amb l´aparició del Gremi de Campaners, de la Federació Valenciana de Campaners i d´unes altres colles, el món de les campanes reviscolà. Es van restaurar en moltes poblacions i a poc a poc els tocs manuals formen novament part dels pobles i de les ciutats valencianes. L´existència d´un gran mestre com Francesc Llop i uns altres campanòlegs s´ha constituït com a referent en l´estat espanyol i en altres països. De fet han participat en nombrosos projectes per a recuperar campanes i tocs manuals en nombroses ciutats. La medalla de bronze del VII Centenari de Jaume I lliurada per la Generalitat o el premi Josep Maria Blasco de patrimoni de l´Associació Arrels d´Estivella en són uns exemples del seu progressiu reconeixement.

El territori valencià, per tant, és un espai privilegiat on la revalorització del paper patrimonial ha tingut un paper molt destacat. Eixa realitat hauria de fer de reflexionar quan el legítim dret ciutadà a reclamar es realitza perquè es considera que les campanes i els seus tocs no són conciliables amb la convivència de veïns i veïnes. Tot en la vida és negociable i parlant s´entén la gent. Però caldria pensar que les campanes no fan soroll sinó tocs, siguen horaris festius o de dol. Elles suposen una mesura col·lectiva del temps que en estos anys d´excessiu individualisme no s´hauria de perdre. Són un element que vincula a una comunitat urbana o rural, a un poble o a una ciutat. Fa sentir partícips d´un espai compartit. Si algun dia s´emmudiren del tot, esta societat no sols seria menys visible sinó que perdria part de la personalitat i la manera d´expressar-se de les poblacions. No és bo per tant entrar en conflicte amb les campanes ni protestar de manera extrema contra eixe so. Resulta trist que a vegades no s´entenga el paper cultural que tenen i es crega que són un element agressiu o confessional que no tenen lloc en una societat laica i contemporània. Hui ha sigut el cas de l´església de Sant Nicolau i Sant Pere del Cap i Casal el que ha botat a la premsa però de segur que malauradament no serà l´últim. Caldria que la ciutadania demanara els seus drets però sense oblidar-se del que significa la campana i tot el seu món.

En definitiva, cal deixar temps per a pactar i assegurar la convivència pacífica des la comprensió al valor patrimonial, també al sonor. Respectem el patrimoni més positiu del passat i fem que l´harmonia supere les incomprensions i mantinga alhora el patrimoni sonor col·lectiu.

Fuente: http://www.levante-emv.com

CHUPA SANGRE

ANTONIO LUIS GALIANO, CRONISTA OFICIAL DE ORIHUELA

Dentro del lenguaje cotidiano, cuando vemos a una persona que se aprovecha de otra, que se pega al amparo de su éxito, o se beneficia descaradamente del apoyo de los demás; no dudamos en calificarla como ‘chupa sangre’. Pero esto, que es frecuente entre humanos, no lo es tanto en la ficción si se nos presenta a un personaje como Drácula, inmortalizado y nunca mejor dicho, por el novelista irlandés Bram Stoker, aunque sea convirtiéndolo en vampiro, por aquello de que esta especie de murciélago se alimenta de sangre de los mamíferos de gran tamaño como el ganado equino o bovino. Pero chupa sangres encontramos en todo el abanico de insectos y anélidos que para sobrevivir se alimentan de la sangre de otros. Así, desde las ladillas que hacen de las suyas en el vello púbico, pasando por los mosquitos que cuando pican, hasta las sanguijuelas cuya utilización se remonta a más de tres mil años. Estas últimas eran las que servían al sangrador, más bien maestro sangrador, para extraer de las venas pequeñas cantidades de sangre con la creencia de que, con esta manera el enfermo sanaría. Sin embargo, si bien en ocasiones se alcanzaba un resultado placebo, en otras, lo que se conseguía era complicar más la salud de dicho enfermo. También, en ocasiones, los sangradores empleaban instrumentos más sofisticados para ejercer dicho trabajo.

Aquel que ejercía este oficio y que recibía dicho nombre de sangrador, muchas veces también trabajaba como barbero y sacamuelas, y de alguna manera estaba próximo a los profesionales de la medicina en siglos pasados.

En Orihuela, en 1754 existían tres sangradores, uno de ellos, llamado Gregorio, hijo de Pedro Raymundo, que había contraído nupcias con Rosa García, hija de Manuel García y Vicenta Vier, y de cuyo matrimonio habían nacido seis vástagos: Antonio, Casimiro, Francisco, Joseph, Teresa y María.

El día de Todos los Santos de 1753, el citado Gregorio Raymundo otorgó testamento ante Bautista Alemán, dejando sin efecto otro anterior ante el notario Pascual Linares, pero el interesado «no se acordaba del día, mes y año».

No debía tener una economía muy boyante puesto que no se hace referencia a propiedades y sólo dejaba mandas para la salvación de su alma. Así, además de ordenar que una vez que hubiera fallecido, su cuerpo fuera vestido con el hábito del ‘Serafín San Francisco’ y enterrado en la iglesia parroquial donde muriese, pedía que a su sepelio asistieran cinco clérigos y cuatro pobres alumbrando con hachas. Mandaba que el día de su muerte, si era hora «competente» o al siguiente, se le dijera una misa cantada de cuerpo presente, así como que se le dijeran sesenta misas rezadas de la limosna adecuada, celebrándose por mitad en la parroquia donde fuera soterrado y en el convento de San Francisco de la población en la que había expirado. Por lo demás donaba un real de plata a cada una de las siguientes instituciones: Píos Lugares de la Casa Santa de Jerusalén, Hospital General de Valencia y para la redención de cautivos.

Por supuesto que en el caso hipotético de que le adeudasen alguna cantidad o por el contrario él fuera deudor, hacía responsables del cobro o del pago a sus legítimos herederos, que lo eran sus seis hijos por partes iguales. Para los cuales designaba como tutor, además de como albacea a Pedro Martínez, vecino de Orihuela, al cual le otorgaba plenos poderes para que tomase de sus bienes las cantidades necesarias a fin de cumplir con sus obligaciones. Actuaron como testigos el sacristán Joseph Rodríguez, Joseph de Aguilar y Manuel Bidad.

Hasta aquí, salvo la no especificación de los bienes que poseía, todo estaba dentro de lo normal, incluso al especificar que su mujer había acudido al matrimonio sin aportar dote. Pero este último asunto se intentó aclarar cuatro meses después, el 8 de marzo de 1754, al celebrar «cartas entre partes». En ellas se establecía que los padres de la esposa le ofrecieron como dote 152 libras, las cuales Gregorio reconocía que las había recibido, pero que al no poder entregarlas, renunciaba «la excepción de la nom numerata pecunia», que podríamos interpretarlo como que declinaba el percibirla, otorgando recibo de ello a sus suegros, comprometiéndose a que dicha cantidad sería imputable a todos los efectos a su esposa, quedando para ella, aunque el matrimonio se disolviera. De igual forma, declaraba que al acceder a dicho matrimonio no aportó ningún bien, pero al fallecer su padre heredó 250 libras que las invirtió en la adquisición de su casa, lo cual la esposa ratificó, prometiendo que siempre dicha cantidad sería capital y patrimonio de su esposo. Todo quedaba atado y muy bien sujeto, y para ello firmaban los testigos, Bautista Alexandro Alemán, Joseph Limiñana y Christóbal Rodríguez, maestro del Arte de la Seda.

Aquí, el bueno del maestro sangrador, demostró que no quería seguir el mismo camino que las sanguijuelas que empleaba para succionar la sangre de sus clientes, y que favorecía a su esposa, e indudablemente a sus seis hijos como herederos legítimos.

Fuente: http://www.laverdad.es

LA EXPOSICIÓN DEL CENTENARIO DEL SINDICAT AGRICOLA HA RECIBIDO 1.100 VISITAS

LA EXPOSICIÓN DEL CENTENARIO DEL SINDICAT AGRICOLA HA RECIBIDO 1

El pasado domingo se clausuró la exposición dedicada a conmemorar el centenario del nacimiento del Sindicato Agrícola de Rafelbunyol que ha recibido 1.100 visitas.

Inaugurada el pasado 25 de noviembre ha sido la primera exposición histórica del equipo de gobierno actual en la cual se han reconstruido los primeros años de existencia de la organización agraria, su funcionamiento y la inauguración del edificio social, que ahora es Casa de la Cultura, a través de periódicos, documentación y objetos de la época. La muestra también ha dedicado un apartado a su fundador –Juan Bautista Fenollosa Alcaina- y ha mostrado la presencia del edificio en la evolución del municipio a través de fotografías históricas.

Un proyecto con mucha participación en el préstamo de los elementos, en el que además de la familia del fundador, han aportado fotografías y elementos etnológicos algunos vecinos y el Archivo histórico y fotográfico de la Diputación de Valencia que facilitó reproducción de algunos expedientes. Y también participativo en el proceso de investigación, en el que ha participado el CRONISTA LOCAL, SALVADOR GARCIA LLOPIS (Associació de Cronistes Oficials del Regne de València) y Samuel Garrido, Profesor Titular de Historia e Instituciones Económicas de la Universitat Jaume I.

380 personas del total de visitantes han correspondido a las visitas guiadas al alumnado de los centros educativos con explicaciones, adaptadas a sus conocimientos, de Ximo Vidal y Alicia Piquer, responsables de la investigación y montaje del proyecto. Por la exposición ha pasado alumnado del IES Rafelbunyol, del CEIP Virgen del Milagro y de la Escuela Permanente de Adultos. Una línea didáctica promovida por la Concejalía de Cultura, según su responsable Alicia Piquer “con los objetivos de acercar el pasado histórico a la población más joven, pero también generar hábitos culturales y hacer cotidiana la asistencia a las actividades culturales”.

Fuente: http://www.elperiodic.com

LA REVISTA DEL VINALOPÓ ABORDA POR PRIMERA VEZ EL ESTUDIO DEL ARTE EN LA COMARCA

LA REVISTA DEL VINALOPÓ ABORDA POR PRIMERA VEZ EL ESTUDIO DEL ARTE EN LA COMARCA

Javier Delicado, GABRIEL SEGURA y Alejandro Cañestro | Jesús Cruces

El académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y profesor de la Universidad de Valencia, Javier Delicado, presentó el número 18 de la Revista del Vinalopó, editada por el Centro de Estudios Locales del  Vinalopó, CEL, en un acto celebrado en la Casa de la Viuda de Rosas el viernes por la tarde. El profesor destacó la gran calidad de esta publicación, cuyo dossier está dedicado a la Historia del Arte en el Vinalopó: “El gran prestigio de esta revista hace que su influencia llegue a varias universidades, centros de estudios y museos arqueológicos, defendiendo el patrimonio cultural, natural e histórico de estas tierras”.  Delicado dio la enhorabuena a los promotores y autores por el rigor de esta revista científica dirigida al público en general, que excede el nivel de una publicación de este tipo “y es un referente para el investigador, el estudioso o el interesado”.

El artículo sobre el arte en Elda está firmado por Víctor M. López Arenas y estudia la arquitectura y los elementos artísticos de las iglesias de la Inmaculada, San Francisco de Sales y la capilla del colegio Sagrada Familia, todas ellas erigidas en la segunda mitad del siglo XX, cuando se produce una renovación del arte sacro en consonancia con el Concilio Vaticano II. Del templo de la Inmaculada destaca el retablo del importante ceramista Arcadio Blasco, que era amigo de su párroco, Joaquín Martínez Valls, compuesto por ocho paneles independientes sobre la vida de la Virgen y  una imagen central en madera de la Inmaculada. Por otra parte, de la iglesia de San Francisco de Sales analiza la arquitectura de García Solera, las esculturas del Cristo y la Virgen de Vicente Agulló Sanchís, el sagrario de Hans Fai y el vía crucis de Ramón Candelas. La capilla del colegio Sagrada Familia destaca por su arquitectura y la escultura de la Virgen, obra del jesuita Cinto Cánovas, a quien se la encargó el padre Vicente Parra.

Por otra parte, uno de los artículos más interesantes presenta en primicia el descubrimiento de un Cristo Crucificado de Salzillo en Monóvar.

El volumen está coordinado por el profesor de la Universidad de Alicante y doctor en Historia del Arte, Alejandro Cañestro, quien ha seleccionado ocho estudios inéditos sobre el arte en el Vinalopó desde el siglo XV al XX. Estos trabajos analizan diferentes obras artísticas en localidades como Elda, Petrer, Elche, Villena, Salinas, Novelda, Monóvar, Pinoso, Aspe, Sax, Campo de Mirra, Benejama, Hondón de las Nieves o Biar. Precisamente la revista quiere cubrir el vacío que existe sobre los estudios del arte y la arquitectura en Alicante, pues ni siquiera cuenta con un departamento específico en la Universidad. Para Cañestro, “si se tuviera que poner una pega a la revista sería la falta de estudios no religiosos, pero la Iglesia ha sido la gran patrocinadora del arte y esto es solo un primer paso”.

El director del CEL, y CRONISTA DE LA CIUDAD DE ELDA, GABRIEL SEGURA (Associació de Cronistes Oficials del Regne de València), indicó que esta era la primera de las presentaciones de la revista, que se realizará también en varias localidades del Vinalopó, en un ámbito que abarca desde Villena hasta Crevillente. Además, anunció la publicación del siguiente número de la Revista del Vinalopó en el mes de abril, que también tendrá el arte como tema principal. La revista, que se vende en papelerías y librerías, cuenta además con un apartado de fondos documentales y otro de Historia de la Edad Moderna, todo ello en los valles del Vinalopó.

Fuente: https://valledeelda.com